Histórico
3 julio 2012David De la Peña

Euro 2012: El Once Ideal de El Enganche

La Eurocopa 2012 pasará a la historia porque coronó cuatro años de absoluto dominio del fútbol español. No solo por el hecho de conseguir lo que nunca nadie logró (Eurocopa – Mundial – Eurocopa de manera consecutiva), si no también, por la manera de alcanzar la leyenda: La mayor goleada en la historia de las finales de los grandes torneos de selecciones. Nada menos que un imperial 4-0 frente a un país que, no lo olvidemos, es tetracampeón  del mundo. Resulta complicado, por tanto, hacer un once ideal del torneo sin que el protagonismo sea total del equipo de Vicente del Bosque.

Iker Casillas. Quizá no fue milagroso como en el Mundial, pero la realidad es que una vez más ha resultado decisivo. Confiado y seguro durante la fase de grupos, el partido de cuartos ante Francia no le exigió para nada. Sin embargo, el penalti que detuvo a João Moutinho en las semifinales, y algunas intervenciones de mérito en la final, hacen que para él sea el reconocimiento. Sus tres fotos levantando Eurocopas y Mundial son leyenda.

Arbeloa. La mayor fuente de debate por su titularidad. Poco ágil con balón, y poco decisivo en área rival, su rendimiento ha sido menos vistoso que el de los Gebre Selassie o João Pereira. Sin embargo, el equilibrio que le da al equipo y su competitividad, creo que merecen reconocimiento. Es perfecto midiendo su posición, juega fácil y activa a Silva de cara, y defensivamente puede ofrecer exhibiciones como ante Portugal. Creo que fue el más regular.

Jordi Alba. La gran sensación del torneo por su inesperada gran aportación. Lateral absolutamente contextual para el juego de la selección, ya que por condiciones es capaz de asociarse con Xabi e Iniesta en ataque posicional, y además dar al equipo una profundidad de la que en ocasiones carece con la idea de jugar con Fabregas de 9. Su recorrido, brutal, un auténtico pulmón.

Sergio Ramos. Ha sido el mejor defensa de esta Eurocopa. Su dominio de todos los conceptos defensivos es brillante. Quizá haya que regresar 6 años, hasta el mundial de Alemania, para ver una exhibición de un central (Fabio Cannavaro en aquel entonces), del nivel de la que ofreció el de Camas contra Portugal. Por si fuera poco, dejó un penalti a lo panenka que ya es legendario.

Pepe. Por momentos, tiránico. Ramos le arrebató la condición de mejor central del torneo por el desenlace del partido de semifinales, pero su Eurocopa ha sido una barbaridad. Sin ir más lejos, su partido contra España fue de un altísimo nivel, expulsando las acometidas españolas fuesen del estilo que fuesen. Dominó la anticipación, los cruces y hasta los centros laterales.

Pirlo. A mucha gente le ha sorprendido el nivel de este genio lombardo. Gente que quizá, por su edad, le diera por acabado, al haber sido repudiado por el Milan, y no haber seguido de cerca su temporada con la Juventus. Ha hecho una EURO de locura, generando ventajas a sus compañeros de todo tipo, e incluso manteniendo posesión en situaciones comprometidas. Fantástico.

Xabi Alonso. A su habitual capacidad de posicionamiento, lectura de jugada y dar seguridad a la hora de que el equipo repliegue, se ha unido una clarividencia para batir líneas que parecía haber perdido en el tramo final de la temporada con el Real Madrid. Su partido contra Francia en cuartos, al margen de los dos goles, fue una exhibición de como se ha de jugar al fútbol en ese puesto.

De Rossi. Inició el Europeo de hombre libre en una defensa de tres, y acabó (más cómodo), jugando de interior a la izquierda de Pirlo. Desde ahí, su interpretación del espacio, probablemente haya sido la mejor de un futbolista en esta Eurocopa. Su primera parte en fase defensiva contra Alemania fue magnífica, y su aportación en cuartos y semis en campo rival, inteligente.

Cristiano Ronaldo. Dos actuaciones memorables (contra Holanda en la última jornada del grupo, y en los cuartos de final contra la República Checa), nos metieron el miedo en el cuerpo. Cierto que estuvo controlado en el partido de semifinales contra España, pero sus condiciones son extraordinarias. Te mata con espacios y es un ganador nato. Se quedó a un paso de la final.

Iniesta. Nombrado mejor jugador del torneo, en esta selección española cuya idea básica es el colectivo, y donde no existe una gran estrella diferenciada que se destaque sobre el resto, quizá, si haya que decantarse por un futbolista referencia, ese es Iniesta. Acostado sobre la izquierda gira, elimina y atrae rivales, y encima, es elegante. Su torneo, muy regular, y su final, muy buena.

Fabregas. Otra gran fuente de debate, el falso 9. Del Bosque tenía claro lo que Fabregas podía aportar allí, y el del Barça se lo devolvió con una media hora primorosa en cuartos, y una final absolutamente fantástica. Capaz de ofrecer apoyos para agilizar la circulación en ¾, y de tirar rupturas cortas como vimos en el gol de Silva en la final. Fantástica su actuación, y lo maravilloso, que fue en un rol no habitual para él.

También te interesa: España: Gracias por la eternidad

Síguenos también desde TwitterFacebook

Euro 2012: El Once Ideal de El Enganche, 3.7 out of 5 based on 3 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche