Histórico
13 junio 2012Jose David López

Portugal: Joao Moutinho, silbidos a la magia

Apenas medía (y mide) 1.70, lo tachaban de excesivamente liviano, demasiado enclenque y peligrosamente débil en el contacto contra el resto de rivales. Había llamado la atención de muchos clubes desde que era un niño jugueteando por las rocosas playas de Portimao (el famoso sur de Portugal prácticamente unido al Algarve o el Faro), pero su altura había desestabilizado el acuerdo definitivo en el último instante. Su cualidad, altamente destacable y absolutamente desequilibrante, residía en todo lo demás. Una calidad técnica notable, una inteligencia contrastada, enorme talento derrochado en constantes asociaciones y un golpeo de balón mayúsculo a balón parado o en media distancia. Asombrados con su facilidad de conducción, liderazgo y desplazamiento de balón, los ojeadores del Sporting de Lisboa sí dieron el paso definitivo, ‘atándolo’ con apenas 13 años tras verlo con el equipo de su ciudad, Portimonense.

Vinculado a la mejor academia futbolística del país y creciendo con una de las generaciones más provechosas de los últimos años (Miguel Veloso o Nani llegaron a la vez), fue elegido Jugador Revelación el curso de su debut, con apenas 17 años, convirtiéndose desde entonces en fijo en los planes del león lisboeta y siendo capitán antes de cumplir la veintena. Su carrera había irrumpido con enorme impacto y tras años donde sus metas quedaban en el olvido por la impotencia competitiva de su club, hace dos cursos decidió marcharse a uno de los grandes rivales, un Oporto donde desde el primer día es el líder de la medular y ha alcanzado ya su mejor nivel. Pero desde entonces, sus problemas se multiplicaron por los sentimientos enfrentados de aficiones contrariadas.

No era la altura, no era su falta de carácter o su incapacidad, sino que su brillantez, reflejada en cada rincón del fútbol luso, le lleva a ser odiado por aficionados de Sporting (por sus años leoninos) y Benfica (por su pasado sportinguista). Una circunstancia que le hizo más fuerte y resistente pero que, sobre todo, lo liberaría cuando se viste de corto con la camiseta de la selección nacional. Una sensación estresante que en más de una ocasión ha apuntado como motivación ‘extra’, aunque nada deseable estando en tu propio país y ante tu público. Y es que incluso cuando la selección portuguesa ha disputado partidos en Da Luz (casi siempre) o en el José Alvalade (menos habitual), algunos individuod de dudosa inteligencia, silban al mediocentro luso priorizando los colores comarcales que los sentimientos nacionales. ¿Por qué silbar la magia?

Moutinho representa actualmente el estilo de mayor atractivo en el fútbol portugués. Al contrario que sus compañeros de generación lisboeta, es el único que se ha mantenido en el campeonato nacional, que ha descartado grandes atractivos extranjeros y que siempre empleó sus registros diferenciales en el entorno donde mayor estabilidad deportiva aseguraba. La única razón por la que en el momento de decidir un cambio, el mediocentro priorizó seguir en Portugal y no aventurarse lejos de sus fronteras, es que la continuidad competitiva a nivel nacional y europeo, así como la puesta en escena hermana a sus cualidades, no tendría excesivos entornos donde encontrarse cómodo. Do Dragao, a pesar de las críticas que eso iba a generar, le ofrecía un entorno ideal que ha explotado a su conveniencia desde entonces.

Su rol en Portugal es, sencillamente, el del jugador más capacitado, brillante y talentoso del equipo en labores creativas y asociativas. Marca el ritmo, es dinámico, mantiene un genuino toque de balón, desplaza en largo, genera, progresa y lanza faltas  con golpeos de diferentes registros según necesidad. Sigue siendo el más joven de todos los que lo rodean, todavía el más bajito y a su vez uno de los más silbados (Cristiano Ronaldo y su affaire con las gradas le ayuda a no ser el centro de atención), pero su rol de estrella en la recámara, de líder en la sombra y de icono de un estilo, hace tiempo que no entiende de timidez ni miedo escénico. La magia se vive, se disfruta y, desde luego, se aplaude.

También te interesa: Cristiano Ronaldo y su ‘Euro-Balón’ de Oro

Toda la Información de la Selección Española desde Gniewino

Síguenos también desde TwitterFacebook

Portugal: Joao Moutinho, silbidos a la magia, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche