Histórico
15 junio 2012Jose David López

España: Fernando Torres Vs Cesc Fábregas

No hay el más mínimo detalle que haya podido inducir a pistas. Tampoco un descuido que mostrara algo alternativo. Y ni siquiera opiniones de personas allegadas que pudieran analizar con más detalle el contexto. La Selección Española sigue siendo dominadora de los partidos, mantiene la posesión con practicidad y asume el poder de proponer ante la espera y reorganización del rival. Pero todo ello busca el premio global, el sumun necesario, el momento de éxtasis. Todo lo que se genera intentar encontrar los goles hacia el gol. Y aunque el trayecto y la vía hacia el mismo está muy clara, con protagonistas que pocas veces serán alterados, el rematador final sigue siendo una cuestión incógnita en la Selección Española.

Durante estas casi dos semanas que España lleva preparando y participando en la Eurocopa 2012, Vicente del Bosque no ha mostrado nada que pudiera dar a entender una prioridad en esa duda globalizada en el once español. Pero con dos partidos ya disputados, con Cesc Fábregas siendo titular en el primer partido y Fernando Torres ocupando su lugar en el segundo. Con ambos jugadores entrando y saliendo consecutivamente en el mismo minuto de cada uno de estos dos encuentros. Con dos goles para cada uno y sensaciones favorables en cada momento. Ahora, es momento de analizarlo. Es momento de sacar conclusiones que hayan funcionado mejor a la Roja en su único debate existente y hasta persistente a tenor de lo acontecido.

España con Fernando Torres como referencia: El delantero madrileño del Chelsea ha pasado por todos los estados de ánimo posibles en el último año. Del subidón de una nueva experiencia en el bando Blue de Londres, a la decepción de no estar a la altura de las circunstancias. De haber estado fuera de la selección española hace unos meses, a ser hoy el delantero referencia con un ‘doblete’ que lo coloca ya como uno de los protagonistas de la Eurocopa 2012. El ‘Niño’ que hace tiempo dejó de serlo, volvió a recuperar su puesta en escena con un gol de pícaro, de celeridad en pensamiento y en ejecución, algo que se le había resistido y que no había logrado plasmar. Porque si algo se duda actualmente de Torres no es su falta de acierto (que puede depender de contextos y cuestiones físicas), sino su energía, intención y concentración. Y pese a que él mismo sabe que incluso pudo hacer más daño a Irlanda de haber estado algo más conectado, la versión del ‘killer’ ganó adeptos con su ‘doblete’.

Fernando Torres suma un total de noventa minutos en juego en la Eurocopa. Dieciséis disputados el primer día ante Italia (del 74 al 90), y setenta y cuatro minutos más este jueves ante Irlanda. Ha marcado dos goles, ha disparado a puerta cuatro veces, dos disparos más se le marcharon lejos de los tres palos y ha cometido tres fueras de juego. Sus mejores acciones llegaron con espacios, en velocidad, con desmarques y donde él era quien debía apuntillar el disparo final decisivo. Una propuesta más natural en un esquema básico y que hasta ahora, ha logrado el respaldo suficiente como para seguir siendo una alternativa realista y factible de repetición.

España con Cesc Fábregas como ‘falsa’ referencia ofensiva: El llegador del Barcelona ha sido un constante animador, agitador y alterador de sensaciones durante su primera campaña en el equipo culé. No ha sido el de mayor impacto, ni el de mayor continuidad o regularidad, ni tan siquiera el más crecido en su moral, pero sí es cierto que ganó en criterio asociativo, en capacidad para culminar llegadas y en verticalidad. Un organizador reconvertido, desnaturalizado en su labor creativa y obligado a reforzar su versión más contundente, algo que ofrecía más focos a su figura. Pero sobre todo, para beneficio personal, una decisión que ofrecía casi sin quererlo, una nueva perspectiva de ataque a Vicente del Bosque, que sin David Villa y consciente del gol que se perdía sin él, entendió esa opción como factible y no ha dudado en probarla y hasta darla continuidad.

Cesc Fábregas admitió tras el primer partido que la apuesta de Del Bosque le hizo especial ilusión pues abría una nueva perspectiva decisiva en su carrera, que desde ahora tendrá más labores y lo convierte sin querer en comodín ofensivo absoluto. Ha disputado hasta ahora noventa minutos (74 el primer partido y 16 en el de este jueves). Ha marcado dos goles, ha disparado a puerta cuatro veces, una vez más lejos de los tres postes y ha cometido un fuera de juego. Ha abierto el marcador una vez y ha propuesto más soluciones cuando ha salido desde el banquillo, puesto que sus goles han llegado en dos partidos diferentes. Una opción factible que cuenta con el beneplácito del colectivo y que ofrece a la vez solvencia asociativa.

Conclusión: Torres y Fábregas llevan mismos goles en mismos minutos aunque asumen dos papeles absolutamente diferentes. El delantero necesita espacios, asistencias en largo y una propuesta de equipo de mayor verticalidad, aunque a su vez su sola presencia ofrece una posible recepción de pelota en cualquier jugada y una alternativa factible para las contras. El llegador acumula más capacidad creativa, asociativa y dinámica, lo cual ofrece mayor control a España y una sapiencia suficientemente superior a la de cualquier rival en el planeta. Dos alternativas que poco tienen de similares pero que hasta ahora han funcionado en contextos diferentes y enclaves donde estuvieron a prueba. Con los mismos elogios y críticas, con los mismos minutos y aciertos, una vez más será Vicente del Bosque quien tenga la última palabra. Ante Croacia, un nuevo test para el ‘killer de la Roja’.

Toda la Información de la Selección Española desde Gniewino

Síguenos también desde TwitterFacebook

España: Fernando Torres Vs Cesc Fábregas , 5.0 out of 5 based on 1 rating

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche