Histórico
3 mayo 2012Daniel Cana

Real Madrid: Campeón de la lona a las cuerdas

Desde el pasillo de la temporada 2007-2008, desde aquella simbólica rendición del eterno rival, no celebraba el Real Madrid un titulo de Liga. Con el interruptus de la pasada Copa del Rey, el equipo blanco ha perseguido durante cuatro años al FC Barcelona de manera infructuosa pero despiadada hasta el reciente triunfo en el Camp Nou y el final de trayecto anoche en San Mamés.  El Madrid rozará los cien puntos, el máximo absoluto, y ha pulverizado el récord de goles maltratando a la mayoría de sus rivales. A veces aplicando una cirugía mayor, decantando el marcador de manera certera y rápida, casi instantánea, a veces permitiendo crecer al adversario con el balón para inmediatamente vampirizar sus errores con prodigios al contragolpe. También, en ocasiones, con ráfagas de buen fútbol continuado. El pico de mejor juego del Madrid, en otoño, no regresó en primavera, donde pese a los resultados sufrió fuera de casa y se agarró al marcador no con la fe del converso, sino con la de quien no tiene complejos. Lógico, llevaba ventaja y el final estaba cerca.

Superados los (presuntos) obstáculos de Pamplona o Vicente Calderón de manera solvente, llegó el Camp Nou, la única noche en la que en realidad el título pudo estar en peligro. Con menos de un tercio de la posesión, con Casillas como futbolista que más veces tocó la pelota, el equipo consiguió elevar la duda sobre si el mal juego del Barça fue demérito propio o éxito ajeno. Sin llegar a comprar la premisa de que sin balón se puede dominar un partido, fue un buen ejercicio defensivo, mérito para un grupo tan familiarizado con el gol, superado además con dos de los mejores argumentos recurrentes toda la temporada: un fantástico pase de Özil y un gol de Cristiano. Con el 1-1, en el mejor momento barcelonista del partido clave, un relámpago de talento para sentenciar un campeonato. Victorias en Valencia, Madrid, Bilbao y Barcelona. Incontestable.

Logrado el objetivo, la aspiración, en un club de tal magnitud, siempre debe ser mejorar. Desde luego en aspectos como la comunicación, el talante o la deportividad. Pero, sobre todo, en el futbolístico. El ingente torrente de goles que el Madrid se lleva a casa este año no debería ir reñido con el tipo de juego. Es evidente y satisfactorio el hábitat creado por Mourinho para el despliegue de la velocidad en los espacios, y la capacidad para la adaptación a distintos escenarios. Partidos ásperos o de ida y vuelta, lo que proceda. Precisamente por eso resulta improbable aceptar que el Madrid sea un equipo incapaz de manejar y dominar el mediocampo, o que sus virtudes estén constreñidas al juego a la contra, estilo tan respetable y espectacular bien ejecutado como insuficiente para un equipo de tanta jerarquía y presupuesto.

El riesgo, como se vio ante el Bayern (Casillas aún en el césped de San Mamés se acordaba de la eliminación europea en un momento de triunfo) y a menudo en los partidos frente al Barcelona, es la dificultad que surge en el momento de llevar la iniciativa ante un marcador desfavorable o insuficiente, por la falta de costumbre. Un complemento para Alonso, si Granero y Sahin no lo son, parece imprescindible en el futuro inmediato.

La consecución de la trigésimo segunda Liga, obtenida con todo merecimiento y con un valor directamente proporcional a la categoría del rival que la discutió, enorme por tanto, debe suponer un punto y seguido. Renovar la ambición para la temporada que viene, no solo en la competitividad sino también en la sutileza. El enemigo está derrotado y su entrenador alejándose, con lo que la guerrilla puede ser menos efectiva. Con todos los récords batidos y superados, intentar jugar aún mejor puede ser una meta muy satisfactoria, solo tienen que probarlo. Acompañar la pegada con la pausa. El buen fútbol no es una lección de moral, es simplemente eso, buen fútbol.

También te interesa: Real Madrid: Cuatro clave del campeón 2012

Síguenos también desde TwitterFacebook

Real Madrid: Campeón de la lona a las cuerdas, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche