Histórico
26 diciembre 2012El Enganche

Historias de las Gradas: Feyenoord: Los mediáticos Het Legioen

Por Daniel Nieto (especialista en aficiones futbolísticas que escribe sección Historias de las Gradas)

Cuando hablamos sobre el fútbol holandés, casi siempre nos viene a la mente el Ajax. Si hablamos de Holanda, enseguida la relacionamos con Amsterdam. Sin embargo éste no es el único club importante a nivel europeo, puesto que hay otro muy cercano que ha dado alegrías tanto a ese país como a su ciudad en concreto, Rotterdam. El Feyenoord fue fundado en julio de 1908. Ha ganado 14 ligas y 11 copas de su país, 1 Copa de Europa, 1 Copa intercontinental y 2 Copas de la UEFA. Si nos referimos a su estadio, el primero en el que jugaron fue el Kromme Zandweg, hasta que en 1933, y debido a que cada vez iba más gente a ver al equipo, se decidió construir el Feyenoord Stadium, más conocido como “De Kuip” (“La bañera” en castellano, nombre tomado por la forma de su construcción).

El primer partido se jugó en 1937. Hay que destacar que el estadio fue ocupado por los nazis en su momento, y que estuvieron a punto de destruirlo por completo, ya que utilizaron muchos de los materiales del estadio. Pero al final sobrevivió a duras penas, ya que fue uno de los pocos sitios de la ciudad no bombardeados por la Luftwaffe. En esa época el Feyenoord tuvo que jugar sus partidos en el estadio del Sparta, equipo de la misma ciudad. La directiva tiene previsto que en 2016, aproximadamente, esté terminado el nuevo De Kuip, que se va a construir justo al lado del actual, y que pasará a tener una capacidad entre 80.000 y 100.000 espectadores, superando a los aproximadamente 55.000 con los que cuenta el actual. Pero lo que de verdad marca diferencias y lo que nos ocupa, es su afición, su increíble afición. Allí, mandam los “Het Legioen” (La legión, aunque también se les llama en ocasiones “los industriales”).

Como curiosidad, hay que señalar que en el Feyenoord nadie lleva el número 12 en homenaje y reconocimiento a su afición. Destacar también que en la mayoría de los partidos el estadio presenta un lleno casi absoluto, dejando claro su fidelidad semana tras semana. Sus seguidores tienen como ídolos a Coen Moulijn, Wim van Hanegem o Paul Bosvelt, jugadores que encarnaban la lucha y el sacrificio que caracterizan a la propia hinchada. Según Jules Deelder, poeta de Rotterdam: “El dinero del país se gana en Rotterdam, se reparte en La Haya y se tira por el retrete en Amsterdam”. Puede que esta relación no sea la mejor para explicar algo pero refleja claramente lo que piensan los seguidores del Feyenoord.

Sin embargo hay una parte dentro de su hinchada que se ha hecho notar a partir de la final de la Copa de la UEFA con el Tottenham, cuando algunos hooligans londinenses comenzaron a arrojar asientos a los hinchas holandeses y estos respondieron. En aquel momento se creyó que sería un hecho aislado pero no fue así. Surgió un grupo de hooligans del Feyenoord conocido en Europa como “Don´t run away” (Nunca huímos) que en ocasiones ha creado una mala imagen del equipo y más de un quebradero de cabeza a su directiva. A partir de ese momento han tenido infinidad de enfrentamientos, sobre todo en la propia Holanda y Alemania. En Monchengladbach incluso rodearon a la policía germana durante más de dos horas.

Pero esto no fue lo último ni lo más grave. ‘La Legión’ ha protagonizado uno de los episodios de violencia en Holanda que mayor repercusión mediática tuvo tanto dentro como fuera de Holanda y del que mayores consecuencias se derivaron fue el enfrentamiento entre miembros de la F-side del Ajax de Amsterdam y la SCF del Feyenoord (Beverwijk el 23 de Marzo de 1997). Aquella pelea en un área de servicio de la citada localidad, trajo consigo la muerte, en medio de la pelea, de Carlo Picornie, capo de la F-side, a manos de varios miembros de la SCF. Esta muerte desencadenó numerosas detenciones de aficionados radicales del Feyenoord (principalmente) y del Ajax, así como la adopción de medidas especiales por parte de las autoridades holandesas para neutralizar la violencia en el fútbol. Este episodio permanece vivo en la memoria de ambas hinchadas y no ha hecho más que acrecentar el odio visceral que sienten unos por otros. Así lo demuestran cada ‘Klasiekker’

También te interesa: Feyenoord: Niños en la Champions

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche