Histórico
10 julio 2012El Enganche

Botafogo: Seedorf, la estrella solitaria de Paramaribo

Por Alberto Zaragoza (analista de fútbol brasileño)

Una estrella es más que un símbolo. Todos tenemos algo de estrella. En mayor o menor medida, el polvo de estrella forma parte de todo ser vivo. Pero hay algunas que brillan más que otras y si existe un club en Brasil donde esto tiene un significado mayor, ese es sin duda el Botafogo de Rio de Janeiro. Uno de los ‘doce’ grandes del país, que tiene el honor de ser el club de fútbol que más jugadores ha llevado a la selección brasileña en toda su historia. Palabras mayores. El club de la estrella solitaria (símbolo de su escudo). Un astro exclusivo que antaño brilló mucho más, pero que se resiste a perder esa magia y el encanto del Botafogo carioca.

Casi nadie podía imaginar que la enésima estrella  a apuntar en su glorioso firmamento, tendría adn multiétnico. Un hombre que pese a ser europeo es también americano. Un icono nacido en Paramaribo, la capital de Surinam, un pequeño país fronterizo con dos estados brasileños (Pará y Amapa). Un estandarte que  pese a haber defendido a Holanda internacionalmente, siempre ha tenido muy claro sus cercanas raíces brasileñas, las que le han guiado hacia ellas cuando su carrera tocaba a un punto de readaptación o retiro. Y es que más allá del  aspecto económico de un Brasileirao capacitado para aglutinar a sus estrellas sin necesidad de venta, la clave ha sido la nacionalidad brasileña de su mujer, Luviana (natural de Río de Janeiro) y casualmente torcedora fanática del Botafogo. Todo ello bien mezclado, ha provocado uno de los mayores fichajes de la historia del fútbol brasileño por entidad, experiencia y exotismo: Clarence Seedorf ya es del Fogao.

La ‘Operación Seedorf’ es una clara muestra del fervor económico que vive Brasil. Una realidad para el mundo, la confirmación del real brasileño frente al dólar y al euro, y la prueba de que la economía brasileña está haciendo milagros. No ha sido fácil convencer a esta leyenda para que llegue al Botafogo, desde luego, ya que Mauricio Assumpção (presidente) ha tenido que trabajar muy duro. Una vez desvelados los números de la operación, mucha gente piensa que quizá no merecía la pena pagar los 18.3 millones de reales (unos 7.3 millones de €) que serán los que cobre Seedorf en el Botafogo durante dos años (unos 321.000 euros mensuales). Cifras para tener muy en cuenta. Cifras que no muchos pueden pagarle ya en Europa. Su llegada el pasado viernes a Rio de Janeiro fue como si del Mesías se tratase. Toda una afición fervorosa le estaba esperando pues aunque las cifras hacen dudar de si valdrá la pena, Clarence es profesionalidad. Nada más llegar preguntó si podía incorporarse ya a los entrenamientos, pues no quiere perder ni un día de su plan físico. Cierto que hasta hoy, martes, no vuelve a entrenar, pero horas después de su llegada, ya fue al gimnasio con el preparador del club para empezar su puesto a punto y demostrar que no va al Brasileirao de retiro dorado.

Seedorf tenía la oportunidad de irse al mundo árabe o a Estados Unidos a terminar su carrera, pero ha sido valiente al elegir Brasil. Un fútbol mucho más exigente en todos los sentidos y con una presión enorme pese a estar en un club que, pese a su grandeza, tiene un calado social menor que los otros tres grandes  de la ciudad. Sin embargo, por nombre y coste de su llegada, esa presión la tendrá por parte de todo hincha brasileño, sea torcedor de Botafogo o no. Más allá de su mujer, ser ciudadano americano, o el dinero, para que el Fogao hiciera posible esta operación han entrado varios factores importantes. Y es que la esperanza de Mauricio Assumpção es conseguir socios que proporcionen ese dinero ‘extra’ para asumir ese coste mayúsculo irrepetible. Por este motivo, Botafogo hará todo tipo de eventos, citas y reuniones para el jugador que ha sido presentado con un auténtico ‘carnaval’ horas antes del partido frente al EC Bahia en Rio de Janeiro. El pimer impulso ya se hace notar pues cuando salieron a la venta las entradas, en pocas horas se vendieron 10.000. La esperanza de la directiva es hacer una venta masiva en toda la ciudad.

Para comprender la llegada de Seedorf, cabe mencionar a la última gran estrella en el firmamento del Fogão, Sebastián “El Loco” Abreu. Todo un ídolo para la torcida albinegra, que ha dejado el club (como cedido al Figueirense) tras aportar al club todo lo que le podía dar tanto en cuestiones de marketing y deportivas. No contaba para Oswaldo de Oliveira y pese a que no existió una mala relación ni nada por el estilo, simplemente no entraba en el esquema que el técnico quiere usar en el equipo. Abreu, al no jugar, temía dejar de ser convocado por su selección, por lo tanto no ha puesto ninguna traba y se ha marchado cedido al club catarinense que pagará su sueldo de 200.00 reales (por lo tanto un doble respiro para el Botafogo).

Además se Seedorf, la renovación de Botafogo va más allá. Se esperan más refuerzos, como el de Nico Lodeiro, un magnífico fantasista uruguayo al cual el fútbol brasileño le puede venir de perlas. Lleva tiempo desaprovechado en el Ajax durante la mayor parte de su etapa allí y vuelve a su continente para demostrar que tiene mucho fútbol (se incorporará tras las Olimpiadas). También llegará el atacante Rafael Marques, procedente del Omiya Ardija japonés. Club históricamente más perdedor que ganador, hay cosas que solamente ocurren en Botafogo y por lo tanto nunca sabemos que esperar de ellos. El proyecto genera ilusiones y lo que parecía volver a lo de siempre, se ha transformado pues en pocos días ha llenado de esperanza a su afición. Saldrán ídolos como Abreu, Herrera, Maicosuel y posiblemente Elkeson (su gran estrella), pero llegan otros nuevos y con una idea fija en un proyecto por parte de Oswaldo.

Seedorf no es solo una gran apuesta para el Botafogo, sino para todo Brasil. Oportunidad de crecer de cara al mercado europeo, lo que representa un segundo paso tras la repatriación y mantener por mayor tiempo a las jóvenes promesas. Pero no hay que caer en la trampa de contratar a todo jugador europeo que vaya a dejar el fútbol de Occidente pues Brasil no debe convertirse en un oasis para que famosos futbolistas terminen su carrera (Diego Forlán y su fichaje por Inter PA es otro claro ejemplo). Gran trabajo de marketing que va a realizar el ‘colorao’ para búsqueda de socios y poder pagarle el sueldo (cobrará la mitad que Seedorf ) . Un joven de Paramaribo que conquistó Europa, da un paso más en su carrera, convirtiéndose en crack del Fogao. Y todos sabe que, ilusionados o no, si brilla con la mitad de la fuerza y pasión con la que le recibe del país, será clave en el histórico firmamento del club de la estrella solitaria.

También te interesa: Botafogo: Elkeson, el ‘show’ esperanzador o Seedorf, el ‘savant’ milanista

Botafogo: Seedorf, la estrella solitaria de Paramaribo , 5.0 out of 5 based on 1 rating

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche