Histórico
8 junio 2012Francisco Ortí

República Checa: La otra carrera de Theodor Gebre Selassie

Hace tiempo que abandonó la escuela, pero su cuerpo no lo ha olvidado. La peculiar postura de Haile Gebrselassie para correr recuerda al niño que un día fue. Mirada al frente, observando el horizonte, y los brazos encogidos, sujetando un objeto imaginario. Una postura heredada de su infancia en Etiopía, cuando, con apenas ocho años, se veía obligado a correr descalzo 10 kilómetros con los libros en la mano para acudir al colegio cinco veces por semana. Y luego otros 10 kilómetros para volver a su casa. Siempre con los libros en la mano. Los mismos que ha llevado de manera imaginaria a lo largo de toda su prodigiosa carrera, en la que ha logrado, entre otras muchas cosas, dos medallas de oro en unos Juegos Olímpicos.

Theodor Gebre Selassie comparte apellido con legendario maratoniano, pero la relación entre ambos no traspasa otros aspectos. Ha nacido en la República Checa. Nunca ha pensado en ser corredor, aunque cualidades no le faltan. Apenas conoce Etiopía. “Lo visité una vez cuando tenía dos años“, explica él. Y su relación con la escuela es más bien discreta. “Siempre le reprocho que no haya querido combinar el fútbol con los estudio“, apunta su madre. Sin embargo, al igual que sucede con el atleta etiope, la vida de Theodor Gebre Selassie, lateral derecho del Slovan Liberec y la República Checa, es un ejemplo de superación. Y que no es fácil crecer en la República Checa siendo el único niño negro en kilómetros a la redonda.

Hijo de un médico y una doctora, la vida de Theodor hubiera sido completamente normal de no ser por un mero detalle. Su padre era negro y él también. Chamola, su padre, era un afamado doctor en Etiopía que viajó hasta Europa para hacerse un sitio en la Checoslovaquia comunista, se enamoró de una checa, se casó con ella y tuvo seis hijos. “Theodor siempre ha sido diferente, pero ha sabido superarlo sacando una sonrisa incluso en los peores momentos. Siempre ha sido un chico muy feliz“, cuenta uno de los profesores que tuvo durante su época de estudiante. En la República Checa, como en la mayoría de países de Europa del este, el racismo continúa siendo un problema muy arraigado y Gebre Selassie lo ha sufrido desde pequeño.

Aunque, él asegura que nunca le ha importado. “Sé que soy diferente y no me importa. Todo lo contrario. Estoy orgulloso de serlo. Me permite destacar sobre el resto, aunque cuando hago un mal partido también se nota más“, cuenta Gebre Selassie. Lo cierto es que no siempre le ha resultado tan difícil como cuenta. Durante su carrera; en la que ha pasado por el FC Vysocina Jihlava, Slavia de Praga y ahora Slovan Liberec; ha tenido que soportar que las aficiones rivales le dediquen insultos racistas o le lancen plátanos. Especialmente duro fue el encuentro contra el Sparta de Praga en el que el estadio al completo comenzó a emitir sonidos simiescos después de que un jugadón suyo por ‘su’ banda derecha acabara en gol.

Los problemas, sin embargo, parecían haber mitigado hasta que el seleccionador Michal Bilek le incluyó en los planes para la selección checa y le citó para representar al país en la Eurocopa 2012. A los 25 años, Thedor Gebre Selassie se ha convertido en el primer jugador de raza negra que viste la camiseta de la selección de la República Checa, desatando un bochornoso debate en el país. Tan sólo por su color de piel. “Estos comportamientos me dan pena. He nacido en la República Checa, siempre he vivido aquí y soy tan checo como cualquier otro. En Estados Unidos tienen un presidente de raza negra y aquí se discute si yo debo o no jugar con la selección de la República Checa por mi color de piel. De verdad que no lo entiendo“, confesó Gebre Selassie recientemente en una entrevista.

Pese a las dudas que puede haber generado en el país, Bilek confía totalmente en él. Con un físico privilegiado, una velocidad endiablada y habilidad para poner centros precisos al área, Gebre Selassie se ha convertido en el dueño indiscutible de la banda derecha de la República Checa y uno de los principales peligros del conjunto checo. Bilek apostó por él después de la debacle checa frente Noruega en agosto del 2011 y no se ha arrepentido hasta llegar a incluirle entre los 23 elegidos para representar a la República Checa en la Eurocopa 2012. A lo largo de su vida Gebre Selassie ha superado muchos obstáculos y ahora se ha marcado un nuevo objetivo que pasa por ganar a Rusia este viernes. Después de eso ya habrá tiempo de hacer caso a su madre y volver a los estudios, aunque no como lo hacía su homónimo Gebrselassie.

Síguenos también desde TwitterFacebook

República Checa: La otra carrera de Theodor Gebre Selassie, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche