Histórico
6 octubre 2012Jose David López

Barcelona-Real Madrid: La quiniela del clásico

Hace unos años, utilizamos esta fórmula para presentar de un vistazo, a todos los protagonistas del gran partido del fútbol español. En ella aún había lugar para disfrutar de Raúl, para comparar a Cannavaro o para dar alojamiento a Abidal. Hoy, varios cursos más tarde, repetimos formato para plasmar nuestras opiniones acerca de los enfrentamiento directos que siempre deja un Barcelona-Real Madrid. Siendo lo más objetivos que el corazón nos permite y queriendo dejar constancia de la dificultad que algunos puestos entrañan, lanzamos ‘la quiniela del clásico’. Nombres propios, protagonistas y cracks que, quizás esta noche, tengan muchos más motivos para ensanchar su leyenda.

Valdés-Casillas: 2

No se trata de Víctor, que esta campaña está luchando nuevamente por mejorar aún más algunas de sus salidas de tono, aquellas que cada día le recuerdan en Barcelona y que pesan dentro de cada analista que introduce el bisturí en la plantilla culé, Se trata del mejor portero del mundo. Iker sigue siendo incontestablemente el meta referencia, el icono de la selección española campeona de Europa y del Mundo, el pilar donde se centran todos los planes del Real Madrid de cara alpresente . Un gran duelo entre dos metas nacionales que vanagloria el nivel de la portería española en la actualidad.

Daniel Alves-Arbeloa: 1

Nunca gusta, no convence y es el primer damnificado en los cambios por necesidad durante los encuentros, pero su regularidad y experiencia le hacen seguir siendo elemento defensivo estable en los planes del Real Madrid. Arbeloa se defiende cada partido de una sombra que no le dejará de perseuir jamás pero la que ya sabe moviliza a su antojo. El culé es mucho más completo porque sí es lo que se podría considerar un lateral a la antigua usanza y no un carrilero situado por necesidaded. Asiste, profundiza, lanza faltas pero es tremendamente pícaro en todo tipo de acciones, rozando la insensatez que le hae el erfecto competidor. Un multi-tareas con exceso de adrenalina pero insuperable en nuestra Liga.

Mascherano-Pepe: 2

Dos auténticos referentes de trabajo, predisposición y energía. El portugués sigue siendo el referente defensivo en estos partidos donde su aureola toma un perfil mucho más protagonista que de costumbre. Será una vez más quien genere polémicas, quien haga saltar las alarmas y quien gesticule como nadie imponiéndose ante sus rivales. De su presencia depende que el partido sea cómodo para los blancos o excesivamente cómodo (por exceso de excitación) para el Barcelona. El argentino tomará protagonismo una vez más en la línea de zagueros donde parece instalado por decreto desde hace tiempo debido a la incapacidad de mantener sólida la duple teóricamente titular por lesiones o molestias físicas. el ‘jefecito’ es capaz de paliar cualquier déficit con entrega y experiencia, aunque cierto es que en sus errores se han basado algunas de las dudas azulgranas en días grises y la Supercopa está reciente aún en su cabeza.

Sergio Ramos-Piqué: X

En una semana especialmente delicada para él tras nuevas dudas sobre su relación con el técnico y una polémica sin más interés para quien escribe, el sevillano tiene un nuevo test para evidenciar que está en un momento pletórico de su carrera. Se ha dejado caer por el lateral pero la teoría asegura que volverá a ser central y llí su fuerza y potencia junto a Pepe, pueden ser tan solidas como peligrosas. El catalán, por su parte, tampoco tiene asegurada su presencia pero está progresando sobremanera esta campaña tras dudas el pasado curso, donde sí bajó de nivel durante algunas etapas. Todo un peligro a balón parado en jugadas de estrategia que, además, es especialista en hacerse nota en estos partidos, algo que le vuelve a estimular este domingo sin su ‘Puyi’ cerca.

Marcelo-Jordi Alba: X

Quizás estemos valorando a dos de los mejores carrileros zurdos del momento y de los últimos años, referentes absolutos en sus selecciones poderosas y claves ya en las premisas de sus entrenadores. El catalán ha sabido adaptarse fielmente a las doctrinas que solicitaba en él Tito Vilanova pero además, está por explotar en un partido de máxima relevancia y este será su primer gran ‘clásico’, siendo el Camp Nou el escenario ideal para demostrar que un lateral también puede ser la solución apta para romper los esquemas rivales. Marcelo lleva la misma línea. desatascador en algunos partidos ya este curso, su relación con el entorno madridista ha sido mejorada cada año hasta ser indispensable ahora mismo como uno de los de mayor impacto en cada encuentro. Ha tenido luces y sombras en estos cruces y su carácter le obliga a ser otra vez importante este domingo.

Xavi-Xabi Alonso: X

Uno de los puestos donde la igualdad casi es máxima. Dos referentes del fútbol español, dos organizadores perfectos, dos emblemas del estilo de sus equipos y sobre todo, dos personalidades que han marcado el destino de la selección campeona de todo en los últimos años. El azulgrana no es capaz de romper durante noventa minutos en un ritmo alto o ser jugador de continuidad, pero cada vez mide mejor sus esfuerzos y el club está entendiendo esa clara intención de comtemporizar, por lo que seguirá marcando la pauta. En largo Xavi Alonso sí puede ser más completo, algo que el guion de este domingo puede necesitar teniendo en cuenta las muchas porbabilidades de contragolpes que pueden darse en el partido. Dos claros ejemplos de lo que todo club del planeta querría tener como guión.

Busquets-Khedira: X

Dos jugadores de similares labores destructivas pero con diferente método para desarrollarlo. El madridista ha sorprendido a todos con su capacidad de corte, su perfecta vinculación al equipo y la gran condición física que demuestra durante 90 minutos donde nunca para y siempre se ofrece, pero sobre todo por su enorme capacidad de llegada y recorrido, que le permite tener una enorme amplitud. El local es mucho más posicional, de major equilibrio defensivo y más cerebral en sus movimientos, pero sigue siendo la escenografía ideal para permitir libertad al resto sin ser tosco o eminentemente débil en el contacto con la pelota.

Iniesta-Ozil: 1

Uno intenta recuperar su mejor nivel después de pequeñas molestias que le han impedido ser el protagonista habitual que jamás falla pero también el otro, que tras ser uno de los más elogiados y queridos por el Bernabéu, ha visto como Mourinho empezaba a sacarle de los planes iniciales por un reconocido e inmenso bajón en su estado de forma y confianza. Iniesta no se ocultará en estos duelos, sabe lo que es ser protagonista, encontrar su espacio y desarrollar tareas secundarias que acaben dandole el premio de actor principal. Ozil debe ganarse ese derecho pues, aunque es cierto que fue importantísimo en el último clásico del Bernabéu, quizás esta vez peligra su comparecencia.

Cesc-Di María: 2

Dos buenos referentes de lo oscuro, del protagonismo opacado y de las trincheras, pero con una enorme capacidad para ser finalmente quien ponga el detalle concreto en un partido de semejante nivel donde no pueden fallar. El catalán debutó en su día en un clásico y ya se convirtió en jugador imprescindible que ahora, sin embargo, está luchando por reuperar su funcionalidad con Tito Vilanova, aunque se haya convertido en un prototipo de comodín alejado de esa estirpe de mediocentros para la que quizás siempre fue bautizado. Di María ha ganado intensidad, aplomo y energía como en sus mejores tiempos y quizñas sea, sin gritar demasiado, el hombre más apatecible y diferente de este Real Madrid actual.

Messi-Cristiano Ronaldo : X

Las dos grandísimas estrellas del planeta fútbol, vuelven a cruzarse en un gran escenario mediático donde la valoración comparativa seguirá estando cerca. Ambos han logrado mejorar su propuesta en las últimas semanas, redondeando goleadas, sirviendo detalles de calidad y encontrando ese rol único que les hace tomar especial relevancia. Ya han desatascado clásicos antes, ya han sido ovacionados y ya han encontrado el calor-hostilidad de quienes intentarán descontrolar su carácter desde la grada. El argentino tiene este domingo mayores perspectivas de éxito si nos basamos en sus cifras en el Camp Nou, pero cierto es que el último duelo que allí ganaron los blancos, llevó el sello incuestionable de un Cristiano que quiere demostrar definitivamente que su podio mundial no está tan alejado del que tendrá enfrente.

Pedro-Higuaín: X

Son el complemento ofensivo que rodea a las estrellas pero de su desempeño dependen enormemente las opciones resultadistas de su equipo. Pedro sabe lo que es marcar absolutamente en todos estos duelos y viene en una línea ascendente que lo hizo pasar de estar casi fuera de los planes del club, a convertirse nuevamente en determinante y apto para sr el compañero ideal por desborde y capacidad de gol. Higauín, que puede perder su lugar ante Benzema después de que el francés lograra reencontrarse con el gol entre semana, ha sido ya deseqilibrante en otros clásicos y su facilidad para generar movimientos en una zaga blaugrana que ahora mismo contempla demasiadas dudas, puede acabar siendo esa diferencia que le haga clave.

También te interesa: Real Madrid: Cristiano Ronaldo, “ego, luego existo”

Síguenos también desde TwitterFacebook

http://www.defensacentral.com/userfiles/2011/Nov_29/Sami%20Khedira,%20real%20madrid,%20aleman,%20alemania,%20int_39_ampliada.jpg

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche