Histórico
19 diciembre 2012Francisco Ortí

Bianchi y Ramón Díaz, solución en blanco y negro

La realidad en blanco y negro miente para parecer mejor. Se disfraza más seria, se viste más elegante, presume de ser más sincera. Las fotografías de Ramón Masats y Henri Cartier-Bresson o la cruda Lista de Schindler se entenderían de manera distinta si hubieran sido distorsionadas por una paleta de colores. El blanco y negro evoca al pasado, y cuando se observa lo vivido a través de la cerradura del tiempo sólo se atisba lo interesante, lo que uno quiere recordar. Lo negativo, lo malo o lo anodino queda escondido tras una puerta que más vale no abrir jamás y permite fingir que nada de eso existió. Es un engaño voluntario.

Por ello, en el imaginario popular se considera que todo en el pasado era mejor. Se asume que antes se tocaba mejor música, las estrellas de cine eran más glamourosas y el arte era inteligible, mientras que en el presente todo ha bajado uno o dos peldaños en la escala de la calidad. No todo el mundo estará de acuerdo con la idealización del pasado, pero sí el fútbol argentino. La “extraña insatisfacción” que observó José Ortega y Gasset como rasgo de la personalidad argentina busca respuestas en líderes de producción propia y la decadencia presente ha provocado que el fútbol argentino se vea obligado a buscarlos en blanco y negro.

Es lo que ha sucedido en Boca Juniors y River Plate. Los dos colosos de Argentina han brillado en una cultura repleta de iconos que personifican cada uno de sus éxitos. Los Diego Armando Maradona, Enzo Francescoli, Ángel Labruna o el Atómico Boyé evocan momentos de gloria ahora perdidos en el tiempo. Tanto Boca como River Plate se encuentran sumidos en una crisis (especialmente los Millonarios) que les aleja de su estatus de dominadores del campeonato argentino y recientemente han visto como el ‘proletariado’ ha logrado convivir con la nobleza sin necesidad de que la sangre azul corriera por sus venas. El fútbol es de todos, y en Argentina más todavía, donde se han visto cinco campeones distintos en los seis últimos torneos.

Buscando revivir esas glorias en blanco y negro, Boca Juniors y River Plate han rescatado la solución del pasado. Los Xeneizes han recuperado para su banquillo la figura de Carlos Bianchi y los Millonarios han hecho lo propio con Ramón Díaz. En dos estrategias paralelas, los dos históricos del fútbol argentino han optado por sentar en sus bancos a dos iconos sinónimos de gloria. Se trata de un intento desesperado por resucitar el pasado, los éxitos y la ilusión enterrados durante unos años en los que ambos han quedado alejados de la élite de Sudamérica, cuyo trono está ocupado actualmente por los equipos brasileños.

La situación es más extrema en el caso de River Plate. Los Millonarios no han conseguido levantar un título de liga desde el cambio de siglo y han vivido un traumático paso por la B que ha purgado gran parte de sus males, pero continúan alejados de su mejor época. Por eso, desde el Monumental se ha recurrido a Ramón Díaz como medida desesperada. Con el Pelado, River Plate venció cinco veces la liga argentina, se proclamó campeón de la Supercopa Sudamericana y alcanzó el cielo ganando la Copa Libertadores en 1996. Su vuelta al banco de River pretende revivir un sucedáneo de aquellos éxitos.

Boca, por su parte, ha logrado mantener su condición de equipo poderoso en Argentina rascando títulos sueltos, cinco ligas desde el cambio de siglo. Sin embargo, en La Bombonera era necesario un revulsivo que desbloqueara a un club estancado. Y ese revulsivo es Carlos Bianchi. Su nombre es el paradigma del éxito en Boca y con él se lograron tres Copas Libertadores y dos Intercontinentales. Logrando que los Xeneizes fueran considerados como uno de los equipos más poderosos del planeta. Paradójicamente, la primera petición de Bianchi para su ‘nuevo’ Boca Juniors ha sido recuperar a Juan Román Riquelme. Parece que hasta los iconos del pasado buscan soluciones en blanco y negro. Cualquier tiempo pasado…

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche