Histórico
17 julio 2012Jose David López

Brasil, China y Estados Unidos: Estrellas en el fútbol emergente

Se ha permitido subir de un 3%-5% en los últimos años y seguirá apreciándose mientras la economía de China siga siendo sólida. El yuan, moneda del gigante financiero actual, representa la buena salud del país más poblado del planeta, que pese a sufrir pequeños ejemplos de desaceleración, sigue siendo puntual en las actividades económicas. Las previsiones no son tan positivas de cara al futuro, pero los grandes millonarios que han generado los repuntes de los últimos años, han ofrecido expansión en varios sectores hasta ahora olvidados en la sociedad, siendo el fútbol uno de los que más mejoras ha experimentado en los últimos 24 meses. Y es que el poder chino en el mercado y la bolsa de valores, ha repercutido directamente en un deporte rey que allí no está considerado ni como ‘príncipe’ pero que ha sido capaz de atraer ya a algunas estrellas de categoría mundial, todas ellas ‘hechizadas’ por las alegrías de la nómina mensual (Conca, Anelka, Barrios, Drogba, Guerrón, Yakubu, Keita, Kanouté)

La situación es parecida en Brasil, una de las locomotoras del mundo (logró crecer en plena crisis financiera mundial hasta un 7,5% en 2010), que ha remplazado a Reino Unido como sexta economía mundial y que es, notablemente destacada, la mayor economía de Latinoamérica. Además, cuenta con la ventaja de que será el país sede del próximo Mundial de Fútbol (también las próximas Olimpiadas), lo que le reportará mayores ganancias e imagen en el mundo a nivel turístico. Todo, agregara algunos puntos porcentuales a su crecimiento que es sostenido desde hace casi un lustro. Allí, la pasión por el fútbol lleva su nombre inscrito en la piel, en el alma, en el corazón. No hay barriada sin club. No hay hincha sin camiseta. Pero los alardes financieros de una economía al alza, han repercutido directamente en las mejoras de los clubes y la estabilidad que pueden llegar a otorgar. Ahora no sólo llegan antiguos cracks nacionales, sino estrellas mundiales que pretenden seguir luchando cada metro a buen precio.

Más allá de China y Brasil, cuya competitividad futbolística no tiene parangón posible dado el desconocimiento de unos y la grandeza de otros, el fútbol sigue sosteniéndose como deporte en crecimiento en USA. Un entorno donde la rivalidad entre clubes es nueva, donde las bases empiezan a ser automatizadas por un público aficionado a otros deportes más yankees y donde los clubes empiezan a ser profesionales en todos sus aspectos. Franquicias cada vez más solventes, directivos con mayor conocimiento sobre gestión, entrenadores más capacitados para ofrecer un salto cuantitativo que acabe situándoles como referencia de América en unos años y jugadores que ven un entorno ideal para sus últimos días de fútbol. Tres países, tres potencias y tres estilos de fútbol que, casi extremos en cuanto a nivel competitivo, han logrado ejercer presión al resto del planeta futbolístico debido a su naturaleza financiera estable. La clave para que las estrellas empiecen a amontonarse en sus campeonatos.

Seydoy Keita (Dalian Aerbin – China): Pese a que ya estaba más que previsto en el interior del vestuario del Barcelona, Keita presentó la oferta multimillonaria que le acababa de llegar desde China. Y aunque pueda parecer que no había ninguna posibilidad de negarse a cobrar 7 millones de euros brutos por campaña (firma para dos años y medio), teniendo 32 años, el propio malí ha constatado que la decisión final la ha tomado debido a las medidas fiscales. Por llevar cinco años en España, la nueva fiscalidad que se aplica a los extranjeros sube del 24%, hasta pasar a tributar el 43%. Y hasta insistió en quedarse pues “propuse pagar parte de esa diferencia de impuestos y que el club pagara otra, pero no hubo acuerdo pese a que siempre dije que seguir en el Barça era mi primera opción y lo intenté hasta el final”. Ahora, inicia una nueva etapa en un retiro dorado donde espera levantar a su club, que ocupa zona peligrosa en la clasificación.

Frederic Kanouté (Beijing Guoan-China): Después de siete años magníficos en Sevilla, donde el propio club lo despidió en un comunicado asegurando que era “sin duda el mejor de los últimos tiempos y tal vez de la historia”, el malí también pone rumbo a China a sus ya avanzados 34 años. En su caso, vivirá en Pekín, algo a valorar teniendo en cuenta muchas de las mermas en la sociedad china, y ganará casi 2 millones de euros al año (ha firmado para dos campañas), siendo ya el jugador extranjero más caro de toda la historia del equipo chino pese a ser uno de los referentes históricos. Allí cerrará su carrera intentando hacer campeón a su club, uno de los favoritos cada año y que lucha ahora mismo en la tercera plaza para poder estar de nuevo entre los gigantes asiáticos.

Alessandro Nesta (Montreal Impact-MLS): El mítico central italiano, que durante años ha sido referente no sólo de la selección azzurra sino también de Lazio y Milan, sufría cada vez más sobre un terreno de juego debido a sus problemas físicos y la falta de continuidad de sus rodillas. Lo pensó y valoró detenidamente unos meses e incluso fueron varios clubes estadounidenses quienes se pusieron en contacto con él, pero el salto de su compatriota Marco Di Vaio a Montreal, fue su empujón definitivo. “Vine por vez primera para ver a Marco  jugar su primer partido, la gente del club le hizo sentir como en casa. Me gustó mucho todo lo que vi y me convenció para seguir mi carrera aquí, ya que tenía ganas de MLS”. Eso, y que su ficha se acerca muy mucho a lo que cobraba en sus últimos años milanistas.

Clarence Seedorf (Botafogo): El caso del holandés es el más llamativo de todos porque pese a su edad, 36 años, no perderá el nivel de exigencia y competitividad. Su llegada al Brasileirao, además en uno de los clásicos, responde a varios axiomas pues más allá de que su mujer es natural de Rio de Janeiro e hincha de su nuevo club, Seedorf es de Paramaribo y allí Brasil es referencia futbolística para todos los niños como él mismo ha admitido. Tenía la oportunidad de irse al mundo árabe o a Estados Unidos a terminar su carrera, pero ha sido valiente al elegir un fútbol mucho más exigente en todos los sentidos y con una presión enorme pues cobrará 7 millones de euros por dos campañas. Ha sido presentado con galones de crack, van a usarlo como producto comercial en cualquier esquina del país y él ya ha reflejado que no viene a retirarse, sino a disfrutar de una experiencia donde quiere títulos.

También te interesa: Seedorf, la estrella solitaria de Paramaribo y Pekín vibra con el ‘Spanish’ Beijing Guoan

Todo sobre las Camisetas de Fútbol en TSC

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche