Histórico
26 diciembre 2012Jose David López

Carlos Muñoz: Vivacidad goleadora para Chile

No es la primera vez que hemos hablado aquí de las dudas que están generando en Europa las jóvenes promesas sudamericanas, con clubes que cierran las puertas a agentes de estas latitudes (en la Bundesliga varios equipos, entre ellos el Bayern, han asegurado que no van a moverse en el mercado americano) o países muy exportadores que ahora padecen una grave crisis en el mercado de traspasos (los potreros argentinos y el bajo nivel de su fútbol son un ejemplo perfecto de reducción de fabricación de promesas). Pero para revelarse ante tantas dudas y obstáculos, viene apareciendo en los últimos años el fútbol chileno que, trabajando muy bien la base y reforzando la capacidad física-caracterial de sus jugadores, ha logrado colocar a varios de ellos en clubes de primerísimo nivel. Y el siguiente en esa cadena evolutiva que va alcanzando cotas para alcanzar mayor éxito es Carlos Muñoz.

Se trata de un delantero de 23 años, actualmente en Colo Colo y cuyo primer dato informativo para aclarar su principal cualidad, es que suma a estas alturas de temporada 19 goles en el fútbol chileno como referencia del equipo Cacique. Tiene un formidable disparo desde media distancia (una de las bases de su gran capacidad rematadora), es muy enérgico en movimientos, logra mucha presencia en cada partido, es muy inteligente en espacios reducidos, sobre todo para buscar la espalda a sus defensores u ocupar espacios para buscar remates de cabeza. Siempre presenta disponibilidad para desmarcarse en largo, buscar asociaciones retrasando un poco su posición o buscando el remate por llegada, porque pese a sus cifras, no es un delantero de área o excesivamente estático sino móvil y desde luego, muy dinámico para ofrecer más alternativas.

Lleva un año y unos meses en Colo Colo pero su progresión ha sido tremenda y su capacidad competitiva va en claro aumento, por lo que es más que factible que cuando termina la campaña chilena en unas semanas, pueda ser uno de los jugadores que tenga alternativas de mercado en Europa. Por su buena capacidad rematadora, su lectura de situaciones de juego para sacar réditos constantemente y su estatura, ya que es bajito con apenas 1.73 de altura, la comparativa actual en suelo europeo podría estar en una versión chilena (aún por explotar y por rodar en escenarios de primer nivel para terminar de completar su análisis), de Chicharito Hernández.

Muñoz nació en Valparaíso, al oeste de Chile y su vida estaba destinada al fútbol desde sus primeros días. Su padre es un ex coordinador de Santiago Wanderers, el singular club de esa misma ciudad, por lo que desde pequeño entró a la cantera del equipo Caturro. Fue goleador estrella del campeonato Sub 16 y gracias a aquello, su club decidió hacerlo debutar con 17 años en la primera división chilena. Su equipo descendió, él decidió quedarse para buscar minutos que no iban a llegar y que le obligaron a marcharse cedido a Unión Quilpué, donde unos problemas con su contrato le hicieron regresar sin haber triunfado. De nuevo en Wanderers siguió jugando en los juveniles hasta que se le confirmó que en 2010 sería ya parte asegurada de la primera plantilla. Y lo aprovechó, fue su año ideal, siendo el goleador de su equipo, con diecisiete goles y ganó el premio al Mejor Delantero del campeonato y de su equipo.

Se ganó el derecho a entrar en los planes de la Selección chilena en la pasada Copa América donde tuvo unos minutos y ese crecimiento llamó la atención de Colo-Colo que a mediados de 2011, pagó un millón y medio de dólares por el 50% de sus derechos en el traspaso más caro de la historia del fútbol chileno. Con el Cacique logró hacerse hueco como segundo delantero y tuvo una noche inspirada que pasó a la historia y que le marcara para siempre. Jugaba ante su ex equipo cuando el portero fue expulsado y él decidió colocarse bajo palos por iniciativa propia. No sólo había marcado ya un gol previo en ese partido sino que paró un penalti con los guantes. Y desde allí, convertido en estrella, con goles en clásicos, en citas determinantes así como ganándose poco a poco un puesto en la selección pese a la enorme competencia ofensiva que existe ahora mismo en la Roja. Por tanto, goles, intuición y muchísima energía en cada movimiento para el actual goleador del fútbol chileno y, seguramente, próximo en dar el salto a Europa en los próximos meses…

Todas las Jóvenes Promesas en nuestra Sección Exclusiva

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche