Histórico
11 diciembre 2012Jose David López

Golden Boy: Isco, Courtois o El Shaarawy, principe 2012

No ha logrado aún la repercusión mediática y comercial (casi hay que dar gracias por ello) del Balón de Oro, pero al igual que su ‘hermano mayor’, sí representa a los mejores jugadores en el espacio de una temporada futbolística. Desde 2003, el diario deportivo italiano TuttoSport, entrega cada curso un premio al Mejor Joven europeo menor de 21 años, al que le otorga el Golden Boy (no confundir con Trofeo Bravo, que entrega Guerin Sportivo desde 1978). La aún escueta lista de vencedores en este galardón que aún no llega a su década de vida, refleja el potencial de los seleccionados y, sobre todo, atestigua la capacidad de progresión de aquellos que lograron el galardón. Por aquí ya han desfilado Van der Vaart, Rooney, Cesc, Agüero, Pato o Balotelli, pero sobre todo, lo ganó Lionel Messi. Una muestra perfecta de capacidad que colocará en la élite absoluta este curso a un nuevo ‘elegido’.

Isco (Málaga), Courtois (Atlético de Madrid) y El Shaarawy (Milan), son los tres últimos candidatos, los tres últimos seleccionados para la terna definitiva de la que saldrá el ganador, que sustituirá a Mario Gotze como mejor Sub 21 del 2012. Un trío de enorme categoría, ya afincada en el primer nivel y con mucha proyección pese a sus grandes aptitudes ya demostradas en la élite estos últimos años, pero con enormes diferencias en cualidades y aportes dentro de una plantilla. Por ello, a apenas una semana de conocer el ganador de 2012, queríamos plantear a los oyentes el debate sobre quién es el merecedor del Golden Boy este curso. Aquí, valoramos sus méritos y damos nuestro particular veredicto.

Ganador: Isco (Málaga): El enganche español ha tenido un año completo de momentos determinantes donde ha podido ser analizado al detalle. Diferentes torneos, contextos, necesidades y experiencias como la explosión definitiva en Liga, la progresión evidente en una Champions League donde se ha convertido en la revelación con el equipo malacitano y, por desgracia, unos Juegos Olímpicos donde decepcionó sobremanera como todos los internacionales españoles allí presentes. Su punto negativo es, precisamente, pertenecer a un club de los no catalogados de ‘gigantes’, aunque su irrupción continental supera cualquier obstáculo precisamente debido a lo inesperado del salto que este curso han protagonizado los de La Rosaleda. Técnicamente perfecto, inteligente en espacios reducidos, líder carismático desde el talento individual y una visión de juego estupenda para actuar detrás de dos puntas o con libertad entre líneas. Todo lo que además, le ha servido para llegar ya a la selección española absoluta. Ha sido su año.

Segundo: El Shaarawy (Milan): Hace más de un año lo etiqueté como la ‘hiperactividad faraónica’ y sigo pensando que el italo-egipcio es, sobre todo, un jugador para moverse con libertad en cualquier zona de ataque porque aporta múltiples alternativas. Tiene llegada, sabe asociarse, cae a banda sin problemas y este curso ha estructurado todas esas cualidades para terminar definiéndose como un gran definidor. Es dinámico, con gran cambio de ritmo, inteligente en su constante búsqueda de espacios y revulsivo por la actividad que genera a su alrededor, lo que le ha servido para ganarse un lugar fijo en este Milan donde no partía con muchas opciones iniciales hasta convertirse en el ‘salvador’ con 14 goles en lo que llevamos de curso. Todo para crear el impacto necesario como para alcanzar la selección italiana absoluta y apuntar directamente hacia el Mundial 2014. Un año estupendo que quizás le sirva para ganar puesto que el caché europeo que sí tiene el equipo lombardo es lo que le  falla a Isco como favorito.

Tercero: Courtois (Atlético de Madrid): Quizás por aquello de que los porteros necesitan multiplicar sus aportes muchísimo más que los jugadores de campo, sus opciones en este trío son menores. Nadie discute pese a todo que ha sido clave en el renacer del club rojiblanco, que fue determinante en el doble título continental de este 2012 (Europa League-Supercopa Europa) y que su seguridad al frente de la selección belga es notable. La progresión que, por otra parte, todos esperábamos tras haberlo visto destacar sobremanera como estrella juvenil del Genk que alcanzó la Champions League tras ganar el campeonato belga. Aún perteneciente al Chelsea, que lo tiene cedido en el Calderón, está llamado a suplir a Cech en unos años. Ardua tarea para la que año tras años demuestra empezar a estar preparado. Corpulento, alto, seguro en juego aéreo, de grandes movimientos y estabilidad más allá de algún problema puntual en partidos concretos. El guardameta del futuro ya está aquí.

Todas las Jóvenes Promesas en nuestra Sección Exclusiva

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche