Histórico
9 noviembre 2012El Enganche

Real Madrid: Xabi Alonso y un nuevo Fernando Redondo

Por Alberto Piñero, periodista cobertura diaria Real Madrid (@pineroalberto)

Muchas eran las voces que este verano, e incluso ya el verano pasado, apuntaban a que el Real Madrid gozaba de la que podía ser su plantilla más talentosa de la historia. Y sin embargo, dos partidos casi consecutivos sin vencer al Borussia Dortmund han servido para que algunas voces se levanten ya clamando contra el Virus FIFA y la mala fortuna con las lesiones. Cierto es que ambas corrientes no son excluyentes entre sí. Pero igual de cierto es también que no todas las lesiones y las ausencias son iguales. Y se está comprobando en estos partidos en los que no está Sami Khedira, así como en otros en los que ha faltado también Xabi Alonso.

Dicen que un equipo juega a lo que juegan sus mediocentros, y lo cierto es que el Real Madrid ha perdido parte de su esencia mientras que a José Mourinho le está costando encontrar un recambio de garantías al mediocentro teutón. Ya sea porque Essien viene arrastrando molestias físicas y ha ‘tenido’ que ausentarse de la medular para jugar en algunos partidos de lateral izquierdo. O ya sea porque a Modric le está costando adaptarse a esa posición de mediocentro, desde donde no está demostrando ni el equilibrio ni el despliegue ni el físico de Khedira, pero tampoco el temple ni el orden de Xabi Alonso.

Y estos síntomas de fragilidad y de escasez de recursos en el centro del campo deberían preocupar en cierta manera al madridismo. No ya por el presente inmediato, pues más pronto que tarde Khedira volverá a los terrenos de juego, sino más bien por el futuro a medio plazo. Concretamente, por el devenir del Real Madrid cuando falte Xabi Alonso, el indiscutible mariscal merengue en la medular durante los más de tres años que lleva en Concha Espina. Con su colocación, su visión del juego, su depuradísima técnica, su desplazamiento en largo, su facilidad para leer los partidos, su personalidad, y hasta su sacrificio en defensa, Xabi es uno de esos jugadores únicos, con denominación de origen, de ésos pocos que aportan menos en los videojuegos que en la realidad.

Y con estas cualidades en su haber, el tolosarra es uno de esos pocos jugadores que ha logrado ser indiscutible en el Real Madrid, que ha logrado ser la piedra angular sobre la que cimentar el equipo. Y lo cierto es que el equipo blanco ha conseguido aprender a sobrevivir sin él de alguna manera, pues no ha perdido en estas dos últimas temporadas cuando ha faltado. Aunque eso sí, otra cosa es lo que concierne al juego. Pues sin Xabi, al equipo blanco parece faltarle el guía al que seguir, la brújula que le orienta, el pilar al que agarrarse. Parece que sobre el campo hace una labor insípida, inocua, prescindible, pero cuando falta es uno de los jugadores que más puede echar de menos este Real Madrid.

Se vio ante el Zaragoza, con Modric y Essien como pareja de baile para dibujar un Madrid sin personalidad ante un equipo que no le exigió lo más mínimo. Pero es que también se vislumbra en otros partidos en los que Xabi está en el campo incluso. Ya sea porque los equipos contrarios saben de la importancia del tolosarra y le hacen un asfixiante marcaje individual del que le cuesta deshacerse. Ya sea porque ha habido encuentros en los que no ha terminado de compenetrarse con los Essien o Modric, y al redoblar esfuerzos para cubrir ciertos vacíos ha perdido eficiencia en otras facetas del juego. O ya sea simplemente porque estamos hablando de un jugador que entra esta temporada en los 31 años y es de suponer que cada vez vaya ofreciendo menos prestaciones.

De hecho, no parece casualidad que tuviera un arranque de temporada regular después de un verano cargado con la Eurocopa. Ni tampoco que coincidiera con el peor momento del Real Madrid. Es por ello que el club blanco no debería darle la espalda a estas señales. Ya atravesó por nueve años de un árido desierto cuando Fernando Redondo dejó el equipo, probando con los Fernando Gago, Mahamadou Diarra, Flavio Conceiçao, Javi García, Pablo García, Tomas Gravesen, Emerson, Celades, Cambiasso, Lassana Diarra, Rivera, o Makelele sin que ninguno de ellos tuviera una mínima parte del arraigo que tenía el ‘5’ argentino, pero tampoco del que ha adquirido Xabi Alonso en el Real Madrid. Y si no quiere volver a sentir de nuevo esa asfixia, haría bien en irse movilizando al respecto.

También te interesa: Real Madrid: Mourinho, debate sobre modelo de cantera

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche