Histórico
18 mayo 2012Jesús Camacho

Champions: Juego de Tronos en el Allianz

Desde el primer instante en el que tuve conocimiento del emparejamiento de semifinales de Champions los paralelismos inundaron de ideas mis pensamientos y la alquimia de la palabra me condujo a establecer uno de ellos con el intenso doble duelo futbolístico a disputar. Viendo los equipos que se enfrentaban, la sensación de que cuatro grandes monarquías del fútbol ponían en juego su prestigio e historia, me instaló en la duda de cual de ellos conseguiría sentarse en el trono de la leyenda y hacerse con la corona del fútbol europeo. De inmediato la magnífica serie de televisión Juego de  Tronos, que transcurre en un mundo fantástico con reminiscencias de la Europa de la Edad Media, me sirvió en bandeja el citado paralelismo, pues en ella Robert Baratheon (el Fc.Barcelona), Rey vigente de los Siete Reinos (Copa de Europa), perdía su reinado y desde todos los confines de la tierra surgían aspirantes que creían ser legítimos sucesores al trono.

Comenzaba entonces una partida de ajedrez, una batalla por el poder, por el trono de los Siete Reinos, en la que las continuas conspiraciones, alianzas y traiciones jugaron un papel esencial. Tan esencial como para percatarse de que aquel gol de Robben con el Bayern en el Bernabéu, fue un acto de alta traición con sabor a venganza, que la representación del Chelsea en la épica batalla del Camp Nou, constituyó una revancha en toda regla a la fatídica e histórica noche de Stamford Bridge, cuando los Drogba y compañía sufrieron el destierro del fútbol tras un gol del “Caballero pálido de Fuentealbilla”. Real y Barcelona, los dos más firmes candidatos al trono, legítimo sucesor y el legítimo Rey, sufrieron la ira de los desterrados. Contra todo pronóstico conocieron el destierro del olvido en la máxima competición europea de la temporada. La magia de Ronaldo y Messi, criaturas míticas del pasado, presente y futuro, quedaron en el doloroso camino del olvido.

Y dejando atrás el camino del olvido, Chelsea y Bayern dieron un paso al frente derrocando a los dos más firmes favoritos al título. De Londres a Múnich, Chelsea y Bayern, se dispusieron a vivir su última batalla del Juego de Tronos. En este caso y haciendo un nuevo paralelismo con la serie de televisión, Desembarco del Rey se localiza en el barrio de Fröttmaning, al norte de Múnich, en el estado federado de Baviera, conocido popularmente con el sobrenombre de Schlauchboot (bote inflable) y oficialmente como Allianz Arena, cuyas distintas visualizaciones nocturnas de su exterior, azul, blanca o roja, corresponden con el equipo local. Cuando la firma Herzog & de Meuron lo diseñó, pareció hacerlo pensando en la inminente final de Champions, pues aunque el rojo anunciará que el Bayern juega de local, el Chelsea aspira a teñir de azul. Al final, para que todos estuvieran contantos y no haya favorecidos, la UEFA incluso decidió que el Allianz vista colores especiales para la cita.

Desde aquello se han vivido intensos momentos en el Allianz, pero posiblemente ninguno llegue a la altura del que se vivirá en la final de la Champions, pues dos duros aspirantes al Trono de hierro jugarán sus bazas para alzarse con el cetro de los Siete Reinos. El Bayern  jugará la novena final de su historia en la máxima competición continental, mientras que el Chelsea jugará su segunda final, ambos con el sabor metálico de la sangre tras sendas derrotas sufridas, el Bayern en 2010 ante el Inter en el Bernabéu y el Chelsea en 2008 ante el Manchester United en el estadio Luzhniki de Moscú.

De Invernalia, de Londres, llega el Chelsea como representante de la monarquía inglesa del balón. En Londres, gran ciudad en la que sigue sin haber campeón de Europa, hace frío, sobre el Támesis se proyectan las lunas suburbanas mientras la fresca primavera inglesa se abre paso entre lluvias solapadas. A mi espalda el silencio se hace noticia cuando la llama Olímpica es encendida rumbo a Londres y de aquellas tierras parten las hordas de Abramóvich con dirección a Múnich, al “templo del fútbol” en el que se encuentra Desembarco del Rey. Abramóvich ha entregado su obsesión por el trono a Di Matteo, segundo de Vilas Boas que hizo regresar al Chelsea a sus orígenes. Por su parte el Bayern de Uli Hoeness espera de Jupp Heynckes, que dirige las huestes alemanas, la táctica correcta y las decisiones adecuadas para asaltar la rocosa formación blue.

En una final inédita Arjen Robben “el Caballero tulipán” regresa una vez más del destierro para lucir la espada de la revancha, pues aunque pasó dos años en Londres de los que conserva buenos recuerdos, siempre se mostró letal cuando se enfrentó a sus antiguos equipos.  Serán muchas y sensibles las ausencias por lo que cobrarán si cabe mucho más peso las presencias, la de un “Caballero de marfil” llegado allende de los mares y llamado Drogba que intenta reinar en la vieja Europa y la de otro “Teutón granadino” llamado Mario Gómez que vela y templa el acero de sus armas con la esperanza de hacer bueno el factor campo en la Arena del Allianz. Un factor campo, factor emoción que puede jugar un papel importante pues si los alemanes logran el título, serán el tercer equipo en coronarse en casa, pues Real Madrid lo hizo en el Santiago Bernabéu en 1957 cuando venció por 2-0 a Fiorentina y el Inter de Milán lo hizo en 1965 cuando en el Giuseppe Meazza venció a Benfica por 1-0. Historia del Juego de Tronos de Europa, de la lucha por la soberanía del fútbol europeo, de un tiempo remoto y una competición que cada temporada corona a un nuevo monarca.

Aquel que ansía volver a coronarse entre sueños de grandeza, los sueños de Bayern y Chelsea, que anhelan culminar la temporada con el instante mágico en el que el acero rasga las emociones, en el que las pasiones se desatan y llega el momento de alzar el cielo muniqués la Copa de Europa. Será entonces momento para reinar y sentarse en el Trono de Hierro del fútbol, para comprobar tras la batalla, ¿Quién quedó vivo para verlo? ¿Quién salió victorioso del Juego de Tronos de la Europa futbolística?

Síguenos también desde TwitterFacebook

Champions: Juego de Tronos en el Allianz, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche