Histórico
8 mayo 2012Francisco Ortí

Athletic: De Marcos, el complemento de Bielsa

Marcelo Bielsa me pone donde cree que más hago falta y yo intento jugar lo mejor posible“. Tan fácil de decir. Tan difícil de ejecutar. Así es Óscar De Marcos, el hombre que ha arrugado su ego para convertirse en un complemento dentro de un máquina bien engrasada. Juega donde haga falta y no mira más allá. Mientras la prensa se deshace en elogios hacia Fernando Llorente, Javi Martínez, Iker Muniain o los planteamientos de Marcelo Bielsa, De Marcos se ha convertido en el complemento perfecto del entrenador argentino, en la pieza que sirve para completar el rompecabezas del Athletic Club de Bilbao partido tras partido y cada vez en una posición distinta.

Como todo en el Athletic de Bielsa, la versatilidad de De Marcos también encuentra su origen en la etapa de Joaquín Caparrós. El utrerano fue el primero que vio que ese delantero novato que acababa de llegar procedente del Alavés era mucho más de lo que parecía. Caparrós entendió que las facultades de De Marcos le permitían desempeñar sobre el terreno de juego funciones que a priori parecían antinaturales. Comenzó a probarle en varias posiciones hasta que comprendió que donde más podría exprimirle sería jugando como carrilero largo, tanto en la banda izquierda como en la derecha y así se lo hizo saber al jugador.

Cuando Caparrós me dijo que iba a jugar a lateral me sorprendió muchísimo. ¿Cómo iba a jugar yo de defensa si no había robado un balón en mi vida?“, reconoció recientemente Óscar De Marcos. La sorpresa inicial se transformó en esfuerzo redoblado, la necesidad de realizar trabajo extra para adaptarse a una realidad desconocida. Pronto asumió el rol de carrilero como si lo hubiera desempeñado desde su más tierna infancia. “Caparrós me ayudó muchísimo para adaptarme al puesto de defensa. Me enseñó a defender y gracias a ello puedo responder mejor ante lo que me exige Bielsa“, admite De Marcos, quien se ha convertido en un jugador clave en los esquemas del entrenador argentino gracias a una polivalencia aprendida bajo la tutela de Caparrós.

Una polivalencia, que, por otra parte, Bielsa desconocía en primera instancia. Los demenciales y exhaustivos análisis de vídeos  de partidos que realizó el técnico argentino a su llegada a San Mamés el pasado verano tan sólo le mostraron a un lateral con carencias defensivas. Era una visión sesgada que Bielsa creyó que era real y en primera instancia barajó la posibilidad de descartar a De Marcos y apartarlo del núcleo que forman sus hombres de confianza. Sin embargo, el paso de los entrenamientos le permitieron valorar la verdadera dimensión de quien se convertiría en un jugador clave, en un lujo táctico para un entrenador aficionado a la metamorfosis de sus esquemas. De Marcos le abría un amplio abanico de posibilidades ante sus ojos.

Y lo ha explotado totalmente. Con Marcelo Bielsa en el banquillo, Óscar De Marcos ha ocupado casi todas las posiciones sobre el terreno de juego. Ha sido lateral por las dos bandas. Ha jugado en el centro del campo tanto por dentro como por fuera, e incluso en línea de ataque, asociándose con los jugones que forman la línea de vanguardia. “No soy de los que más y mejor se asocia. Esta claro que hay parejas que se entienden perfectamente, como Muniain y Ander o Susaeta e Iraola, yo intento apoyarlas como complemento para hacer de tercer hombre“, explica De Marcos, demostrando, sin pretenderlo, su gran importancia dentro del dibujo de Bielsa. Es el hombre que mantiene el equilibrio, el que acude al rescate cuando algo falla.

Su explosión definitiva se produjo en el encuentro de Europa League contra el PSG en San Mamés. Bielsa decidió adelantar la posición de De Marcos hasta aparecer justo por detrás de Fernando Llorente. Todos salieron beneficiados. Muniain tuvo que correr menos, Llorente pudo centrarse en vivir en el área, y Ander Herrera encontró un socio que además era capaz de cubrirle las espaldas. Ese retoque táctico fue en el que sentó las bases para el gran Athletic de Bielsa que este miércoles disputará la final de la Europa League contra el Atlético de Madrid. No acapara elogios, pero De Marcos se ha convertido en el secreto mejor guardado de Marcelo Bielsa, aunque él asegure que se limita a jugar donde le digan.

También te interesa: Athletic, el mestizaje de Lezama

Síguenos también desde TwitterFacebook

Athletic: De Marcos, el complemento de Bielsa, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche