Histórico
2 junio 2012David De la Peña

Euro 2012: Grupo B: El grupo de la ‘muerte’

En todas las grandes citas de selecciones nos gusta localizar el “grupo de la muerte”. Bien, parece evidente que en esta EURO 2012, es el Grupo B, formado por Alemania, Holanda, Portugal y Dinamarca. Basta con decir que van a competir por plaza en cuartos la actual subcampeona del mundo, la actual subcampeona de Europa, y el equipo que tiene en sus filas a Cristiano Ronaldo, futbolista que pelea año tras año por el trono del fútbol mundial e icono más representativo del torneo europeo. Parece claro que Dinamarca es “la cenicienta” del grupo, pero un país que ya vivió el milagro del 92, nunca pensará que algo es imposible, y menos, si la Eurocopa está de por medio.

Alemania: Si has de definir con una palabra a la selección alemana, creo que el primer término que aparecería en la cabeza de la gran mayoría, sería competitividad. Incluso en las fases finales donde la calidad de su plantilla es cuestionada (Mundial 2002), los resultados llegan. Si encima, son capaces de llevar un elenco del nivel que tiene la fortuna de dirigir Joachim Löw, automáticamente se convierten en grandes favoritos. Quizá, los principales problemas surjan en la línea defensiva. Cierto que Neuer se ha asentado como uno de los mejores porteros del mundo tras su fichaje por el Bayern, y que Lahm – Schmelzer en los laterales pueden convertirse en dos factores decisivos en ataque, pero el centro de la defensa está siendo objeto de críticas. Primero, que Hummels ofrezca el nivel mostrado en el Dortmund vistiendo la Mannschaft, y segundo, que su acompañante (Mertesacker o Badstuber probablemente), den la cara. Problemas que pueden hacer que veamos a Boateng en el lateral derecho o incluso al gran central del Dortmund en el banquillo.

Sin embargo, su producción ofensiva está fuera de toda duda. Schweinsteiger–Khedira parece el doble pivote inamovible, aunque no es descartable que el fantástico futbolista del Bayern Munich, Toni Kroos, cuente con minutos si Löw pretende limpiar la salida de balón. Alemania utilizará su 4-2-3-1 habitual, y en esa línea de tres cuartos las opciones se disparan. Müller debería ocupar el sector derecho, donde se siente más cómodo, lugar donde  por la competencia de Robben, no puede jugar con asiduidad en su club. La mediapunta para uno de los futbolistas más talentosos del mundo: Mesut Özil. Una gran cita y madurez gracias a la exigencia del Bernabeu, una de las actuaciones que más apetece ver en el torneo. La izquierda debería ser para Podolski, tótem de la competitividad, adn germano, aunque naciese en Polonia. Tener alternativas como Schürrle o Götze enriquece, de qué manera, esa línea. La referencia está reservada para Mario Gomez, cuya evolución y cifras le sitúan entre uno de los mejores nueves del torneo. Klose es el hombre-gol en los torneos finales, una garantía en caso de necesidad.

Holanda: Resulta sintomático que las generaciones holandesas que disputan los torneos finales sufran la comparación con el estilo de la magnífica Holanda del 74. En muchas ocasiones se olvida que son los futbolistas los que configuran el estilo, y la plantilla que maneja Van Maarwijk está lejos de poder aplicar un discurso dominante en cualquier escenario. En primer lugar, por su línea defensiva, sin duda bastante débil. Cierto que Stekelenburg (presumiblemente titular), Krul o Vorm, ofrecen garantías de mucho nivel. Pero la línea defensiva deja que desear. Van der Wiel y Willems en los laterales, muy ofensivos, pero de dudoso balance defensivo, y dos centrales de entre Mathijsen, Heitinga, Bouma o Vlaar. Heitinga o Vlaar pueden ofrecer buen nivel, pero probablemente necesiten estar arropados de una forma, que la naturaleza de los laterales impide.

Para solventar el problema de anticipación, y porqué no decirlo, de grandeza de sus centrales, Van Maarwijk suele utilizar en el doble pivote a De Jong y Van Bommel. Para algunos, decisión impopular, sobre todo teniendo en cuenta que Strootman (buen futbolista) es el sacrificado, pero sin embargo, entendible. No solo teniendo en cuenta la necesidad de ayuda que exige la línea defensiva, si no también, por la naturaleza de los cuatro hombres ofensivos en el 4-2-3-1. Para empezar, Robben estira al equipo con sus largas conducciones desde el exterior hacia el interior, dejando despejado su carril en caso de pérdida, y esto, el equipo, necesita equilibrarlo. En el medio, el titular debería ser Sneijder, que, a pesar de no haber tenido su mejor temporada, es futbolista franquicia. El puesto en la izquierda está más abierto. Van der Vaart solucionaría problemas en la salida y haría crecer la asociación, Kuyt daría llegada y trabajo en el carril, y quizá no sea descartable la opción Afellay. La punta es para Van Persie, con la alternativa de un goleador como Huntelaar. Holanda tiene un ataque de lujo y una estructura defensiva de menos nivel, pero equilibrada.

Portugal: La selección lusa estuvo cerca de la gloria en el 2004, (Eurocopa que disputó con la condición de anfitriona), pero en una de las grandes sorpresas de la historia de la competición, Grecia le arrebató el título en la final. Desde entonces, salvo una buena actuación en el mundial de Alemania 2006, Portugal ha ido acumulando decepciones, sobre todo por el talento que ha ido juntando el equipo en las fases finales. Tras el Mundial de Sudáfrica Paulo Bento accedió al cargo,  y la clasificación fue complicada, ya que obtuvo el billete para Ucrania y Polonia vía repesca, tras eliminar a Bosnia Herzegovina. En 4-3-3, la línea defensiva es de buen nivel. Rui Patricio en portería, con una pareja de centrales donde Pepe es fijo, pudiendo estar a su lado Rolando o Bruno Alves, y unos laterales con proyecctión como Joao Pereira y Fabio Coentrao. Esta línea es equilibrada y agresiva.

Por delante, Miguel Veloso parte como favorito para actuar como mediocentro. No hay duda de su fantástico desplazamiento de zurda, y de su mejoría posicional tras haber disputado una campaña en el exigente Calcio, pero deja ciertas dudas en cuanto a ritmo y competitividad. Veremos si muestra sus fantásticas condiciones. La pareja de interiores ha ido rotando, pero parece que parte con ventaja la formada por Moutinho y Meireles, el primero para ayudar en la base de la jugada, el segundo con más llegada y dinamismo. Una de las tres plazas de arriba está reservada para Cristiano Ronaldo, del que hace falta hablar poco. El otro extremo debería ser para Nani, mientras que el ’9′ se lo disputarán Helder Postiga y Hugo Almeida, puesto que es, probablemente, el más débil del equipo. Lo cierto es que Portugal tiene una estructura equilibrada, y futbolistas de mucho nivel, así que su concurso es tan ilusionante como impredecible.

Dinamarca: Comentábamos al principio que Dinamarca es el rival más débil del grupo, y creo que esto es algo que está fuera de toda duda. Por nivel y jerarquía de sus futbolistas, parece el rival más asequible, pero no debemos olvidar que ya en la fase de clasificación superó a Portugal, obligando al combinado luso a disputar la repesca. Además, ese imborrable recuerdo del 92, donde fueron campeones de Europa con futbolistas que prácticamente estaban de vacaciones, y que fueron llamados para disputar el torneo puesto que Yugoslavia no pudo participar por culpa de la guerra civil que arrancaba en los balcanes. Morten Olsen utiliza un 4-2-3-1. La baja de Sorensen es un problema para la portería, y veremos quien es el titular, si Lindegaard o Andersen. De ser Wass y Simon Poulsen los laterales, hablaremos de un equipo muy profundo en ambos carriles. La pareja de centrales no está del todo clara, ya que, si bien por jerarquía, debería ser para Kjaer y Agger, la irregularidad de ambos en sus clubes puede hacer peligrar su concurso.

En medio campo, el doble pivote parece reservado para Kvist y Zimling. El primero con mayor capacidad posicional, facilidad para ofrecer coberturas y un gran nivel de concentración. El segundo con más dinámico, puede depurar la salida de pelota y además llegar al área rival con peligro. Veremos hasta que punto Olsen cuenta con Christian Poulsen, que ha hecho una buena temporada en el Evian. Por delante, inamovible la gran estrella del equipo, el joven mediapunta del Ajax, Eriksen, que está ante una gran oportunidad para mostrar su talento al mundo del fútbol. A sus lados, lo lógico es que Olsen apueste por dos hombres que interpretan muy bien el juego exterior: Rommedahl y Krohn-Dehli, mientras que la referencia en ataque será para el futbolista del Arsenal, que ha jugado este año cedido en el Sunderland., Bendtner. Veremos el nivel que ofrece la selección danesa, puesto que aunque es cierto que no tiene grandes estrellas, si tiene un equipo bastante equilibrado y competitivo, como demostró en la fase de clasificación.

Previsiones: Este grupo es muy complicado. Creemos que Portugal tiene una estructura bastante sólida y al mejor jugador del torneo en sus filas, pero la continuidad en los últimos tiempos demostrada por Alemania y Holanda, hacen pensar que lo lógico, sea que ambas sean las selecciones que accedan a los cuartos de final.

También te interesa: Grupo A: La revolución del proletariado

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Euro 2012: Grupo B: El grupo de la ‘muerte’, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche