Histórico
22 agosto 2012Francisco Ortí

Málaga: Los 16 años y 102 días de Fabrice Olinga

Crecer en Duala en la misma casa que ocho hermanos te obliga a actuar rápido para no quedarte sin la ración que te corresponde cuando te sientas a la mesa. Fabrice Olinga se tomó muy en serio eso de actuar rápido. Tanto, que se le olvidó lo de crecer y poco después de haber cumplido dieciséis años ya ha conseguido convertirse en uno de los nombres propios de la Liga BBVA. Y es que para Fabrice Olinga la vida ha avanzado demasiado rápido, obligándole a dar pasos inapropiados para su temprana edad, tomar decisiones maduras e impulsado, en ciertas ocasiones, por una sucesión de casualidades que le han llevado hasta su prematuro destino.

Tal y como sucedió el pasado sábado. Fabrice Olinga, con 16 años y 98 días, se convirtió en el jugador más joven en marcar un gol en la historia de la Liga BBVA. El jovencísimo camerunés del Málaga inscribió su nombre en la historia del fútbol español, superando a otros goleadores imberbes como Iker Muniain (Athletic, 16 años y 289 días), Xisco Nadal (Villarreal, 16 años y 353 días), Mena (Real Madrid, 17 años y 36 días) o Bojan Krkic (Barcelona, 17 años y 53 días). Pero tras este hito se oculta una de esas casualidades -o varias- que le han marcado el camino a seguir de principio a fin y le han llevado desde Duala hasta el área de Balaídos para marcar ese gol del triunfo ante el Celta de Vigo.

Fabrice Olinga nació y creció en Duala, la capital económica de Camerún, criado junto a sus ocho hermanos. Allí, en Duala, fue descubierto por Samuel Eto’o, quien, enamorado de su talento futbolístico, le regaló una beca en la Fundación Samuel Eto’o -en la que también han participado la promesa del Barcelona Dongou. De la mano del delantero camerunés, ahora en el Anzhi, participó en un torneo en León y llamó la atención de varios clubes de la Liga BBVA. Apenas tenía 12 años, pero ya se peleaban por él. Aconsejado por Samuel Eto’o, Fabrice Olinga acabó decantándose por el Mallorca y siendo todavía un niño abandonó su hogar para mudarse a las Islas Baleares. Su superioridad en categorías inferiores provocó que jugara siempre con canteranos de edades superiores, y aún así destacaba.

El Mallorca tenía mucha fe en él, pero entonces comienza la serie de casualidades. Con 15 años, terminó su relación con los bermellones y se marchó al Málaga. En principio su fichaje estaba enfocado a reforzar el Juvenil B, pero tras los primeros entrenamientos dio el salto al División de Honor. Y allí debería continuar esta temporada, aunque los problemas económicos que atraviesa el Málaga le han obligado a acortar etapas. Con Salomón Rondón en el Rubin Kazan, y Ruud Van Nistelrooy retirado, Sebas Fernández era el único delantero sano de la plantilla y Manuel Pellegrini decidió citarlo para el primer partido de Liga BBVA ante el Celta de Vigo. Sin embargo, lo que era un complemento de última hora se convirtió en necesario cuando el Málaga se atascó contra el Celta.

Los malacitanos no encontraban el camino del gol en Vigo y a los 58 minutos Pellegrini dio la alternativa a Fabrice Olinga para revolucionar el ataque. La jugada salió perfecta. Faltando cinco minutos para el final del encuentro, Olinga cazó un balón suelto en el área y lo mandó al fondo de la red. Con 16 años y 99 días se convertía en el goleador más joven de la historia de la Liga BBVA, pero, por encima de todo, marcó el gol del triunfo al Málaga y le permitía empezar la temporada con tres puntos, enterrando las dudas que habían crecido por los problemas del club y la venta de los jugadores estrella. En un principio se comentó que Pellegrini había citado  a Olinga como una protesta contra la directiva, pero con su actuación ha dejado claro que está ahí por méritos propios.

El debut de Olinga no tenía ningún mensaje oculto. Jugadores jóvenes como él, Portillo o Juanmi tienen que coger experiencia, aunque de ninguna manera ello demuestra que tengamos carencias en nuestra plantilla“, explicó Pellegrini. Y el técnico chileno ha rubricado sus palabras volviendo a confiar al canterano camerunés y le ha convocado para el partido de la previa de la Champions League que el Málaga disputará contra el Panathinaikos. Así, este delantero rápido, velocísimo y que puede jugar tanto de delantero centro como en cualquiera de las posiciones de la mediapunta, empieza a escribir su historia en el fútbol de élite. Todavía no le ha dado tiempo de crecer pero con 16 años y 102 días buscará su sitio en la Champions League.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche