Histórico
2 julio 2012Jose David López

Euro 2012: Las claves de la final España-Italia

España es campeona de Europa. España ha vuelto a conseguir lo que nadie ha sido capaz de hacer en toda la historia. Y lo hizo multiplicando hasta la extenuación sus virtudes, logrando premio de cada una de sus cualidades y exaltando la figura de todos y cada uno de sus jugadores. Premisas que defendió en todo momento, desde las goleadas hasta las dudas. Esas ideas tumbaron a Italia en la final más desequilibrada de la historia de la Eurocopa, aunque bien es cierto que no el intento de Prandelli y la iniciativa atrevida, no podrían haber previsto jamás un final tan accesible a la Roja. La pegada, la mala suerte rival, las grandes intervenciones de Casillas en momentos clave, la velocidad de un espectacular Jordi Alba y la unión de un grupo incansablemente ganador, volvieron a hacerlo. España era y es, campeona de Europa (4-0). Estas, fueron las claves de la final.

Unas premisas infranqueables en todo momento: España nunca ha cedido a las presiones. Jamás dudó de cómo quería seguir ganando, de cómo seguir generando ilusión y de cómo tenían que seguir siendo las bases para establecer un canon intocable. Y ante Italia, Vicente del Bosque volvió a evidenciar su continuidad, la de apostar por el mismo once que el primer día y no alterar lo más mínimo esa compostura global. Y el premio no tardó en llegar con dominio de la situación, aparición determinante de la medular española y tranquilidad asociativa para ser capaz de profundizar. Ese mal, esa merma que debilitaba un proceso perfectamente mecanizado, también fue solventada. El seleccionador defendió a capa y espada sus ideas, sus premisas y sus ideales, los que recalcaba que nos llevaron a la élite. Y todo unido, con la coctelera llena de cualidades, finalizó como se había previsto. España, campeona de Europa.

Italia, planteamiento válido, castigo máximo: Una final que acaba con un resultado tan abultado, difícilmente podría tener calificaciones aceptables en el derrotado, pero ni mucho menos puede catalogarse de pésima la final de Italia. Porque realmente el planteamiento de Cesare Prandelli era ideal, presionando, intimidando, sacando energías para imponer su ritmo y sobre todo, para disputar la posesión a España. Fue inteligente y muy atrevido, ya que sabedor de sus cualidades, forzó, intentó retar en su mayor dificultad a la Roja y finalmente acabó castigadísima. Porque cada vez que pudo levantarse, llegaba un mazazo en contra ya fuera en forma de goles o de lesiones (Chiellini y Motta). Una gran finalista. Una gran selección.

Iker Casillas, momentos concretos en todas las citas: Hoy fueron tres, pero claves. En cada partido que España ha tenido que alcanzar la cima, e incluso cuando las cosas más turbias se pusieron, siempre surgió la firme figura del mejor portero del planeta. Iker Casillas, icono de esta generación, capitán de la selección que marca diferencias y que disfruta de las asociaciones de sus compañeros, sigue siendo figura. Porque sacó un disparo clave a Cassano, porque hizo lo propio ante Di Natale y porque también frenó cualquier entusiasmo italiano. Allí estaba, como siempre. Allí estaba como cada final. Allí estaba Casillas.

Jordi Alba, la gran revelación también encontró su gol: El gran descubrimiento de la Selección Española en esta Eurocopa ha sido, indiscutiblemente, Jordi Alba. Cuando hace dos años cayó la era de Capdevilla en la banda izquierda, surgió el debate, el temor de que no existiera un jugador que pudiera mantener el nivel. No solo se ha conseguido eso, sino mejorar el rendimiento individual y dar con un ‘rayo’ de velocidad y sorpresa que ha destrozado a todos los rivales con esa valentía y atrevimiento. Era el único jugador de España que no había ganado ni un solo torneo, pero en su ‘debut’, también fue protagonista por un gol que pasa a la historia. El Barcelona lo acaba de fichar pero la Selección tiene carrilero zurdo para muchos años.

La unión de un grupo increíblemente ganador: Estaban en las gradas, intentando tranquilizar los nervios de quien necesitaría jugar para aliviar el temor e intentando llegar a una final que quizás hubieran jugador en situación normal. David Villa y Carles Puyol formaban parte de esta final pese a haber quedado lesionados previamente. Y es que fue Vicente del Bosque quien incluso les animó a entrar en el césped con todas las de la ley y sus compañeros. Porque esta selección es un grupo unido desde hace seis años donde entre quien entre, la imagen, el reflejo profesional, la confianza y el cariño, se desprende. Desde el mayor crack hasta el que se coló a última hora. Todos hacen equipo y ese es el gran secreto de la selección tricampeona.

Toda la Información de la Selección Española desde Gniewino

Síguenos también desde TwitterFacebook

Euro 2012: Las claves de la final España-Italia, 4.0 out of 5 based on 2 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche