Histórico
25 octubre 2012David De la Peña

Academica Coimbra: La esperanza universitaria

Es cierto que en más de un siglo pasan muchas, muchísimas cosas, y que cada cosa que pasa en cada uno de esos años es lo que escribe la historia de los clubes de fútbol. Así que, en cierto modo, hablar de la antigüedad de un club para encumbrar su historia no me parece un argumento demasiado sólido, pero sin embargo sí que me parece una contextualización bastante poética. Para entender lo que significa la Académica de Coimbra dentro del fútbol portugués, basta con dar los años de fundación de los tres grandes gigantes del fútbol luso. El Benfica (1904), el Sporting de Portugal (1906), y el Porto (1893). Ninguno de los tres, a pesar de haber sido los grandes dominadores del campeonato local a lo largo de su historia, tiene el honor de haber sido el primero en existir en el balompié luso.

Honor que recae en la Académica de Coimbra, que fijó su fecha de fundación en 1887. “Os Estudantes” es uno de los clubes con más adeptos dentro de Portugal, y es la heredera de la sección de fútbol de la Associação Académica de Coimbra, que también tiene el honor de ser la asociación de estudiantes más antigua de Portugal. La Asociación representa a todos y cada uno de los 20.000 estudiantes de la Universidad de Coimbra, que pasan a formar parte de ella en el mismo momento en el que son inscritos en algún estudio. Es cierto que el club de fútbol profesional ahora mismo es una entidad independiente (lo es desde 1974), pero no se pueden olvidar sus raíces y la simpatía que despierta desde entonces en el aficionado.

La sección de fútbol, además de contener ese aliciente poético referido a su antigüedad, tiene otro artístico, puesto que sus raíces más primarias proceden de la Académia Dramática de la universidad, que nació en 1837. La realidad es que a lo largo de la historia el equipo no ha cosechado demasiados éxitos en el terreno profesional, pero no cabe ninguna duda de que los detalles que rodean sus orígenes lo convierten en uno de los clubes con un aura especial. En cualquier caso, y a pesar de no haber tenido un camino exitoso, sí tiene el honor de haber vencido la primera edición de la Taça de Portugal en 1939 (desde que se conoce con ese formato, su predecesora era el Campeonato de Portugal que nació en 1921), tras derrotar en la final al SL Benfica en un, según cuentan las crónicas, apasionante partido que terminó con 4-3 a favor de los estudiantes.

Probablemente el hecho de que hasta la década de los 70 prácticamente todos los futbolistas integrantes de la plantilla fuesen estudiantes universitarios provocó una recesión en el crecimiento del fútbol de la Académica como una entidad profesional competente, y otros gigantes del país sí asentaron las bases de la que hoy es una historia exitosa. De hecho, el club no volvió a conseguir sumar un nuevo título en sus vitrinas hasta que el año pasado volviera a ganar la Taça de Portugal. En esa edición 2011-2012, en, como es tradición, el estadio do Jamor, localizado en Oeiras, distrito de Lisboa, consiguió vencer contra pronóstico a un Sporting de Portugal que bajo las órdenes de Ricardo Sa Pinto había reconducido el rumbo y estaba realizado un final de campaña muy competitivo. El resultado aquel día fue 1-0, con un histórico gol de Marinho nada más comenzar el choque, que acabaría con una sequía que se alargaba más de 70 años.

El encargado de llevar la felicidad a las calles de Coimbra fue Pedro Emanuel, un joven técnico al que muchos recordaran por jugar en el FC Porto durante la primera década del 2000, y que estaba en la plantilla del equipo campeón de Europa comandado por Jose Mourinho. Desde luego, estar a los mandos de Mourinho no resulta, sin lugar a dudas, un mal aprendizaje, pero por si quedaba alguna duda sobre su formación, basta con decir que en la exitosa 2009/2010 de los dragones, André Villas-Boas decidió rescatarle del equipo sub 17 del club para formar parte de su cuerpo técnico. Quizá de esa exitosa etapa rescató su gusto por el 4-3-3, pero sin duda también rescató gotas de Mourinho y de su propio carácter en el campo (se retiró en 2009 siendo capitán del equipo), como cuando en la jornada 18 de la pasada campaña, en partido como local frente al Gil Vicente, decidió realizar las tres sustituciones en el minuto 37. Un icono del fútbol luso en el futuro y un personaje incomparable.

Lógicamente ese éxito obteniendo la Taça de Portugal la pasada campaña y llegando a competición europea (no lo hacía desde 1971), ha hecho que el equipo perdiera a varios de sus hombres importantes. Cedric Soares y Adrien Silva regresaron al Sporting de Portugal, mientras que Abdoulaye Ba regresó al Porto, Diogo Melo salió al fútbol iraní, Diogo Valente fue traspasado al Cluj, mientras que Éder llegó al Braga para acabar siendo internacional absoluto con Paulo Bento. Una remodelación de plantilla que hasta el momento no está significando buenos resultados en la Liga ZON Sagres (actualmente son 8º con un solo partido ganado en 6 encuentros), pero que en Europa, a raíz de los rivales que tocaron, sirve para soñar con un histórico pase a las rondas finales. Desde luego, puntuar en el Calderón no será fácil, por lo que Pedro Emanuel buscará reducir daños para pelear el segundo puesto en las jornadas venideras.

También te interesa: Atlético: Falcao y la dura realidad de la Liga BBVA

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche