Histórico
16 mayo 2012Francisco Ortí

Chelsea: En el nombre de Sturridge

Era un gol sin aparente importancia, el partido ya estaba decidido, pero Daniel Sturridge corrió a la banda, le dio la espalda a la grada y señaló su nombre. El gesto podría entenderse como una acción fortuita dentro de la celebración, un acto narcisista de un goleador. Nada más lejos de la realidad. La celebración de Sturridge estaba dedicada a su apellido, indicando que el apellido Sturridge por fin es importante en la Premier League, cumpliendo un sueño hasta ahora imposible. Un sueño que no pudieron alcanzar ni su padre ni sus tíos durante sus etapas como futbolistas.

Su padre, Michael Sturridge intentó triunfar en el Birmingham, pero no tuvo suerte. Algo similar sucedió con su tíos. Simon militó durante varios años en el Birmingham y el Stoke sin alcanzar el estrellato, mientras que Dean apuntaba alto con sus excelentes inicios en el Derby County, pero tampoco logró triunfar. Daniel Sturridge seguía el mismo camino que sus familiares, después de ser considerado como uno de los mejores jugadores jóvenes del país cayó en el olvido y parecía que el triunfo volvía a huir del apellido Sturridge, pero su destino cambió por una cesión al Bolton. En el Reebok Stadium su camino hacia el éxito.

Sturridge (Inglaterra, 1989) destacó desde muy joven en Inglaterra. A los ocho años entró en las categorías inferiores del Aston Villa, en su ciudad natal, después se mudó al Coventry, y allí le descubrió el Manchester City, quien decidió apostar muy fuerte por él. Los citizens, que por entonces todavía no eran multimillonarios, decidieron inventir medio millón de euros en su fichaje. Una operacion muy arriesgada para un jugador que apenas tenía 13 años. Lo cierto, es que durante los años posteriores, Sturridge confirmó su potencial, destrozando a todos los rivales en categorías inferiores.

El futuro se presentaba prometedor, y con 17 años el Manchester City le dio la alternativa en el primer equipo. Era su gran oportunidad para triunfar, pero poco después de debutar sufrió una lesión de cadera que le alejó de los terrenos de juego hasta el siguiente curso. Su lesión le dejó atrás y el desembarco de los millones del jeque al Manchester City firmó su sentencia. Por eso, cuando el Chelsea acudió en su búsqueda no dudó en hacer las maletas y mudarse a Stamford Bridge. Sin embargo, allí tampoco lo tuvo nada fácil. Durante su primera temporada en Londres apenas tuvo minutos y en la segunda contaba con más protagonismo para Ancelotti, pero la llegada de Fernando Torres le cerró la puerta a la titularidad.

Sturridge interpretó la llegada de Torres como su final en el Chelsea, pero en realidad fue el comienzo de su camino hacia el triunfo. Y es que durante ese mercado de invierno, los Blues le dieron salida y le cedieron al Bolton Wanderers, donde explotó definitivamente. En el Reebok Stadium gozó de la confianza que no había tenido en ningún otro lugar. Owen Coyle le dio la titularidad desde el primer partido y con Kevin Davies como tutor explotó todas sus cualidades. Sus números hablan por sí mismos. En doce partidos marcó ocho goles, y fue el jugador más en forma del Bolton durante toda la segunda vuelta.

Con la confianza a rebosar regresó a Stamford Bridge, dispuesto a pelear por minutos con Fernando Torres, Nicolás Anelka y Didier Drogba. No era una tarea sencilla, pero Sturridge logró imponerse. El inglés se ha ganado la confianza de André Villas-Boas y se ha convertido en un habitual de las alineaciones titulares, siendo el mejor jugador del Chelsea durante la temporada. Juega pegado a la banda derecha, con libertad para descolgarse por el centro y aún así sus registros goleadores no han bajado. Con la llegada de Roberto Di Matteo su protagonismo se ha visto reducido, en beneficio de Salomon Kalou, pero ha sido uno de nombres propios del Chelsea esta temporada. Gracias a sus actuaciones en el Chelsea, Sturridge es, por fin, un apellido ilustre de la Premier League. El próximo reto será la final de la Champions League que los Blues disputarán contra el Bayern de Munich el próximo sábado en el Allianz Arena. Si Sturridge marca algún gol lo celebrará señalando su apellido. No lo hará por él. Lo hará por Simon, Dean y Michael. Ellos no tuvieron la oportunidad de hacerlo.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Chelsea: En el nombre de Sturridge, 5.0 out of 5 based on 4 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche