Histórico
5 mayo 2012Francisco Ortí

Final FA Cup: Downing, Di Matteo y 42 segundos

Chelsea y Liverpool disputarán este sábado (18h15) la final de la FA Cup y en El Enganche.es recordamos un episodio vivido en la final del FA Cup de 1997 entre dos de los protagonistas de la final actual.

Cinco horas, 59 minutos y 25 segundos. Ese es el tiempo exacto que el pequeño Stewie había calculado que le costaría recorrer Inglaterra en autobús, desde su Middlesbrough natal hasta Londres. Cinco horas, 59 minutos y 25 segundos. Ni un segundo más, ni uno menos. Con 12 años era la primera vez que Stewie iba a visitar Londres y lo tenía todo calculado para que nada le saliera mal.  Era mucho tiempo encerrado en un autobús, pero merecía la pena. En Londres le esperaba uno de los momentos más importantes de su corta vida. Su equipo, el Boro, había logrado clasificarse para la final de la FA Cup, donde se enfrentaría al italianizado Chelsea, y padre había comprado entradas para toda la familia. El plan estaba claro. Visitaría Londres, conocería Wembley y vería a su equipo ganar la FA Cup.

Un plan perfecto del que sólo le separaban cinco horas, 59 minutos y 25 segundos. Un plan que tardó 42 segundos en derrumbarse. Fue el tiempo que necesitó Roberto Di Matteo para adelantar al Chelsea en la final. Nada más arrancar el encuentro, el centrocampista italiano agarró el balón en la medular, avanzó un par de metros y soltó un zapatazo ante el que Ben Roberts, portero del Boro, no tuvo respuesta. Aunque en el tramo final del encuentro Eddie Newton firmó el 2-0 definitivo, fue el golazo de Di Matteo lo que rompió aquella final y dejó sin título al Middlesbrough de Juninho, Ravanelli y Emerson. Aquella derrota escoció especialmente a los seguidores del Boro, que ya habían perdido una final esa misma temporada, al caer tras dos prórrogas y un replay frente al Leicester en la final la Coca Cola Cup (la Carling Cup actual). El pequeño Stewie no pudo reprimir las lágrimas. En 42 segundos se había destrozado su plan perfecto. Y todo por culpa de Di Matteo.

Odio a Di Matteo desde entonces. Todavía no he olvidado ese gol ni como golpeó en el larguero antes de entrar. Tenía tan sólo 12 años, era la primera vez que estaba en Wembley, pero Di Matteo impidió que el sueño fuera completo. Le dije de todo y nada que pueda repetir ahora“, recuerda el pequeño Stewie, quien ahora tiene 27 años, es jugador del Liverpool y responde al nombre de Stewart Downing. Ese niño de 12 años que lloraba en la grada de Wembley se enfrentará este sábado al causante de sus lágrimas en el mismo (aunque renovado) escenario y con el mismo objetivo, convertirse en campeón de la FA Cup. Chelsea y Liverpool disputarán la final del torneo, poniendo frente a frente a Downing y Di Matteo, ahora entrenador del Chelsea. El niño tendrá la oportunidad de vengarse del hombre que destrozó su plan perfecto en 42 segundos.

Si gano con el Liverpool la final puede que le recuerde a Di Matteo lo que me hizo en 1997“, bromea Downing. Lo cierto es que aquella final tendrá poco que ver con la actual. El Chelsea ha cambiado muchísimo desde entonces. Tanto que parece un club distinto. En 1997, los  Blues eran un equipo simpático, capaz de dar sorpresas, pero ajeno a la necesidad de ganar títulos por obligación. Di Matteo, Gianluca Vialli y Gianfranco Zola aportaban el estilo italiano al equipo londinense, mientras que Ruud Gullit ejercía de entrenador-jugador, y Dennis Wise era un peligroso cóctel de talento y demencia en la medular. El Chelsea era un equipo singular, alejado de las riquezas y títulos actuales que se sustentan en las turbulentas cuentas bancarias del millonario ruso Roman Abramovich.

De hecho, el Middlesbrough, que ahora pena en Championship -segunda división inglesa- era un club tan acostumbrado a disputar finales como el Chelsea a finales de los noventa. Con Juninho como talentoso ideólogo, Fabrizio Ravanelli ejerciendo de goleador, y el inteligente despliegue en la medular de Emerson (el que pasara por Tenerife, Deportivo y Atlético), los hombres de Bryan Robson disputaron tres finales en dos años (1997-1998) aunque no ganaron ninguna. Aquella espina no se la pudieron sacar hasta 2004, cuando vencieron al Bolton en la final de la Carling Cup ya con Stewart Downing formando parte del primer equipo.

Sin embargo, Downing no considerará que esa cicatriz está totalmente cerrada hasta que no se vengue directamente de su ‘odiado’ Roberto Di Matteo. “Ahora reconozco que era un gran jugador y está haciendo un gran trabajo en el banquillo del Chelsea“, amortigua Downing. Pamplinas. Este sábado, a partir de las 18.15 horas, el pequeño Stewie se vestirá de jugador del Liverpool para vengarse de aquel hombre que a los 12 años le hizo desperdiciar cinco horas, 59 minutos y 25 segundos (más el viaje de vuelta) de su vida. Aunque tardara 42 segundos en hacerlo…

Síguenos también desde TwitterFacebook

Final FA Cup: Downing, Di Matteo y 42 segundos, 5.0 out of 5 based on 5 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche