Histórico
24 julio 2012Francisco Ortí

Londres 2012: Egipto: El día de paz de Mohamed Aboutrika

El Día de la Ira lo cambió todo en Egipto. El pasado 25 de enero del 2011 fue la fecha en que el país egipcio se incendió -literalmente- para buscar un cambio e inició la llamada Revolución egipcia, que acabó provocando la dimisión del presidente Hosni Mubarak. Egipto quedó sumido entonces en una traumática transición democrática, con un peligroso vacío de poder, en la que se vivieron episodios bochornosos como el de Port Said, en el que un partido de fútbol entre el equipo local y el Ahly degeneró en una matanza con 74 fallecidos.

Egipto se desangraba, el caos era absoluto. Y entonces apareció Mohamed Aboutrika. Acompañado por su inalterable sonrisa, transmitiendo paz, dejó en silencio al país. “Estoy no puede seguir así. Abandono el fútbol”, declaró. Esas palabras provocaron un impacto mayor en los egipcios que la peor de las masacres. ‘El Santo’, como así le apodan en Egipto, colgaba las botas únicamente por el estado en el que se encontraba el país. El hombre que amaba tanto al fútbol y a Egipto que rechazó los millones que le ofrecían desde el fútbol europeo para quedarse en la liga local, había dejado de amar a su país. Egipto abrió los ojos.

La escena demuestra la dimensión que ha alcanzado Mohamed Aboutrika, que traspasa las fronteras futbolísticas. Es un auténtico mito en su país, un ídolo futbolístico y un ejemplo para la sociedad egipcia. Su carrera balompédica está repleta de títulos. Desde que en 2004 abandonó el Tersana para fichar por el poderoso Al-Ahly, donde se ha convertido en el mejor jugador del país y ha ganado tres veces la Champions League de África e innumerables veces el título de campeón de la liga egipcia. Además, agigantó su figura siendo el líder de la selección de Egipto que se proclamó dos veces de manera consecutiva campeona del continente.

Pero, más allá de sus títulos, Aboutrika se ha convertido en un ídolo de Egipto por sus decisiones y su generoso carácter. Jamás aceptó el dinero europeo porque decidió quedarse en Egipto para ayudar al país, es licenciado en filosofía y no acepta los elogios. “El fútbol es un deporte colectivo. Tenemos que dejar de decir que el partido lo ha ganado Aboutrika porque no es así. Lo hemos ganado todos juntos. Esto no es tenis”, declaró poco después de un partido en el que fue el héroe al anotar dos goles para su equipo. Además, es un símbolo de generosidad, gracias a sus constantes ayudas en causas sociales y actividades solidarias.

Aboutrika incluso se ha pronunciado a favor de Gaza y ha expresado su parecer públicamente o luciendo camisetas en apoyo a la Franja de Gaza durante la celebración de un gol, lo que le convirtió también en un ídolo en Palestina. “Aboutrika es mi ídolo” o “Palestina ama a Aboutrika” fueron algunas de las pancartas que se pudieron leer en Palestina después de que el jugador egipcio les dedicara un gol a través de su celebración. Sin embargo, su pedestal se ha tambaleado recientemente. Durante los altercados vividos en Egipto se puso en duda hasta la figura de un ídolo como Aboutrika y se le señaló como culpable por los fracasos recientes de la selección egipcia, que se había quedado fuera del Mundial y también de la Copa de África.

Los últimos tropiezos provocaron que Egipto temiera que la magia de su Faraón había llegado a su fin, pero Aboutrika respondió como siempre ha hecho: mostrando su amor por su país. Con 33 años y tras protagonizar varias actuaciones deslumbrantes con el Al-Ahly recibió la llamada de Hany Ramzy, seleccionador Sub’23 de Egipto, para representar a su país en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Aboutrika aceptó sin dudarlo. “Para mí es un honor representar a Egipto en un torneo tan importante. No puedo rechazar una convocatoria así“, aseguró Aboutrika. Con ese gesto, volvió a silenciar a Egipto. Fue su ofrenda de paz, el día de paz de Mohamed Aboutrika.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche