Histórico
1 mayo 2012Francisco Ortí

Rubo, desafiando al corazón

Se llevó la mano al pecho y lo apretó con fuerza. Estaba buscando su corazón. Un corazón al que había dejado de escuchar. Un corazón que había dejado de  latir. En mitad de un partido, sin previo aviso, sin haber mostrado antes signos de enfermedad, el corazón de Rubén Esteban ‘Rubo‘ se detuvo. Apenas fue durante unos segundos, pero los suficientes para cambiar radicalmente la vida de Rubo. Cuando recuperó la conciencia le comunicaron la agridulce noticia. Había logrado salvar la vida, pero debería abandonar el fútbol. El corazón se le volvió a romper. Rubo no imaginaba una vida en la que no pudiera jugar a fútbol, pero no le quedaba otra opción.

Las pruebas médicas posteriores confirmaron que sufría una grave enfermedad cardiaca que le obligó a pasar por quirófano para instalarle un marcapasos. Vivía, pero vivir sin fútbol no tenía sentido para Rubo, una auténtica institución en el Parreta CF, equipo valenciano del grupo 2 de Regional Preferente que se volcó con él tras anunciar que debía poner punto y final a su carrera como futbolista por sus problemas de corazón. Desde el club se organizaron distintos actos para homenajear a su hasta ahora jugador estrella e incluso decidió retirar su dorsal, el 7. Hasta la sección femenina del club ha retirado su dorsal. El Parreta se fusionará la próxima temporada con el Marxalenes, por lo que Rubo será el último en haber lucido el 7 del club de sus amores. Es y será el 7 eterno del Parreta.

Desde ese momento, Rubo entró en una profunda depresión. Se alejó completamente del mundo del fútbol, huyendo de ese amor no correspondido que tanto daño le hacía, y también de un Parreta que no volvería a defender sobre el terreno de juego. “Es algo muy duro y necesito tiempo para asimilarlo. Espero ir pronto a verlos en un partido, llevo dos semanas sin ir, es algo muy duro“, confesó Rubo poco después de abandonar el fútbol. Era incapaz de ver jugar a su equipo. Siquiera podía seguir un partido de fútbol cualquiera. Todo lo que tuviera que ver con el deporte rey atacaba directamente a su maltrecho corazón y se convirtió en un recluso de sus miedos. Sin embargo, su actitud cambió cuando echó un ojo a la clasificación y vio que el Parreta ocupaba los últimos puestos de la clasificación.

La historia de Rubo podría terminar como la de un futbolista cuya carrera se ha convertido en rehén de una lesión o un problema de salud, pero va más allá. Es la de un hombre que no teme a la muerte. Contradiciendo al diagnósticos de los médicos, ha decidido desafiar a su corazón. El Parreta atraviesa problemas para mantener la categoría. El equipo no ha conseguido recuperarse tras la pérdida de su futbolista más emblemático, autor de cinco goles en las tres primeras jornadas de liga, y se encuentra en puestos de descenso faltando tres jornadas para que termine la temporada. Sólo un punto les separa de la salvación, pero el reto está complicado y Rubo ha pedido volver.

Soy consciente del riesgo que corro. Sé que me juego la vida, pero quiero ayudar“, asegura Rubo, quien la pasada semana le comunicó a su técnico Fran Ballesteros que quiere volver para ayudar a su equipo. En el Parreta habían estando barajando varias opciones para incorporar a Rubo al organigrama del club para que pudiera ayudar pese a su enfermedad, pero el ex jugador ha seguido su propio camino y considera que donde más puede ayudar es sobre el terreno de juego. “Me da igual lo que pase. Sé que puedo ayudar al Parreta a lograr la salvación y estoy dispuesto a volver“, insiste con una brutal sinceridad el interior derecho. No teme a la muerte.

Su entrenador no sabe como reaccionar ante la propuesta de su jugador. En primera instancia la negativa fue rotunda, pero la insistencia del jugador podría hacerle cambiar de decisión. Con Rubo sobre el terreno de juego la salvación estaría más próxima para el Parreta, pero el riesgo de muerte es demasiado alto para un jugador cuyo corazón late impulsado por un marcapasos. En los próximos días le comunicarán la decisión definitiva del club, pero él ya ha tomado la suya. No vivirá tranquilo si no logra que el Parreta se salve. Luchará a toda costa para lograr la salvación. O morirá en el intento…

Foto: Golsmedia.com

Síguenos también desde TwitterFacebook

Rubo, desafiando al corazón, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche