Histórico
24 agosto 2012Jose David López

Bundesliga: Los mejores fichajes 2012-2013

Son la primera economía europea, el segundo mayor exportador mundial y el segundo con mayor superávit comercial. Datos que atestiguan la fuerza financiera de Alemania pero que reflejan de igual manera una eficaz obsesión por la corrección y la gestión de sus recursos. El ‘motor’ de la Unión Europea es la referencia indiscutible a nivel internacional, mostrando desde hace décadas unos claros índices de modernidad y fortaleza. Referencias claras de gran rentabilidad y elaborado desarrollo que han alcanzado inevitablemente al fútbol, una de sus mejores muestras globales de profesionalidad, rigidez y éxito organizativo. Y es que hoy la Bundesliga es el campeonato de mejor administración en toda Europa.

Posee los estadios más modernos-vanguardistas del continente, conserva medidas sociales para apoyar a sus clubes, reúne más aficionados que nadie gracias a sus políticas de transporte y precios de entradas populares y, sobre todo, manifiesta cada semana que el fútbol es un espectáculo al que tratar con delicadeza como enorme producto financiero pero, de igual manera, como elemento auto-sostenible con una buena organización. Un ejemplo diario de cómo gestionar la gran demanda ociosa de los alemanes, que cambiaron su ‘chip’ tras el éxito de ‘su’ Mundial en 2006 y que hoy pueden disfrutar del crecimiento de un campeonato al alza. Tienen toda la estructura pero, sobre todo, una cabeza inteligente que limita los poderes de los clubes, que evita compras de manos extranjeras (no puede haber jeques o millonarios foráneos) y que pone topes tanto en salarios como en gastos anuales, por lo que cada equipo atraviesa estrictos controles financieros para que nadie aparezca en números rojos. En ese contexto, la Bundesliga ‘atrapa’ a jugadores interesantes y con más novedades que nunca en este verano, estos son los fichajes más importantes del curso 2012-2013.

Marco Reus (Borussia Dortmund): En el guion pre-establecido del campeón, sí entra la posibilidad clara de perder cada verano a una de sus estrellas debido a la potencia del mercado extranjero y a la obligatoriedad de ajustar cuentas a final de curso. Sucedió el primer año de la renovada era de éxitos con la marcha de Nuri Sahin y ahora ocurrirá con Kagawa. Al turco se le acabó encontrando sustituto con Gundogan (aunque le costó) y ahora, de nuevo, el sustituto vuelve a ser germano y ex canterano, un Marco Reus que llega en su mejor momento personal. Declarado hace semanas mejor futbolista de la pasada Bundesliga, el llegador no pudo triunfar en su día en el Westfalen y siendo una de sus promesas, se vio obligado a salir para poder explotar. Tras conseguirlo y ser deseado por media Europa, tuvo claro que volver a vengarse ante su pasado era obligatorio y ahora quiere hacer olvidar al japonés. La inversión de 17 millones de euros evidencia su talento, capacidad asociativa, velocidad, explosividad y gol, aunque presiona mucho a una de las perlas alemanas de los últimos tiempos.

Mario Mandzukic (Bayern Múnich): Como todo buen goleador croata que se precie, el nuevo delantero muniqués tuvo que pasar y usar de trampolín al NK Zagreb cuando apenas era un niño (por allí han pasado Spehar, Olic, Jelavic, Krstanovic…) y triunfar después en el ‘gigante’ Dinamo de Zagreb para completar el desarrollo de todo crack croata. Su llegada al Wolsfburgo hace un par de años ya respondía a ese perfil de goleador creciente, buenos movimientos y capacidad de remate pero su aterrizaje en Alemania fue delicado debido a los tiempos revueltos de un club que acababa de ser campeón con un vestuario que quería emigrar. En mitad del caos, el único que supo aprovechar su momento fue Mandzukic, que jugando incluso lejos del área por cuestiones tácticas (por ello ahora aprovecha muy bien los espacios y se mueve con soltura lejos del área), encontró gran rendimiento. Salvó a su equipo del desenso con un ‘doblete’ en la última jornada y el pasado curso demostró gran nivel para culminarlo en una estupenda Eurocopa donde acabó por evidenciar que estaba para un nuevo reto. El Bayern busca en él un competidor ofensivo para Mario Gómez (al que ya sustituye con expectativas por lesión) pero acaba de fichar un ‘debate’ pues una vez de titular, será difícil cuestionarle su puesto viendo cómo debutó (gol y asistencia) en la Supercopa.

Granit Xhaka (Borussia Monchengladbach): Junto con Shaqiri (gran refuerzo del Bayern Múnich), representa la nueva hornada de talento y capacidad del fútbol suizo. Tras años creciendo en silencio en la cantera del atractivo Basilea, su capacidad de gestionar la pelota, administrar la posesión y encontrar el manejo ideal tanto en corto como en largo, le tenía preparado un salto de calidad rumbo al Borussia Monchengladbach. Un ‘clásico’ que tras años de duda y problemas clasificatorios, encontró el camino adecuado y lucha por ingresar en la Champions League. El proyecto ha logrado renovar sensaciones, aprovechar la dinámica positiva para invertir en ella y potenciar esa medular donde el helvético debe ejercer de maestro y guionista (sobre todo porque su compañero es Nordtveit que tenía como dúo fijo al emigrado Neustadter). Una inversión importante (8.5 millones) para el exponente del talento suizo en la Bundesliga.

Junior Fernandes (Bayer Leverkusen): Han sido tantos y tan sonados los fracasos de jugadores sudamericanos en la Bundesliga (problemas de aclimatación al clima y derivados extradeportivos), que muchos clubes cerraron oficialmente las puertas a este tipo de refuerzos y así lo anunciaron el pasado curso. Uno de los que aún no pierde la fe en el mercado sudamericano es el Leverkusen, que probará en el Bay Arena a una de las grandes atracciones de la última Copa Libertadores (su goleador con seis tantos). El chileno (de origen brasileño) Junior Fernandes es un delantero de muchísima velocidad, adaptable a varias posiciones de ataque, aunque siempre suele crear amenazas jugando con espacios y con libertad. Lanza grandes desmarques, buenos movimientos para intentar sacar de zona a sus marcadores y además, ha encontrado la chispa definitiva para definir con gran acierto la cantidad de acciones que es capaz de generar. Una gran noticia y máxima expectación para el de Tocopilla.

Eljero Elia (Werder Bremen): Volver atrás en sus pasos. Esa es la maniobra que, debido a una precipitación y falta de carácter, tiene que afrontar ahora mismo el extremo holandés. Triunfó sobremanera en el Twente hace unos años como extremo de gran velocidad, desequilibrio y gol, algo que poco a poco fue perdiendo pese a dejar detalles en el Hamburgo. Su salto a la Juventus fue excesivo, no jugó absolutamente nada y regresa a la Bundesliga para encontrar su mejor versión en un entorno que ya conoce aunque ahora en un equipo diferente, seguramente el que más espacios y libertad táctica le otorgará. Un intento de recuperación de sensaciones que lo unirá a su ex amigo Arnautovic, en un claro ejemplo de dos jóvenes que se precipitaron en la toma de decisiones durante sus años más inmaduros pero que aún pueden reconducir su carrera.

También te interesa: Fichajes: Los clubes que más han gastado este verano

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche