Histórico
3 diciembre 2012Jose David López

Champions: Cinco detalles de la jornada (VI)

La Champions League se despedirá hasta el mes de febrero esta semana, dando libertad al frío, ausentándose en las fechas más hostiles y empezando a generar sensaciones especiales hasta que decida recuperar su versión más ‘copera’ de cara a los octavos de final. Allí estarán los dieciséis mejores clubes europeos del curso y, aunque esta sexta jornada de la fase de grupos llega con mucho camino ya decidido, hay aún tres plazas en juego a repartir entre seis aspirantes que llegan con opciones. Entre ellos, evidentemente destaca la posible eliminación del Chelsea, dependiente de terceros resultados, la necesidad de la Juventus y Benfica o las opciones imprevisibles de citarse con la ‘súper-élite’ que no tenían previsto en Celtic, Cluj o Galatasaray. Además, aún hay cuatro grupos que deben solucionar el orden de sus dos primeras plazas, elemento clave para el sorteo del próximo día 20 de diciembre. Estos son los cinco epicentros clave de la jornada.

Shakhtar-Juventus: Nadie depende de nadie y todos dependen de todos. La explicación está mil veces analizada en diferentes casos que la agenda y casualidad ha querido cuestionar la competitividad real de algunos clubes. Ambos estarían clasificados con un empate, siendo los ucranianos líderes y los italianos segundos, por lo que la primera clave será, ante todo, estar atentos a cualquier detalle que ponga en duda su honor y fidelidad al deporte limpio. Si ese compañerismo previsto (sería extraño un resultad distinto de un empate) no se cumple, los locales ya están clasificados, por lo que una victoria de los turineses les colocaría además como primeros de su grupo. Solo perdiendo, la Vecchia podría quedar fuera de la siguiente fase.

Chelsea-Nordsjaelland: Quien tendrá más ojos puestos en Donetsk que en su propio Stamford Bridge será el Chelsea de Rafa Benítez, que no ha podido tener un arranque de proyecto más turbio en resultados (tres partidos con dos puntos en empates sin goles y una derrota) y en sensaciones. Su reto es más que complicado pues pese a que poder retomar fuerzas y confianza ganando al campeón danés que nada se juega, puede ser factible y se da por sentado en Londres, su total dependencia de lo que ocurra en suelo ucraniano le hace ser pesimista. Necesita ganar y que el Shakhtar también venza en su duelo ante la Juventus porque aun ganando en suelo Blue, un empate o victoria italiana, le dejaría fuera de octavos. El campeón está al borde del abismo.

Celtic-Spartak Moscú: Resulta tan anecdótico como realista que Celtic Park haya pasado en un año de quedarse fuera de la fase de grupos de la Europa League (solo la eliminación en despacho del Sion suizo le habilitó para volver a quedar en entredicho semanas más tarde), a vencer al Barcelona y aspirar a meterse en octavos de final de la Champions League. Y todo esto, además, sin cambiar excesivamente la base de su plantilla (es más, podría decirse que perdiendo a Ki y Loovens, el nivel es incluso peor que el que tenía el pasado curso) y con el rival vecinal sufriendo en cuarta división (Rangers descendido por impagos y deuda acumulada). Un momento absolutamente histórico para un gigante que hacía décadas que no se veía en un contexto como el actual. Ganando a un Spartak en crisis decadente y sin nada en juego, espera que un Barcelona ya clasificado como líder, no pierda en casa ante el Benfica, pues los lusos tienen mismos puntos que el Celtic pero le ganan en duelos directos. Una noche vibrante de transistor y nervios en suelo católico.

Braga-Galatasaray: Esperaban en Portugal que esta última jornada tuviera más en juego pero el Braga no ha sido capaz de competir en un grupo donde partía con más aspiraciones, por lo que todo queda en juego para su rival. El Galatasaray sí depende de sí mismo y con una victoria se colocaría entre los ‘elegidos’, dejando todo en el aire si no es capaz de imponerse a domicilio. Si empata o pierde, también podría tener la suerte de cara, pues su principal rival estará en Old Trafford.

Manchester United-Cluj: Y es que pese a que su competitividad y desempeño han sido mucho más altos de lo esperado, el campeón rumano, Cluj, aún tiene ante sí la osadía más grande de su historia. Si quiere tener opciones debe puntuar en El Teatro de los Sueños aunque, eso sí, contra un United que nada se juega, que ya tiene la primera plaza asegurada y que viene de sufrir muchísimos problemas defensivos. Ferguson rotará por completo su equipo y eso puede condicionar la noche europea más famosa de la historia en Transilvania.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche