Histórico
5 junio 2012David De la Peña

Euro 2012: Grupo D: Ilusión frente a obligación

Con Francia e Inglaterra como máximas favoritas por peso histórico y tradición, será del modo en que arranquen los duelos del último grupo de esta Eurocopa 2012. Francia con más talento, e Inglaterra con cierta incertidumbre tras las bajas y la reciente llegada del nuevo seleccionador, tendrán que competir ante dos equipos que tienen grandes armas. Ucrania, por su condición de anfitriona, dato siempre relevante, y Suecia, porque puede construir su fútbol en torno a una figura mundial como es Zlatan Ibrahimovic.

Francia: Hace dos años la selección francesa regresaba del mundial de Sudáfrica habiendo ofrecido al mundo una de las imágenes más lamentables que se recuerdan. Anelka insultó a Domenech en el descanso del Francia – México, el seleccionador le expulsó de la concentración, y parte del grupo se negó a entrenar al día siguiente. La prensa nacional llegó a tacharles de desertores, y el tema cobró tal relevancia como para que el propio Sarkozy considerase que debía ser tratado en el Elíseo. Ahora, aquellos malos momentos están más que olvidados, y Francia ha vivido un proceso de regeneración de la mano de Laurent Blanc que le sitúa entre una de las candidatas a alzarse con el trofeo.

Lloris indiscutible en portería, ayudado por una línea defensiva de muy buen nivel. Parece que Debuchy se perfila como titular tras la baja de Sagna, un lateral de largo recorrido con muy buenas condiciones en fase ofensiva. Evra en el otro perfil, y una pareja de centrales que tiene buenas variantes entre Rami, Mexes o Koscielny. M’Vila llega tocado, pero debería ser inamovible en el mediocentro. Tanto en 4-2-3-1 compartiéndolo con Cabaye, como en el 4-3-3 respaldado por el del Newcastle y Malouda. Arriba, talento puro. Un Nasri, tan irregular como decisivo, un Ribery que acaba el año en plena forma, y un Benzema que se ha consagrado de manera definitiva como uno de los mejores futbolistas del mundo. Si a ello le sumamos las aportaciones puntuales de Menez, Ben Arfa o Giroud, nos encontramos ante un bloque con un potencial tremendo.

Inglaterra: La renuncia de Fabio Capello es un buen punto de partida para entender la situación que vive la selección inglesa. Con Roy Hogdson fichado a última hora, y teniendo que asimilar una idea con muy poco tiempo de margen para arrancar la Eurocopa, lo que Inglaterra desprende es incertidumbre. Por si fuera poco, una brutal plaga de lesiones ha trastocado los planes del seleccionador, que ha tenido que añadir a las ya conocidas bajas de Wilshere o Bent, las ausencias de Lampard, Cahill o Barry a última hora. Desde luego, lo que vaya a presentar Hogdosn probablemente diste mucho de lo que mostrase en caso de tener disponible a toda la plantilla, teniendo en cuenta además, de que a la larga lista de lesiones, hay que añadir la ausencia de Wayne Rooney para los dos primeros partidos por sanción.

En portería un Hart que es uno de los guardametas de la temporada por rendimiento, y una línea defensiva formada por Johnson, Terry, Lescott y Baines o Ashley Cole. La defensa que puede presentar Inglaterra muestra el buen potencial que tiene el país a pesar de las bajas. Hogdson a mostrado en sus amistosos un 4-4-2 bastante lineal. En medio campo la duda es el doble pivote. Parker es fundamental, y a su lado, casi sin competencia, tendremos la oportunidad de ver a un Gerrard que no tuvo la suficiente continuidad durante el año. Bandas quizá para Downing y Milner, dos hombres de trabajo y que ayudarán a equilibrar, con la alternativa de Walcott para acelerar el partido. Sin Rooney, la segunda punta parece destinada a Ahsley Young, mientras que el hombre referencia debe ser para Andy Carroll. Un equipo, aun así de garantías, y estructurado de una forma simple y bastante pragmática.

Ucrania: La condición de anfitrión, por lo general, suele ser un aliciente. Es cierto que se recuerdan casos de no saber administrar la presión, pero por lo general, el hecho de jugar un torneo corto ante tu propio público suele ser un incentivo favorable. Si a este factor sumamos que el equipo que dirige Oleg Blokhin tiene armas para hacer daño, llegamos a la conclusión de que a Ucrania hay que tomarla en serio. Quizá los principales quebraderos  del equipo residan en la retaguardia, con problemas en la portería (probablemente jugará Pyatov), y en la zaga. Lesionado Chygrinskiy, la pareja de centrales la podrían formar Rakistkiy y Kucher, con las alternativas de Mykhalyk y Kacheridi, zona donde existen dudas en cuanto a competitividad. En el lateral derecho, un volante reconvertido como Husev para dar profundidad, y en el izquierdo, un hombre más familiarizado con tareas defensivas como Selin.

El doble pivote ha de aportar rigor y equilibrio. Preparado para tal efecto Tymoschuk, veremos si acompañado de Nazarenko o Rotan. Y necesita el equipo en ese puesto gran capacidad posicional para equilibrar la naturaleza de ese 4-2-4 con el que vive el equipo en fase ofensiva. Yarmolenko y Konoplyanka como extremos a pie cambiado, poniendo desborde e imaginación, y un Voronin jugando por detrás de Devic. Devic, recientemente fichado por el Shakhtar, ofrece movilidad, desmarques largos y caídas a bandas para equilibrar ese fuera-dentro de los extremos. Teóricamente, Shevchenko y Milevskiy como alternativas de gran nivel para la vanguardia. Podemos resumir a Ucrania como un equipo con gran potencial ofensivo, pero que deja ciertas dudas en cuanto a solidez, algo que puede ser penalizado por el gran nivel ofensivo de sus rivales.

Suecia: El combinado de Erik Hamrén llega a esta Eurocopa sin hacer demasiado ruido, pero con las ideas claras y futbolistas de buen nivel cuando el equipo comienza la fase ofensiva. Suecia practica un estilo con transiciones bastante rápidas, que tienen en la capacidad técnica de Zlatan Ibrahimovic el contrapunto necesario para ofrecer opciones diferentes y de primer nivel. Quizá como un mal endémico, a Suecia le puede penalizar el bajo nivel en su defensa. Con Isaksson en la portería, la línea defensiva la suelen formar Mellberg-Granqvist en el centro (dos centrales de perfil medio, buenos si han de enfrentar juego directo, pero con carencias ante propuestas más trabajadas), y Lustig y Olsson en los laterales. Lustig de un perfil más equilibrado, y Olsson más profundo e incisivo.

El equipo parte con un 4-4-2 que se transforma en un 4-2-3-1 en función de las recepciones exteriores y de la propia naturaleza de Zlatan Ibrahimovic, que se descuelga de la delantera. El doble pivote podrían formarlo Elm y Källstrom, el primero con bastante recorrido pero cada vez más acostumbrado a gestionar la base de la jugada, y el segundo muy combativo y de excelente golpeo. Svensson como alternativa de veteranía y capacidad posicional, y Wernbloom como centrocampista con más llegada y dinamismo. En la derecha, Sebastian Larsson, no demasiado profundo pero de gran toque de balón, y quizá Toivonen partiendo desde la izquierda. No hay que descartar la opción de que entre Svensson en el doble pivote, Elm pase a derecha y Larsson inicie en izquierda, ayudando en el interior y haciendo más sólido el repliegue. Ibrahimovic es fijo, llegando tras hacer uno de los mejores años de su carrera, con Elmander como nueve, intenso en el desmarque, con movilidad y muy bueno atacando el espacio.

Difícil pronóstico. Quizá Francia parta como favorita, y por detrás, hay que sumar una Inglaterra mermada a la ilusión de Ucrania y el buen nivel de una Suecia, que quizá, puede ser la tapada.

También te interesa: Grupo A: La revolución del proletariado

Síguenos también desde TwitterFacebook

Euro 2012: Grupo D: Ilusión frente a obligación, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche