Histórico
9 julio 2012Jose David López

Atlético de Madrid: Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez, energía de carácter secundario

El primer refuerzo después de haber sido campeón de la Europa League, siempre refleja el sendero hacia el próximo objetivo o, al menos, sí evidencia cómo se afronta el futuro más inmediato. En el caso del Atlético de Madrid, ese éxito tuvo muchas dudas inmediatas en el mercado, sobre todo porque el nombre de Radamel Falcao empezó a circular con demasiada facilidad y porque se dio por sentada su marcha a un club de mayores ambiciones. Y es que es esa palabra, esa sensación de crecimiento, de seguir progresando y de imponer mayor respeto para la camiseta rojiblanca, la que todos los hinchas quieren mantener. Una intención que no acaba de confirmarse con el refuerzo que marca la pauta de los próximos meses, de los próximos retos y de las próximas temporadas: Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez.

Con el fichaje del uruguayo, ya con el grupo rojiblanco después de haber estado con la selección uruguaya, el Atlético de Madrid demuestra varias sensaciones. La primera es que ha sabido moverse bien en el mercado para poder contratar a un jugador que tendría muchas ofertas al finalizar su contrato con el Oporto. La segunda es que, precisamente su naturaleza de jugador liberado y sin coste, es la que ha promovido su contratación, reflejando a su vez que no existe mucha liquidez en las arcas para poder ampliar el abanico de alternativas de mercado. Y la tercera y quizás más concluyente, es que Cristian Rodríguez sólo ha tenido presencia importante y minutos regulares en su primera campaña en el equipo de Do Dragao, y es que de las cuatro campañas que sumó en el Oporto, en las tres últimas ha sido un jugador disperso, inconstante y con poquísima participación. Este último año más aún, donde fue enteramente desplazado de cualquier plan y apenas disputó 490 minutos ligueros.

El Atlético de Madrid ficha para cuatro campaña a un jugador experto, con mucha garra y energía en cada acción. Capaz de jugar como extremo izquierdo o algo más interiorizado (en la selección a veces ha jugado por detrás de Forlán como llegador) e incluso podría circunstancialmente adaptarse a la banda derecha permutando ya que así ganaría en opciones horizontales. Jugador bastante individualista debido a su buena técnica individual y ese empuje potente que le hace poder imponer su fuerza en acciones concretar de desequilibrio o encarar a rivales. Sus regates no son producto solamente de sus habilidades, sino también de su fuerza y empuje, a lo que suma siempre un buen disparo con la pierna zurda y mucha capacidad de trabajo por el colectivo, siendo solidario en sus esfuerzos. Su gran merma es que suele ser muy discontinuo en sus apariciones, desapareciendo por minutos y siempre necesitado de un buen estado de forma, ya que en los últimos años también ha arrastrado ciertas molestias que no ha terminado de dejar a un lado para centrarse únicamente en lo deportivo.

El ‘Cebolla’ inició su carrera en Peñarol, donde ganó el campeonato uruguayo y en dos campañas llamó la atención del PSG como joven promesa. Apenas estuvo dos años en la capital francesa, donde ganó una Copa. Saltó a Portugal para enrolarse en el Benfica y tras una sola campaña, después de haber dejado muy buenas sensaciones y quizás la mejor de sus actuaciones en Europa, tocó techo y se ganó todas las críticas posibles cuando decidió marcharse al Oporto (gran rival benfiquista). Esa traición sólo fue entendida la primera temporada en Do Dragao, donde sí tuvo más regularidad y disfrutó de constancia, porque desde entonces, ha deambulado por los planes de los entrenadores y no ha conseguido entrar en el esquema perpetuo de ninguno de ellos.

Cierto es que en títulos, el haber estado en una plantilla como la del campeón portugués le ha permitido celebrar constantemente (3 Ligas, 3 Copas, 3 Supercopas y una Europa League), pero siempre desde una posición menos protagonista. Quizás su mayor logro fue poder levantar la Copa América con la selección uruguaya más poderosa de los últimos lustros, aunque igualmente, su participación e importancia en el esquema charrúa, también ha perdido fuerza y protagonismo en los últimos años.

El fichaje por el Atlético de Madrid, todavía teniendo mucha carrera por delante a sus 26 años, supone un estímulo quizás ya inesperado en su trayectoria y planteamiento de futuro, ya que era mucho más viable un regreso a Sudamérica para enrolarse en clubes de potencial. Sin embargo, la opción refuerza su ambición y confianza para poder explotar definitivamente y, seguramente, buscar aprovechar al máximo esta última oportunidad de mantenerse en la élite. Barato, experto y con energía incombustible, aunque de carácter volcánico y necesitado de recuperar su mejor estado de forma.

Todos los Análisis de los Nuevos fichajes de este verano, en nuestra sección Exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Atlético de Madrid: Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez, energía de carácter secundario, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche