Histórico
22 agosto 2012Jose David López

Champions: Panathinaikos y el campeón bipartidista

La crisis económica que sacude Europa (a unos más que a otros), está llevándose por delante a Grecia. Hoy la deuda del país heleno, que ya suma cinco años de dura recesión, hunde cualquier intento de perspectiva positiva. Bajo los términos de su rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, debe aplicar severas medidas de austeridad para reducir su déficit por debajo del 3% del PIB a fines del 2014. En ese escenario, la economía se encogería un 1.5% en el 2013. Si no se concede una extensión, Grecia se contraería en hasta un 4.5% el año próximo y la recuperación tendría que seguir esperando. Números que han provocado numerosos problemas sociales en un país que lleva acumula numerosas huelgas generales ante la incapacidad de sus dirigentes y que pide posibilidades distintas a la jaula de la alternancia bipartidista. Es decir, el desarrollo de alternativas políticas realmente independientes de la burguesía griega y el capital europeo.

Esa dinámica en la que dos poderes acaparan en exclusiva la atención de los medios y de la opinión pública, siempre ha sido la constante en su fútbol. En 80 años de campeonatos nacionales en Grecia (hace 85 años que empezaron pero durante 5 temporadas no se disputó) 69 títulos han ido a parar a las manos de los dos ‘gigantes’ del país y de la capital, dos enemigos irreconciliables y rivales históricos como Olympiakos y Panathinaikos. El PAOK, que este año ha estado a punto de car la ‘campanada’, AEK y Aris, son los únicos que en algún momento han roto ese bipartidismo.Sin embargo, de los últimos diecisiete curso, sólo en tres la entrega de los ‘prasini’ encontró premio. Un bagaje desolador que ha ido escondiendo poco a poco la brillantez manifestada en épocas pasadas, aquellas donde competía por éxitos europeos.

Y no lo decimos sólo por su carácter multi-disciplinario pues el PAO (como se le conoce en Atenas para evitar su nombre real: Panathinaikos Athlitikos Omilos – Panathenaean Athletic Club), cubre nada menos que 24 deportes o secciones dentro de su estructura (algunas tan curiosas como natación sincronizada). Con el baloncesto como compañero de viaje para mayor alegría de sus hinchas, el fútbol no ha despertado grandes titulares en los últimos tiempos pero nadie olvida que en 1971, asomaron a las altas esferas disputando la finalísima de una Copa de Europa con historia. Tanta, que sin ganarla incluso representaron a Europa en la Copa Intercontinental.

panathinaikos

Por entonces, el polémico militar Georgios Papadopoulos, que había llegado al poder del gobierno tras un golpe de estado años antes, ya había conseguido exportar sus raíces déspotas en el fútbol y, como era aficionado del PAO, utilizó al club como prueba del poderío de su país en el mundo. Eso sí, aquél fantástico equipo dirigido por Pancho Puskas, siempre estará en debate pues hay pruebas de que en semifinales el prepotente Papadopoulos compró a los jugadores de su rival, el Estrella Roja. En las casi cuatro décadas que han pasado desde aquellos días, el Olympiakos ha sido el gran dominador nacional pero los pequeños ‘chispazos’ a nivel continental los ha seguido dando el equipo Prasini. Alcanzó las semifinales en 1985 y 1996, pero desde entonces, su descenso, como el de todo el fútbol del este, apenas le ha dado motivos para brillar a ojos de Europa.

Los ‘dobletes’ de 1995 y 2004 eran los mejores recuerdos para la hinchada hasta este domingo. Los proyectos en pro-de destruir el crecimiento y la fortaleza del ‘vecino rico’ (Olympiakos) no funcionaron con el polémico Malesani, el desastroso Hans Backe, el impredecible Víctor Muñoz o el comodín José Peseiro, por lo que, desesperados, la nueva propuesta llegó a manos de un asistente con ganas de dar un paso al frente en su carrera. El holandés Ten Cate ya había decepcionado en el Ajax y aunque el arranque con los atenienses fue bueno e incluso se alcanzaron fases avanzadas de Champions con algunos fichajes de ‘campanillas’, la falta de títulos, las alegrías del rival y un mal inicio de curso 2009, bastaron para cortar de raíz, empezar de cero y confiar en el muy modesto técnico Nikos Nioplias (con el que ya se ganó el doblete de 1995). Una gran racha de victorias les llevó al ansiado título hace tres campañas pero, desde entonces, la sombra perpetua del rival, vuelve a ser imponente e implacable pese a la llegada de Jesualdo Ferreira.

Tanto, que para poder seguir siendo segunda fuerza nacional y no caer ante la fortaleza del ‘vecino’ tras la caótica eliminación en la previa de Champions League, el presidente Giannis Vardinnogianis (millonario de empresas eléctricas y petrolíferas), anunció su adiós (tras más de tres décadas) pero decidió vender a precios sociales el 54% de las acciones que lo habían colocado como máximo mandatario. Cada aficionado puede adquirirlas por la cantidad deseada desde el 2 de julio en la Panathinaiki Symmaxia (organización creada para esta venta) y, a cambio, disfrutará de ciertos privilegios como precios más baratos en las entradas o descuentos en la teinda oficial del club. Tal ha sido la fuerza de la propuesta, que hay más de 4000 miembros ya oficiales donde se encuentran incluso algunos de los jugadores actuales o aquellos que dejaron ‘huella’ (Boumsong, Ninis, Gilberto Silva, Cisse).Con su ayuda, el club ha logrado reunir más de 2 millones de euros en ganancias. Una cifra insulsa en el fútbol actual pero poderosa en un entorno social negativo que, al menos, asegura la unión del barrio verde de Atenas. El bipartidismo aún no puede morir.

También te interesa: Champions: Promesas anónimas de la fase previa

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche