Histórico
30 diciembre 2012Jesús Camacho

Fergie Suter, primer profesional de la historia

El fútbol ha construido su grandeza basando su fortaleza en el modelo económico, en las grandes sumas de dinero que se mueven en derredor de un juego de explotación capitalista que, utilizando como excusa y metáfora una pelota, ha construido un gran Imperio monetario. Hoy el juego y la pelota son la excusa para generar dinero, pero hubo un tiempo, unos inicios, en los que no fue así. La anónima carrera de Fergus Suter poseía todos los componentes necesarios para haber permanecido oculta entre los legajos históricos de los inicios del fútbol y escondida en el enjambre del olvido, puesto que este escocés nacido en Glasgow en 1858, no era más que un simple cantero albañil que empleaba sus momentos de ocio jugando al fútbol. Aunque en su caso, con bastante talento y acierto.

En aquellos inicios del fútbol, durante el siglo XIX este escocés comenzó a jugar en las filas del Partick Thistle y el Rangers F.C. Se dio a conocer jugando en las filas del Partick Thistle, conjunto en el que comenzó a llamar la atención de los clubes ingleses tras disputar un encuentro ante el Darwen FC y mostrarse una vez más al día siguiente, donde se midió al Blackburn Rovers. Ese mismo 1878, aquellos clubes ingleses se interesaron y Suter se marchó a Inglaterra para reforzar las filas del Darwen F.C, conjunto al que llegó para convertirse en uno de los futbolistas estrellas de su generación. Nada más llegar la controversia se instaló en derredor suyo, pues Suter dejó su trabajo de cantero y albañil porque la piedra de la zona era muy difícil trabajar. Sin medios económicos visibles, la gente no tardó en llegar a la conclusión de que el defensa estaba recibiendo remuneración económica por jugar con el Darwen. Un asunto absolutamente ilegal en una época en la que el profesionalismo estaba perseguido y nada bien visto por las asociaciones legales del fútbol inglés.

El escocés se desenvolvía en la posición de defensor lateral, marcador de punta, una demarcación para la que los ingleses utilizan el término full-back. Sus actividades dentro del terreno de juego no fueron la única razón por la que su nombre permanece vivo en el recuerdo histórico del fútbol. Cuentan que el carácter ardiente del explosivo defensa escocés generó tanta polémica, como la que en su momento pudieron generar históricos tipos duros de la historia del fútbol inglés como Eric Cantona y Vinnie Jones. La polémica le persiguió durante toda su carrera, el debate y las discusiones sobre si Suter recibía remuneración económica, generó una profunda controversia en aquella época. En aquellos primeros días los jugadores eran estrictamente aficionados, amateurs y, los rumores de profesionalidad de Suter, enardecieron los debates oficiales y extraoficiales de la época.

Tampoco su marcha del Darwen al Blackburn Rovers mitigó el aura controversial que envolvió su figura histórica, pues tras su brillante y escandaloso pasó por el Darwen (que jamás perdonó a Fergie aquella deslealtad), firmó por el que era uno de los máximos rivales del conjunto de Lancashire. Fergie Suter se unió al club en 1880 y, nuevamente fue acusado de profesionalismo al considerar que Suter se había marchado aceptando una mejora económica. El caso es que Fergie se convirtió en una de las estrellas del Blackburn, un futbolista cuya aportación histórica es ampliamente reconocida por haber ayudado a transformar al club en uno de los mejores de Inglaterra de la época.

Precisamente cuando ambos equipos se enfrentaron en el Alexandra Meadows, en un partido de Copa disputado en noviembre de 1880, se vivió un enrarecido ambiente por la traición de Suter, que generó un enfrentamiento muy caliente sobre el terreno de juego. El momento culminante del mismo se vivió con un serio enfrentamiento, una lucha encarnizada entre Suter y un futbolista del Darwen llamado Marshall. Tal fue el grado de tensión y malestar generado en aquel encuentro, que ambos equipos llegaron a un acuerdo para que el partido de vuelta fuera cancelado, evitando cualquier tipo de encuentro exceptuando los partidos de la copa.

Recientemente la Casa Christie’s puso en venta una de las medallas de la FA Cup que conquistó Suter, que disputó cuatro finales de la FA Cup, y conquistó tres de ellas. En concreto la medalla que Christie ‘s puso a subasta en Londres, en un precio de £ 6.000, correspondía a la de la victoria de su equipo en 1885 ante el Queens Park de Glasgow. En aquella medalla que hace 127 años colgó del cuello del jugador escocés, quedó uno de los vestigios históricos del inicio del profesionalismo.

La profundidad histórica de un futbolista, una estrella, que en foto de estudio posa para la posteridad con sus brazos en jarra, uniforme blanco, típico bigote inglés, peinado inmaculado y apoyado en una columna sobre la que resbala una piel de oso que le llega a los pies. Una centenaria fotografía a la que la vieja pátina del tiempo y los contrastes del blanco y el negro han otorgado el halo de grandeza que corresponde a aquel que protagonizó el primer episodio de profesionalismo conocido en la historia del fútbol.

También te interesa: Old Firm: La eterna dualidad de Glasgow

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Fergie Suter, primer profesional de la historia, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche