Histórico
2 noviembre 2012Jose David López

Ben-Yedder: El fútbol sala llevado al césped de Toulouse

Hay clubes simpáticos, clubes singulares y hasta enamoradizos por cuestiones naturales. En Francia, la cantera futbolística más poderosa de Europa por la amalgama de jóvenes valores que exporta al extranjero en las últimas décadas, ese pedestal de clubes agradables lo mantienen entre otros el Toulouse, siendo capaz de generar muchos de los jugadores más atractivos del campeonato en los últimos años. Un trampolín perfecto sin grandes presiones, con la humildad por bandera y unos colores blanquivioletas que, quizás por ser poco habituales, generan una sensación de atracción inmediata ante los ojos de los televidentes. Y allí, en la cuarta comuna más importante del país, atravesado por el río Garona y con el apodo de ‘Ciudad Rosa’ por la cantidad de edificios antiguos levantados a ladrillo visto, se asienta un proyecto futbolístico al alza que este curso representa un nuevo paso en la progresión de su última perla, Wissam Ben-Yedder.

Se trata de un joven franco-tunecino de 22 años, llegador con una enorme capacidad técnica, gran asociación, buenos movimientos y un claro talento para encontrar soluciones aprovechables en zona ofensiva. Cae a banda, se ofrece constantemente entre líneas, es capaz de sumarse al ataque con inteligencia y su creatividad le permite ocupar espacios con mucho criterio. Mantiene bien la pelota en su poder, toca, se mueve y vuelve a aparecer. Dinámico y, desde luego, en un momento dulce que le ha servido para convertirse en la principal revelación del campeonato francés este curso, solo a la sombra realizadora del mismísimo Zlatan Ibrahimovic. Jugador de moda en Ligue 1, goleador, juventud y en plena explosión.Tanto, que ha pasado de ser una alternativa terciaria el pasado año en el Toulouse jugando solo ocho partidos, a actuar como delantero referencia de un equipo con mucha técnica y en claro desarrollo, que le ha permitido marcar ya siete goles en este inicio de campaña. Algo realmente curioso si tenemos en cuenta que pese a tener más cualidades y físico de llegador, puesto que mide apenas 1,70 y su corpulencia claramente es la de un jugador técnico, sabe sacar provecho de esas habilidades para jugar de espaldas, ofrecer alternativas, marcar hasta tres goles ya de cabeza y usar las dos piernas. El ‘experimento’ de Alain Casanova está resultando.

Nació en Sarcel, al norte de Francia, y allí empezó a jugar con nueve años en la escuela Garges-lès-Gonesse hasta 2007, donde llegó al club del suburbio más famoso de París, el St.Denis, aún en categorías amateur. Un año más tarde, es decir, hace apenas dos años, llega al Alfortville, un club de la comunidad armenia que juega en Cuarta División y cuál serían sus pensamientos futbolísticos, que Ben Yedder se pasó al fútbol sala. Y no de cualquier manera, porque tanto destacaba, que en apenas unos meses pasó por categorías inferiores de la selección e incluso llegó a ser nada menos que internacional con Francia en el parqué en tres ocasiones.

Pese a su éxito en fútbol sala siguió jugando también en el césped con una grata progresión que le sirvió para llamar la atención del Toulouse hace un par de temporadas. Firmó su primer contrato profesional, se convirtió el primer año en el máximo goleador del filial con 12 goles y seis asistencias, lo que llamó la atención de un Alain Casanova que se decidió a darle minutos dispersos ya la pasada temporada. Pero ha sido este año cuando el técnico lo probó en pretemporada, le dio galones y buscó en él a un delantero para su esquema, puesto que el Toulouse ha adolecido de un jugador con gol en los últimos tiempos. El experimento, hacerlo jugar de ‘nueve’ pese a su estupenda técnica individual y un físico liviano en el que están trabajando duramente como ha admitido el jugador, va por buen camino pues se ha ganado el cartel de revelación con siete goles en este inicio de curso, ganando la partida a delanteros más conocidos y experimentados como Braaten, Riviere o Djaló.

Precisamente su actual momento dulce le sirvió hace semanas para ser convocado con la selección Sub 21 francesa que dirigía Erick Mombaerts. Y hablo en pasado porque en la eliminatoria determinante para estar en la próxima Eurocopa 2013 del próximo verano, Francia debía imponerse a Noruega pero fue goleado contra pronóstico (3-5) en el partido de Vuelta. Además de la eliminación, el posterior cambio de seleccionador y lo doloroso de no ver a los jóvenes Bleus en un torneo de esa categoría, la polémica encontró a Ben Yedder. Fue convocado por la Comisión Disciplinaria de la Federación Francesa de Fútbol después de que saliera a la luz que, tres días antes de ese partido, algunos integrantes de esa Sub 21 habían estado de fiesta en un club nocturno, algo que ha limado las buenas sensaciones que había dejado en estos meses de asalto a la élite. Este fin de semana volvió a marcar y estamos sin duda, ante el jugador joven del momento en Francia, excusa sobrada para hacerle hueco en este rincón, deseando que esa ‘cara b’ sea producto de un error infantil y no de la poderosa calidad diferencial de un césped al que extrapoló sus virtudes del fútbol sala.

Todas las Jóvenes Promesas en nuestra Sección Exclusiva

También te interesa: Jóvenes Promesas que explotarán este 2012-2013

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche