Histórico
4 octubre 2012David De la Peña

Sparta Praga: El espíritu de una batalla diaria

Me remonto hasta el año 2006 para recordar la exitosa adaptación al cine que llevó a acabo Zack Snyder: 300. La película, con un presupuesto de 65 millones de dólares, llegó a recaudar más de 456, siendo un enorme éxito de taquilla por aquel entonces. Snyder adaptó un cómic de Frank Miller del mismo nombre, en el que narraba la batalla de las termópilas. Tanto el cómic como la adaptación cinematográfica sufrió críticas de algunos sectores por las licencias históricas que sus autores se permitieron, pero la realidad es que al menos, en cierto modo, nos puede acercar de una manera cómoda y entretenida al pueblo espartano. El episodio más famoso de las Guerras Médicas nos deja una visión cercana del modo de sentir de Esparta, y, aun desvirtuando en cierto modo la realidad, lo cierto es que frases como “Mi escudo, mi lanza y mi espada son mi único tesoro”, o “Vuelve con el escudo o encima de él”, son atribuidas de manera veraz al pueblo espartano.

No hay documentos que refrenden que efectivamente fueron precisamente estas frases las motivantes, pero sí se habla de inspiración en el espíritu en la batalla del pueblo espartano para que un grupo de jóvenes cuyos líderes eran los hermanos Rudolf, quisieran adoptar el nombre de “Sparta” para el club deportivo que habían fundado un año antes. Y es que en 1983 había visto la luz el equipo que más de un siglo después ha acabado siendo el más laureado de la actual República Checa y de la extinta Checoslovaquia. Con nombre Sparta de Praga, y con una bandera azul (representando a Europa), amarilla y roja (representando a Praga). A la bandera y al nombre se sumaron unas camisetas negras con una gran “S” en el pecho, (que sigue siendo símbolo del club hoy día), aunque poco después las equipaciones se cambiaron por otras rojas, del Arsenal Football Club, que el presidente en 1906, el Dr Petrik, trajo de su viaje a Londres. El espíritu de batalla ya estaba sobre el césped.

Había nacido un club histórico que iba a ser dominador de la liga de Checoslovaquia (sus 21 títulos  superaron con creces los 13 del Slavia, los 11 del Dukla o los 8 del Slovan Bratislava), y también de la Gambrinus League tras la escisión de Checoslovaquia en 1993, gracias a sus 11 títulos desde entonces. La grandeza del club no solo se ve reflejada en ojos del público mayoritario, por sus tremendos éxitos en la liga local o alguna gran actuación internacional, (como ese 2º puesto en el grupo B de la Copa de Europa 1991/1992 en aquellas peculiares semifinales, solo por detrás del FC Barcelona de Johan Cruyff, quedando a las puertas de la final), si no que se puede palpar por los futbolistas checos que han salido de su academia, caso de Petr Cech, Pavel Nedved, Tomas Rosicky o Karel Poborsky, por citar alguno de los ejemplos más recientes y populares.

Slovan Liberec y Viktoria Plzen son los últimos campeones en la República Checa, quedando el Sparta Praga en segundo lugar en ambas ediciones, muy cerca de la cabeza. No podemos hablar, por tanto, de que la andadura como presidente de Deniel Kretinsky haya sido demasiado fructífera, ya que en 4 años de mandato (llegó en 2008) solo ganó la liga en una ocasión. Y quizá el principal problema no fuera ese, ya que en sus comienzos el club sufrió graves pérdidas que desembocaron en una situación financiera muy debilitada. Resulta una evidencia que desde hace tiempo, la principal preocupación para este gigante del fútbol checo no es solo la de ganar la liga, si no la de acceder a la fase de grupos de la Liga de Campeones e iniciar una recuperación económica. En una época como esta, es obligado para el nuevo míster Vítězslav Lavička utilizar canteranos y futbolistas jóvenes provenientes de otros clubes con menos influencia dentro del fútbol checo. Lo de nuevo es un decir, puesto que Lavička ya ha tenido varias etapas en el club como jugador, e incluso como técnico. Aunque ha cambiado en algunos momentos el sistema, la formación base es el 4-4-2 con el que consiguió eliminar al Feyenoord en la fase previa de la  Europa League (no olvidemos que el conjunto holandés llegaba de las eliminatorias por acceder a la Champions), con un fútbol bastante agresivo, valiente y dinámico.

Quizá el futbolista más conocido para el público español sea Jiracekv por su paso por el Real Zaragoza. En este equipo, a sus 34 años, es una de las piezas básicas la defensa, siendo esta, probablemente, su línea más débil. En medio campo el doble pivote puede ser el formado por Husbauer y Holek, aunque si Lavička busca algo más de pausa y sentido, Matejovsky, el ex del Reading, puede ser el elegido. El equipo, a pesar de su escaso nombre, tiene peligro en su zona ofensiva. Por fuera, Kaderabek, Krejci, Prykryl o Skalak, unos con mejores argumentos exteriores que otros, pero que, salvo que falte alguno de los dos puntas, suelen ir a las bandas. Todos, salvo Prykryl (llegado del Sigma Olomouc), canteranos del club, prueba de que a falta de dinero, hay que buscar en la casa, algo que el Sparta suele hacer bastante bien. Y de la casa sale quizá el futbolista más determinante, uno de los dos puntas. Un joven Vaclav Kadlec que a sus 20 años ya ha sido internacional absoluto con la República Checa. Móvil, inteligente para aparecer en zonas de remate y con técnica suficiente para ofrecer soluciones. Además, mezcla muy bien con el otro punta, el camerunés Kweuke, un futbolista más poderoso físicamente, que va a los choques, busca rupturas y tiene buena zancada. Sin duda, ellos dos son lo más peligroso para el Athletic Club y el principal argumento para creer que Lavička no modificará el esquema a pesar de que les visite uno de los finalistas de la pasada edición. El Sparta no vive el mejor momento de su historia, pero, sin duda, no hay nada más bohemio que visitar Praga y sentir el aroma de la liberación espartana.

También te interesa: Praga y su clásico ‘S’

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche