Histórico
11 octubre 2012El Enganche

Dinamarca Sub-21: Un relevo con numerosas perlas

Por Alfonso A. Ibáñez (@Football_Draw analista fútbol danés)

Entre los próximos 11 y 16 de Octubre se disputarán los playoffs de clasificación para el Europeo Sub 21 del próximo año en Israel. De las siete eliminatorias que determinarán qué países serán los que acompañen al anfitrión en dicha cita, la similitud y vistosidad de sus sistemas de juego, la calidad y técnica individual de varios de los jugadores en liza y el nexo emocional que nos une a los de Lopetegui hacen del España vs. Dinamarca la más atractiva de ellas. Ambas selecciones han sufrido un lógico proceso de renovación que parte de situaciones dispares: el éxito y el fracaso. En la pasada Eurocopa de la categoría, precisamente disputada en Dinamarca, el por entonces conjunto de Luis Milla conquistaba el título y se clasificaba para unos Juegos Olímpicos que, paradójicamente, supondrían su  posterior destitución.

Por el contrario, la anfitriona llegaba a la cita con el objetivo fijado en Londres y la intención de mostrar la calidad que se le presuponía a un equipo formado por, entre otros, jugadores de la calidad de Eriksen, Wass, Jørgensen, Zanka y Bjelland. Sin embargo, el último puesto en su grupo y el decepcionante juego mostrado por el combinado danés supuso la destitución de Keld Bordinggård y un obligado relevo generacional que ha deparado numerosos e interesantes descubrimientos. Pero antes, hablemos de las bajas con las que el desde entonces seleccionador, Morten Wieghorst, tendrá que afrontar el playoff ante España.

El ex entrenador del FC Nordsjælland y precursor de los recientes éxitos del equipo de Farum cuenta con las bajas por lesión de los ajaccied Nicolai Boilesen y Lucas Andersen quien, habiendo entrado en la convocatoria final, ha tenido que ser relevado a última hora por su compañero de equipo y coetáneo Viktor Fischer. Junto a ellos, el titular en el carril izquierdo de la sub-21, Ahlmann Nielsen*, se perderá el partido de ida en El Plantío por problemas personales pero estará disponible para disputar el encuentro de vuelta en el Nordjyske Arena de Aalborg. Pero si la ausencia del lateral es importante, más lo son las que podríamos denominar “bajas evolutivas” y es que Morten Olsen, seleccionador de la absoluta, ha convocado para los encuentros ante Bulgaria e Italia, clasificatorios para el Mundial 2014, a jugadores que podrían incidir sobremanera en el resultado del playoff ante los de Lopetegui. Hablamos de hombres como Eriksen (Ajax), Okore (Nordsjælland), Sloth (Aarhus), Jørgensen y Cornelius (København); éste último, con sólo 19 años, es la más sorprendente y estable irrupción que se recuerda de un jugador de su edad en el fútbol del pequeño país escandinavo. Con todo esto, la convocatoria queda compuesta por los siguientes jugadores:

PORTEROS: Frederik Rønnow (AC Horsens) y Nicolai Oppen Larsen (Aalborg BK).

DEFENSAS: Mark Gundelach (FC Nordsjælland), Alexander J. Andersen (AC Horsens), Daniel Høegh (Odense Boldklub), Jannik Vestergaard (TSG 1899 Hoffenheim), Mads Fenger (Randers FC), Mathias “Zanka” Jørgensen (PSV Eindhoven), Mikkel Kirkeskov (Aarhus GF) y Jakob Ahlmann Nielsen (Aalborg BK)*.

CENTROCAMPISTAS: Kasper Kusk (Aalborg BK), Mads Albæk (FC Midtjylland), Thomas Delaney (FC København), Anders Christiansen (FC Nordsjælland), Andreas R. Laudrup (FC Nordsjælland) y Emil Larsen (Odense Boldklub).

DELANTEROS: Martin Braithwaite (Esbjerg fB), Viktor Fischer (Ajax Amsterdam), Nicklas Helenius (Aalborg BK) y Simon Makienok Christoffersen (Brøndby IF).

El combinado danés se clasificó para este playoff como segundo de un grupo en el que Serbia campeonó por delante de la propia Dinamarca, Macedonia, Irlanda del Norte e Islas Feroe. Sin embargo, la clasificación se consiguió con un juego de claroscuros que dejó patente las principales carencias de los de Wieghorst y que, resumidas en tres puntos clave y consecuentes: Falta un jugador de corte defensivo en el centro del campo, bisoñez posicional en fase defensiva y falta de intensidad en las segundas partes. Tras las salidas de Mike Jensen y Kasper Povlsen del ámbito de elección de la Sub-21, Dinamarca carece de un jugador que equilibre a su pareja en el doble pivote en sus incorporaciones desde tercera línea y de solidez defensiva al centro del campo. La falta de jugadores de ese corte es tal que Wieghorst se ha visto obligado a reubicar en esa posición a Casper Sloth y Mads Albæk, futbolistas que en sus inicios jugaban como enganche. De ahí que, teniendo en cuenta la baja del primero y la presencia en la convocatoria de centrales como Høegh y Fenger, que en ocasiones han actuado como mediocentro defensivo, no me cabe duda de que esa será la solución del seleccionador danés al primero de sus problemas. Del mismo modo, la convocatoria del ex capitán del FC København, “Zanka” Jørgensen, intenta dar solución al segundo punto.

Vestergaard y Høegh, la pareja habitual en el centro de la zaga, han mostrado carencias en el posicionamiento defensivo y una falta de coordinación que han dado origen a numerosas ocasiones para el ataque rival. Sobre todo el jugador del Hoffenheim, a pesar de haber estado a punto de participar con la absoluta en la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania, está acusando su inactividad en el equipo alemán. De ahí que el seleccionador tire de experiencia y, aún no estando recuperado al cien por cien de la grave lesión de rodilla que padeció la temporada pasada, deba dar la titularidad a “Zanka” como pareja de Høegh en el centro de la zaga por su buen posicionamiento, rigor en la cobertura y salida de balón. Además, el actual jugador del PSV Eindhoven dotará de carácter e intensidad a un grupo que ha sido muy superior a todos sus rivales en las primeras partes pero que no ha sabido sentenciar los encuentros y se ha venido abajo en los últimos 30 minutos de partido. De esta manera se dejó empatar partidos en los que llegó al descanso habiendo merecido una victoria abultada como el último ante Serbia, los que disputó como visitante ante Islas Feroe y Macedonia, o el sorprendente 6-5 con el que terminó su encuentro como local ante la propia Macedonia después de cambiar de campo con 5-1 en el marcador. Estos defectos deben ser explotados por la línea de tres cuartos de la selección nacional, sobre todo por un Isco que, partiendo de la posición de enganche, debe aprovechar al máximo los espacios que suele dejar entre líneas la sub-21 danesa.

Pero no todo es negativo en el combinado danés, ni mucho menos. La elección de Wieghorst como seleccionador daba continuidad a la filosofía de juego que Morten Olsen, también director de las categorías inferiores, implantó en todas ellas a su llegada en el año 2.000: 4-2-3-1 (4-3-3) como esquema base, salida en combinación por el carril interior, laterales largos y jugadores bien dotados técnicamente y resolutivos individualmente en línea de tres cuartos. En cada una de estas facetas cabe destacar a un jugador:

Mikkel Kirkeskov (Aarhus GF, 1991, LI-LD): Uno de los que más ha evolucionado de un año a otro en la Superliga danesa. Es un lateral de largo recorrido, incansable durante todo el partido en sus incorporaciones y que puede actuar tanto en el carril izquierdo, su posición natural, como en el derecho. Sus asistencias han ayudado al joven islandés Aron Jóhannsson a ser el pichichi provisional del campeonato. Su velocidad solventa los contados errores que comete en el posicionamiento defensivo.

Mads Albæk (FC Midtjylland, 1990, MC): Es el director del juego danés. Decide el tempo del mismo y facilita la salida en combinación por el carril interior. Peligroso en la ejecución de libres directos desde la frontal del área. Buena lectura del desplazamiento en largo de sus compañeros de banda. Ha sabido asumir los galones que en el centro del campo de su equipo dejó la salida de Jakob Poulsen con destino a la Ligue 1.

Kasper Kusk (Aalborg BK, 1991, MP-MC): Otro de los jóvenes talentos que ha destacado en el primer tercio del campeonato danés. Su irrupción definitiva, junto con la de compañeros en la selección como Ahlmann y Helenius, ha permitido a su equipo ser la principal alternativa al todopoderoso FC København. Su principal cualidad es la llegada desde segunda línea, leyendo muy bien las caídas a banda del mencionado Helenius, lo que le ha convertido sorprendentemente en uno de los goleadores de la Superliga. Explosividad, calidad en la conducción en carrera y en la resolución del uno contra uno son otras de sus cualidades.

Nicklas Helenius (Aalborg BK, 1991, DLC): Si bien es cierto que Andreas Cornelius es el delantero de moda en la liga danesa, su ausencia estará muy bien cubierta por este espigado delantero que ya sonó durante el pasado verano como posible fichaje de varios conjuntos de la Bundesliga. A pesar de su envergadura (1,95 m.), es un delantero muy peligroso en velocidad gracias a su portentosa zancada. Sabe leer muy bien la espalda de los defensas rivales cayendo sobre todo a banda izquierda en lo que es uno de sus movimientos más desequilibrantes: recibe en esa parcela para caer en diagonal al centro buscando su acertado, más que potente, disparo desde la frontal (cuidado con las incorporaciones de Montoya). Tiene recursos para resolver desde cualquier posición dentro del área. Sorprende su escaso acierto en el juego aéreo. No es, para nada, torpe en la conducción con balón ni en combinación.

Junto a ellos, destacaría la calidad técnica y visión de juego de Emil Larsen como falso extremo zurdo (siempre en diagonal al centro), la frescura y el desparpajo que supone una de las grandes revelaciones del recién ascendido Esbjerg fB, Martin Braithwaite, y jugadores que en un momento dado pueden ser solución desde el banquillo como el gigantesco Makienok Christoffersen, el talentoso mediapunta Anders Christiansen o el hijo del mito, Andreas R. Laudrup.

De este modo y con la única duda de si será el propio Laudrup o Braithwaite quienes ocupen la posición de extremo diestro, apuesto porque Wieghorst saldrá con el siguiente once ante España: Rønnow en la portería; “Zanka” y Høegh como pareja de centrales, con Gundelach por derecha y Kirkeskov por izquierda; un doble pivote formado por Fenger y Albæk; Kusk en la posición de enganche, con Braithwaite o Laudrup por derecha y Larsen por izquierda, y Helenius como hombre más adelantado. (4-2-3-1). A pesar de la buena imagen dejada por los de Lopetegui en su último compromiso y de partir como claros favoritos; el disputar la vuelta en Aalborg, los refuerzos de Zanka y Helenius y la calidad técnica del combinado danés me hacen vaticinar que la clasificación  para el europeo no será tan fácil como muchos esperarán. Pase lo que pase, tenemos por delante dos partidos que dejarán detalles de gran calidad por ambos conjuntos. Disfrutemos de ello.

También te interesa: Fútbol hippie en Dinamarca: Christiania: “You’ll never smoke alone”

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche