Histórico
11 septiembre 2012Francisco Ortí

España: Pedro recupera el ‘Don’

Pedro, Pedrito y Don Pedro. Tres formas de llamar a una misma persona. Tres variantes para disfrazar distintos de forma. Pedro Rodríguez Ledesma (Santa Cruz de Tenerife, 1987) ha sido bautizado de las tres maneras a lo largo de su hasta ahora corta pero intensa carrera deportiva. Fue Pedrito cuando daba sus primeros pasos en el Barcelona. Perdió el diminutivo cuando su presencia en las alineaciones de Pep Guardiola dejó de ser una novedad, y se ganó el ‘Don’ como consecuencia de sus brillantes actuaciones y goles determinantes. En una sola temporada su nombre pasó por todos los estados posibles y creció en alcurnia al mismo tiempo que su vitrina de trofeos se alimentaba consecutivamente con la Liga BBVA, la Copa del Rey, la Liga de Campeones, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Pedrito se transformó en Don Pedro y durante el proceso se convirtió en una pieza clave para el Pep Team, firmando goles decisivos en todas las finales.

Desgraciadamente, todo lo que sube tiene que bajar. Es probable que Isaac Newton jamás pensará en el fútbol para aplicar su frase sobre la ley de la gravedad, pero en el deporte rey tiene todavía más sentido que cabe. En una realidad que consuma a diario millones de noticias, cualquier cambio se produce a gran velocidad, provocando que lo inmediato consuma al pasado. Pedro lo experimentó a lo largo de la pasada temporada. Durante la campaña 2011-2012 su curriculum quedó enterrado bajo una mala imagen en determinados partidos. Sin importar el contexto o la situación, Don Pedro involucionó en Pedrito para ser de nuevo un canterano sin apenas protagonismo en los planes de Guardiola. Los más crueles insinuaron que su rendimiento anterior había sido fruto de la casualidad. Otro, más pacientes, entendieron que tan sólo había que esperar.

Y es que el escenario en el que se escribió el guión de la temporada 2011-2012 perjudicaba directamente a Pedro. El fichaje multimillonario de Alexis Sánchez le arrinconaba a un segundo plano. Las fulgurantes apariciones desde las categorías inferiores de Cristian Tello e Isaac Cuenca le robaron sus minutos como revulsivo. La intención de Pep Guardiola de fomentar el juego por el centro, olvidando los extremos reducía su capacidad de influencia. Tres goles mortales de necesidad para Pedro, aunque lo peor  fue que su físico no respondió. Una lesión en el tobillo izquierdo y  reiterados problemas musculares le impidieron coger ritmo. Su rendimiento cayó por los suelos y Pedro no apareció en ninguno de los partidos más importantes del Barcelona a lo largo del pasado curso. Su presencia quedó como un mero residuo e incluso desapareció de las convocatorias de Vicente del Bosque para la selección española.

Sin embargo, los servicios médicos del Barcelona tenían un plan. Tal y como hicieron con Andrés Iniesta en 2010, la puesta a punto de Pedro estaba destinada a que terminara la temporada al máximo nivel. Conscientes de que intentar tenerle antes sería inútil, el esfuerzo se volcó en tenerle al máximo de cara al sprint final del curso. El Barcelona se quedó fuera de la Liga de Campeones antes de lo esperado y también sin opciones de ganar el título de Liga, pero a Pedro todavia le quedaría un último escenario en el que brillar antes de que se terminara la campaña: la final de la Copa del Rey. Y lo aprovechó a la perfección. El canario rindió a un nivel altísimo frente al Athletic Club de Bilbao y, con dos goles, le dio el título al Barcelona. Su actuación fue tan decisiva que Vicente del Bosque lo consideró un argumento válido para incluirle en la lista de convocados para la Europa 2012 de Polonia y Ucrania.

El seleccionador español optó por el canario por delante de otros jugadores que había firmado una mejor temporada como era el caso de Roberto Soldado, pero después de mucho sufrir el presente más inmediato jugaba a favor de Pedro. El tiempo le dio la razón a Vicente Del Bosque. El canario participó tan solo en tres encuentros, disputando únicamente un total de 89 partidos y no logró marcar ningún gol, pero fue decisivo durante los minutos que estuvo sobre el terreno de juego, especialmente en el encuentro de semifinales contra Portugal. Se repetía la historia y en las semifinales de un gran torneo, Pedro ofrecía su mejor versión. Fue el primer paso para que Pedrito perdiera el diminutivo por segunda vez en su carrera y recuperara el estatus que la actualidad le había robado.

El inicio de la temporada 2012-2013 ha confirmado lo que se intuía al final de la pasada: Pedro está de dulce. El canario ha comenzado la temporada en plena forma y el planteamiento de Tito Vilanova, con más insistencia en el juego por bandas, le favorece. Fue titular en los dos partidos de la Supercopa de España y marcó un gol. Ha participado en los tres partidos de la Liga BBVA y ha marcado otro gol más. Está siendo clave en el inicio de temporada del Barcelona y en el amistoso ante Arabia Saudi volvió a demostrar marcando dos goles más que se encuentra en un estado de forma excepcional. Ahora su punto de mira apunta a Georgia, contra quien se inicia la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014. Pedro vuelve a ser importante con sus goles y sus actuaciones. Pedro ha recuperado su ‘Don’.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche