Histórico
19 noviembre 2012Jose David López

Champions: Cinco detalles de la jornada (V)

Las semanas de competición europea toman mayor trascendencia conforme atraviesan diferentes etapas. La de reconocimiento de la fase de grupos ya pasó, incluso la de primeras sensaciones, por lo que llegados a este punto, unos divisan el peligroso panorama que han construido mientras otros disfrutan del margen obtenido para sacar rentabilidad a sus esfuerzos en estas dos últimas jornadas antes del obligatorio parón invernal. La quinta fecha de actividad en esta Champions League tendrá máximo interés por la posibilidad de que algunos de los claros candidatos al título puedan incluso quedarse fuera de la siguiente fase pero también, desde luego, por reconocer sorpresas e imprevistos que están a un pasito de confirmarse y dar ese salto competitivo con el que tanto soñaron. Con dos citas en horario ruso que amplían el catálogo y el disfrute (curiosamente dos españoles jugarán ambos días a las 18:00) pero sin margen de maniobra global para cualquier error, arranca seguramente la semana más interesante de los últimos meses. Y estos son los cinco detalles para seguirla.

Manchester City: El último día de esta vida

Argumentaba el fallecido Steve Jobs que cada día se hacía una pregunta que tenía que ver con si aprovechaba realmente las próximas 24 horas, analizando que si esas fueran las últimas de su vida, seguramente no tendría un esquema tan organizado, sino que cambiaría drásticamente su monotonía. Y en esa tesitura de ambición diaria se proyectaba el curso del Manchester City, que quizás viva este martes el último día de su vida actual, la de millonario que fracasa en Europa por segundo año consecutivo y pierde caché continental tras un inicio donde su falta de identidad y competitividad ha sido alarmante. No son los citizen proclives a tomar decisiones fulminantes, por lo que pase lo que pase en el duelo más grande de su historia (recibir al Real Madrid en su estadio en un entorno que jamás vivió, debe ser considerado como tal), Roberto Mancini tendrá salud hasta final de curso. Pero su inversión, expectativas y plantilla le obligaban a dar la cara este curso tras un primer año (el pasado) experimental donde el caos quedó aliviado por el título de Premier conseguido, por cierto, en el descuento del último partido. Y si aquellos instantes cambiaron la historia celeste, lo de este miércoles clonará esas sensaciones. Un temprano adiós a Europa significará, tarde o temprano, un giro a la política y proyecto de una institución creada solamente para reinar y que ya prepara en la sombra (con Txiki Begiristain como director deportivo), la llegada del entrenador que todos quieren.

Juventus-Chelsea: La agonía de un posible desastre

El campeón de Europa y el campeón de Italia, expuestos como nunca hubieran imaginado, por la alta competencia de una primera fase que les quiso situar en el mismo grupo que el equipo de moda en el continente, un imponente y creciente Shakhtar Donestk. Con la estadística y la probabilidad en la mano, la ejecución de alguno de estos dos referentes mundiales en esta primera ronda es casi una seguridad, pues los ucranianos no fallarán en casa ante el modesto Nordsjaelland. Con esa obligación de victoria, Turín se vestirá de gala para el partido más importante de los últimos años en suelo bianconeri, que solo se salvará de la quema con una victoria (teniendo en cuenta que la última fecha visitan suelo ex soviético) pues una derrota lo eliminaría al final de la noche y un empate sería casi un suicidio más agónico para la última cita dentro de dos semanas. Y curiosamente los de Antonio Conte atraviesan su momento más dubitativo del curso, tras haber perdido su record de ‘no derrotas’ hace quince días y no ser capaz de vencer este sábado a la Lazio. La ausencia de Pirlo obligó al equipo a trastocar por completo su identidad, algo que debería recuperar ante los Blues que, de igual manera, llegan debilitados tras su última derrota Premier y obligados a no dejarse sorprender nuevamente a domicilio. Dos gigantes en serios apuros.

Benfica: Romper la muralla ‘Lisbon Lions’

El día más grande de la historia del Celtic de Glasgow se produjo en 1967 en la noche continental de Lisboa y en un marco tan platónico como desolador actualmente, el estadio Nacional que solo se usa para la final de Copa lusa cada curso. Aquellos ‘Lisbon Lions’ serán recordados este martes, cuando nuevamente el campeón escocés se asome a suelo continental para intentar la machada en un país que solo le trae buenas previsiones. Y aunque en juego no estará a la altura mediática de aquél que colocó la Copa de Europa en sus vitrinas, la realidad y los niveles futbolísticos actuales, ya colocan al actual equipo de Neill Lennon en una categoría surrealista como la de antaño pues han sabido competir y dar la cara muy por encima de lo que nadie esperaba en su grupo (solo han perdido contra el Barcelona y en el descuento). El propósito de este Benfica de Jorge Jesús es tan práctico como complicado, pues debe derrumbar el muro escocés que tan sólido se ha mostrado ante el club con más alternativas ofensivas del planeta (Barcelona) y que, al mismo tiempo, ha logrado asentar su posición tras múltiples fracasos como visitante en los últimos años (venció este mismo curso ya a domicilio al Spartak). Todo lo que no sea una victoria de las Águilas, significa el final del trayecto.

Milan: Europa limpia-profundiza las heridas

En la película ‘Pequeños Milagros’, una simple cajera de Buenos Aires se da cuenta una mañana que se ha convertido en hada, lo que significa un agradable estímulo inicial que oculta una responsabilidad gigantesca que conlleva enormes desafíos que afrontar. Una historia que limpia heridas pasajeras en su vida, sin brújula ni destino claro, con los que están salvando milagrosamente al Milan en los últimos meses. El equipo de Allegri está perdido, desubicado y sin guion estructural en su juego, que ha perdido todo sello identificativo, viviendo de simples individualidades que en el caso actual, llevan únicamente el registro personal del gran ‘salvavidas’ Stephan El Shaarawy. El italo-egipcio volvió a manipular las sensaciones negativas del equipo el sábado con una ‘doppietta’ que evitó probablemente que su técnico fuera despedido pero que, pese a todo, no hacen sino alargar esa historia de crisis en busca de un pozo donde caer definitivamente. Y esa señal fulminante puede estar en Bruselas, donde un Anderlecht que ya supo empatar en San Siro, puede incluso superar a los rossoneri si aprovecha su inestabilidad actual. No estar en la siguiente fase significaría no solo una pérdida de caché enorme, sino una falta de ingresos que las arcas milanistas no pueden dejar escapar en el peor momento económico de su historia. Europa es capaz de limpiar heridas o profundizar en ellas.

Schalke: Registros impensables en momento tenso

Superando muchas de las expectativas de los analistas continentales, el proyecto de Hubb Stevens ha logrado situarse líder de grupo por delante de un Arsenal ante el que dio la cara y al que incluso superó. Una perspectiva envidiable que puede acabar de concretar esta semana en su imponente Gelnsenkirchen para gozo de una afición (dicen que la más fiel y leal del universo ideal de los hinchas, la Bundesliga). Sin embargo, pese a tener a muy cerca su clasificación, la irregularidad defensiva de antaño, mal endémico de este equipo durante años y principal problemas que cuestiona su día a día, reapareció esta semana tras un nefasto partido que terminó en derrota ante Bayer Leverkusen. Incluso, Farfán y Papadopoulos protagonizaron conflictos con su entrenador al ser sustituidos, hasta el punto que ambos pueden ser sancionados (el griego lanzó una botella que acabó golpeando a un operario del estadio). Una desagradable escenografía que evidencia problemas internos más allá de resultados, lo que cuestiona cualquier dinámica e incluso la de un equipo con todo a favor que, de ganar, estará en octavos pero que, de perder ante Olympiakos, probablemente quede sin opciones.

También te interesa: Shakhtar: Cinco pilares del equipo de moda en Europa

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche