Histórico
2 agosto 2012Francisco Ortí

Athletic: Iñigo Ruiz de Galarreta, el penúltimo cachorro de Bielsa

Con la mirada desgastada tras revisar interminables horas de vídeo y las retinas enredadas entre los cientos de periódicos, libros y revistas que había leído Marcelo Bielsa dibujó su primer esbozo sobre lo que era el Athletic Club de Bilbao, el equipo por el que acaba de fichar. El técnico argentino asumió el cargo del entrenador del conjunto bilbaíno atraído por su filosofía, pero quedó prendado cuando la conoció desde dentro. Sus creencias, sus ideales, sus infraestructuras y sus resultados. Los resultados eran la parte decisiva para Bielsa. Las señas de identidad del club no se perdían en la retórica sino que se ponían en práctica y el argentino se incrustó en el mecanismo para conocer tan a fondo las categorías inferiores como el primer equipo. Esa era la ideología del club y, por extensión, también debería ser la suya.

Estudió con su enfermiza precisión absolutamente todas las categorías inferiores del Athletic Club de Bilbao buscando un joya que pudiera pulir para lucirla en el primer equipo. Y la encontró. Pocas semanas después de asumir el cargo en uno de sus vídeos descubrió la figura de un mediocentro de apenas 17 años con llegada, buena conducción de balón y potente disparo desde posiciones alejadas. En ese preciso instante, Marcelo Bielsa decidió que ese juvenil sería el primero que haría debutar con el primer equipo, aportando así su particular ladrillo a las férreas convicciones sobre las que se ha elaborado la filosofía del Athletic Club. Ese juvenil era Iñigo Ruiz de Galarreta.

Sin embargo, la suerte no estuvo de parte del cachorro. Después de haber participado en varios partidos de pretemporada con el primer equipo y cumplir la mayoría de edad en un escenario tan emblemático como White Hart Lane, Ruiz de Galarreta sufrió una grave lesión de tobillo. El 22 de octubre, con la temporada recién estrenada, el joven centrocampista recibió una fuerte entrada de  Txomin, de la Real Sociedad B, que le destrozó el tobillo derecho. Por delante tenía más de un mes de baja y otro más para recuperar el tono físico del resto de sus compañeros. Pero lo peor no era eso, sino perder el tren para el que Marcelo Bielsa le había comprado el billete. Desde la sala de fisioterapia resulta complicado ganarse un hueco en el primer equipo, y Jonás Ramalho acabó convirtiéndose en el primer canterano que se estrenaba con el Athletic Club de la mano del técnico argentino.

Fue un duro golpe para Ruiz de Galarreta. Lo que parecía una sencilla lesión se transformó en un problema de tendón con peligro de fractura. Tuvo que esperar más de la cuenta para regresar a los terrenos de juego, pero logró sanar en tiempo record y se obligó a trabajar más duro que el resto de compañeros para recuperar los meses perdidos entre vendajes y resonancias. Acudía a Lezama por las mañanas y repetía por las tardes. Se ejercitaba con el primer equipo y, posteriormente con el filial, y al mismo tiempo realizaba su trabajo de rehabilitación para que su tobillo volviera a ser el de antes. En total, el juvenil pasaba más de seis horas diarias en Lezama, luchando por recortar la distancia perdida frente a sus compañeros.

El trabajo de Ruiz de Galarreta ha dado sus frutos. Marcelo Bielsa no había olvidado a ese chico que le enamoró durante sus primeras semanas como entrenador del Athletic Club de Bilbao y para la pretemporada 2012-2013 le ha llamado de nuevo a filas. Un segundo comienzo para Ruiz de Galarreta, que se encuentra en la misma posición que un año antes, completando la pretemporada con el primer equipo y buscando ganarse la confianza de su entrenador, pero hay una diferencia. Tan sutil como importante. Bielsa ya sabe que este juvenil ya está curtido en la adversidad y es capaz de superar situaciones complicadas. Su camino no ha sido el de una promesa que se cría entre algodones, sino que ha luchado para recuperar su sitio.

Y esa lucha tendrá recompensa. Este jueves en el partido de ida de la tercera fase de clasificación para la Europa League (21h00) en la que el Athletic Club de Bilbao recibirá en San Mamés al Slaven Koprivnica de Croacia e Iñigo Ruiz de Galarreta apunta a la titularidad. Las ausencias de hombres como Javi Martínez, Iker Muniain y Ander Herrera, quienes todavía están regresando de Londres después de participar  (y fracasar) en los Juegos Olímpicos 2012, dejan un hueco en el centro del campo que Marcelo Bielsa piensa llenar con el juvenil que le enamoró durante su primera semana. Tras un año de espera y muchas horas de trabajo, Iñigo Ruiz de Galarreta por fin podrá convertirse en en el penúltimo cachorro de Marcelo Bielsa.

También te interesa: Athletic Bilbao: Bielsa y la tradición

Todos los Videos en Engancha TV

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche