Histórico
28 julio 2012Jose David López

Honduras: Andy Najar, el héroe de la resistencia

Una herencia de más de doce mil años de historia les hace ser una de las primeras sociedades conocidas que habitaron el planeta. Los mayas, una civilización que desarrolló las inquietudes culturales y de supervivencia como ninguna otra con escasos recursos, transformaron la historia. Un territorio que hoy enorgullece a Honduras. Un país multiétnico con hasta trece etnias que en algunos casos, aún siguen luchando por sus derechos y actuando según sus premisas históricas. Los ‘lencas’, el grupo indígena mayoritario, se sostiene entre intentos de no perder su lengua, prácticas religiosas, pactos, ofrendas a sus dioses e incluso sus formas originales de vestir. Son grandes alfareros y dependen exclusivamente del maíz. Y todo, para no perder su identidad, la que tanto les costó mantener.

Y es que los lencas ofrecieron resistencia a la sumisión de los conquistadores españoles. El cacique Lempira, uno de los próceres hondureños, formó parte de aquella tribu y su muerte, culminada por Rodrigo Ruiz, significó la conquista final del territorio hondureño por parte de los españoles. Este domingo, bajo el inmaculado escenario de unos Juegos Olímpicos, en suelo foráneo para ambos y con necesidad imperiosa de victoria tras su dubitativo estreno, Honduras y España vuelven a cruzarse en la historia. La resistencia volverá a ser la fuerza hondureña pero esta vez el líder de su particular tribu será el mayor ejemplo de superación de su fútbol: Andy Najar.

Jugada descalzos en las tierras calientes de la zona sur del país que le vio nacer, Choluteca, allá donde los aldeanos aseguran que la manteca se derrite rápidamente y sin rastros turísticos cercanos. En casa, donde pronto faltaron sus padres por intenso trabajo en el extranjero, era callado, concreto en sus palabras, tremendamente tímido y de resumidas expresiones faciales. Siempre recibió el cariño de su abuela María Espinal, aquella que le cosía las zapatillas improvisadas con las que cada día jugaba a ser futbolista en las polvorientas canchas de su barriada. Un 13 de julio de 2007, corriendo desesperada y a toda prisa, su abuela lo buscó allá donde sabía que lo encontraría, en la cancha de tierra de Santa Cruz de Marcovia como cada tarde.

Tenía una noticia que darle de inmediato pues, a sus trece años, un giro inesperado había provocado la liberación de ciertos pasajes ilegales para permitirle viajar a Estados Unidos en busca de una vida mejor y reunirse con sus padres. “Estaba tranquilo en Honduras, mi abuela me buscó, me llevó a casa y de repente me llamó mi madre para darme la noticia de que debía viajar a Estados Unidos”. Caminó dos días y dos noches para llegar a tierra estadounidense, una semana más para sortear los obstáculos de la seguridad y legislación que defendía sus fronteras hasta que por fin, debilitado y dolorido, alcanzó Alexandria, Virginia. Acompañado por un pasador, Najar cruzó ilegalmente y vivió el que aún ahora, recuerda como momento más emotivo de su vida. “Mi corazón palpitaba cuando lo tenía en mis brazos. Lloramos y gracias a Dios lo tengo cerca, me siento muy orgullosa de todo lo que le ha pasado”, celebra aún hoy aquella madre sufridora, Adilia Rodríguez, que había intentado labrar un futuro equilibrado en USA.

Días después, estaba inscrito en la escuela de secundaria Edison de su nueva ciudad (Alexandria-Virginia) y en apenas meses, se unió a la Academia del DC United. Aquellas tardes de fútbol en la ‘sabana’ hondureña, le sirvieron para superar las pruebas de la franquicia de Washington, incluso recibiendo numerosos premios y honores por su extraordinario talento. Fue nombrado miembro de la Academia de Desarrollo Titular en 2009 y máximo goleador en la Academia de Desarrollo Final en Los Ángeles en 2009. Tanta expectación levantó su figura, que firmó un contrato de ‘jóvenes valores’ de Adidas (campaña de la empresa junto con el DC United) en marzo de 2010, logrando así pasaporte directo para el debut en la MLS solo días más tarde (en el estreno de ese curso) y entrando en la historia del campeonato pues solo los ‘elegidos’ más avanzados en su desarrollo, logran firmar por un equipo profesional directamente desde la Academia. Su progresión siguió el camino ideal pues fue nombrado Novato del Año, nominado para Jugador Latino del Año y hasta la federación intentó nacionalizarlo para que jugara con USA.

Hace unos meses, ya como estrella de Washington e icono del club, Andy estuvo dos semanas en Londres, entrenando con el Tottenham en una petición exclusiva de los Spurs para poder testearlo en primera persona: “Fue una gran oportunidad irme a Londres. Es otro mundo. Creo que es otro nivel. Me encantó aquella emoción. Espero que en el futuro me surja otra oportunidad de viajar de nuevo”. No ha tenido que esperar mucho pues, nuevamente en Londres, Najar espera seguir demostrando su talento, llegada, desborde y desequilibrio a todo el planeta con la camiseta de su país, donde es icono.

Una figura representativa, ya padre pese a no llegar a la veintena, eterno sufridor y luchador incansable, que con la humildad de quien agradece respirar a Dios, ha alcanzado el éxito. Desde el silencio de un pueblo que, siglos después, en honor al sentimiento lenca que aún perdura, en la voz del cacique Lempira, quiere su pequeña ‘venganza deportiva’ ante España este domingo en Londres 2012.

También te interesa: Estos serán los cinco jugadores revelación de Londres 2012

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Hazte socio de El Enganche FC

Somos un club independiente que lucha por ascender. Nace con una plantilla profesional, competitiva, y llena de energías para el futuro. Con una 'caja de cerillas' como estadio y una afición fiel que confía en auparnos hasta la élite. El sueño ya ha empezado pero necesitamos tu apoyo. Para mantener el Fair Play financiero y evitar las deudas que consuman nuestros ánimos, necesitamos tu entrada cada 15 días, tu abono de temporada, tu aliento...

Únete a El Enganche

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche