Histórico
20 septiembre 2012Jose David López

Champions: Los nombres de la jornada (I)

La mejor edición de la historia de la Champions League, donde se unen prácticamente todos los dominadores del fútbol europeo en la actualidad y en el pasado, arrancó esta semana con multitud de detalles. Pero entre sus cientos de jugadores y estrellas, solo cinco han logrado convertirse en los verdaderos protagonistas de la primera jornada del año. Goles determinantes, records históricos, coraje ante situaciones complicadas, promesas que empiezan a explotar o un semi-desconocido al que la aureola mediática de la competición estelar acaba de colocar entre sus ‘elegidos’. Analizados ya todos los partidos, tocaba seleccionar aquellos jugadores que, por su relevancia, merecen valoración ‘extra’.

Isco (Málaga): El espectacular arranque de Champions League que deja el conjunto de Manuel Pellegrini, tiene varios condicionantes que facilitaron una increíble y sólida victoria sobre el Zenit (3-0). Pero aquél que tenía un test muy especial y supo responder como de él se esperaba, era el joven crack, su enganche, su perla, su icono del futuro. Isco se ofreció en todo momento, repartió ritmo, asistencias y clarividencia con su particular estilo pero, además, fue el causante de hacer explotar a la Rosaleda desde el inicio, cuando marcó el golazo de la noche con un disparo sutil desde la frontal ajustado al poste de la portería rusa. Fue su carta de presentación, su primera gran noche europea (de hecho, realmente era la primera a todos los efectos) y su aviso a Europa pues en Málaga no sólo hay sol y un jeque dubitativo, sino uno de los mejores representantes del futuro del fútbol español.

Ibrahimovic (PSG): Noche de regresos emotivos en la capital parisino, donde la Champions League volvía a aterrizar después de ocho larguísimos años de espera (no la disputaban desde 2004). Y contexto ideal para que la estrella local siguiera argumentando opiniones positivas acerca de su fichaje y su mentalidad ganadora que acaba marcando diferencias y sumando nuevos records históricos. Y es que el delantero sueco ha entrado en los anales del máximo torneo continental al convertirse en el primer jugador que la disputa con seis clubes distintos la fase final del torneo (Ajax, Juventus, Inter, Barcelona, Milán y ahora PSG) y que, curiosamente, todos han ganado la Champions League justo cuando el punta escandinavo no estaba en sus filas. Para intentar poner remedio a su gran cuenta pendiente, Ibrahimovic marcó de penalti para abrir el marcador y acercar un poquito más ese título que a sus 31 años y con 30 goles ya en el torneo, empieza a ser más obsesivo que nunca.

‘Lucho’ González (Oporto): Los futbolistas son criticados, golpeados y debilitados por todo tipo de comportamientos externos al césped, pero hay muestras que reflejan que su vida es como la de cualquier otro humano de tierra. Por desgracia, el padre del centrocampista argentino del Oporto, falleció horas antes de que su hijo participara en el encuentra de Champions League ante el Dinamo de Zagreb en suelo balcánico. Lucho decidió enfrentarse a esos malos pensamientos en el césped, en la intimidad del verde y en la competencia extrema entre los mejores del continente. No dijo nada a sus compañeros y muchos de ellos, conocieron la noticia cuando el jugador, que fue de los mejores, marcó en el estadio Maksimir y en su celebración, señaló con los dedos al cielo. “Cuando me enteré de la noticia sobre mi padre, el entrenador y los dirigentes me hablaron y me dieron todo el apoyo. Pero yo quería hacer un gol y dedicárselo a él”.

Oscar (Chelsea): Era la gran novedad ofensiva en los planes de Roberto Di Matteo pues suplía al teóricamente titular Mata. Sin embargo, lejos de tener libertad y maniobrabilidad, la aparición del brasileño fue sobre todo, llamativa en lo defensivo pues su técnico le había encargado frenar la salida de balón de la Juventus haciendo un marcaje al hombre al gran Andrea Pirlo. Lo siguió de un lado a otro, limitó las alternativas de la Vecchia y mostró el camino para poder acabar de rematar a los italianos, pero además, lo demostró con dos goles. Un ‘doblete’ escandaloso donde primer disparó desde la frontal con ayuda de un desvío defensivo (tocó ligeramente Bonucci) y, después, giró en un control orientado hacia la portería, miró al frente y la colocó en la escuadra de Buffon. Una primera parte de ‘show’ para un jugador diferencial que se estrenaba a ojos de Europa.

Rafael Bastos (Cluj): El escenario mundial más mediático, situó esta jornada a un jugador semi-desconocido, en la élite gracias a su espectacular rendimiento, que le hacen ser la primera gran revelación de la Champions League este curso. El llegador brasileño del campeón rumano, fue una pesadilla para un Braga al que, curiosamente, defendió sin pena ni gloria hace dos años, cuando no pudo consolidarse en el equipo luso. Y su regreso fue vengativo a todos ojos puesto que en dos perfectos contragolpes con los portugueses volcados en ataque, destrozó a su ex equipo con mucha pegada y grandes definiciones. Nunca fue un goleador, no había marcado jamás un ‘doblete’ y su carrera apenas gozó de regularidad hasta ahora pero la Champions quiso que, desde este miércoles, siempre sea recordado.

También te interesa: Málaga: Isco, no hay lugar como el hogar

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche