Histórico
28 marzo 2012Francisco Ortí

Olympique Marsella: Elinton Andrade y la peor noche de Castaneda

Para ningún jugador del Olympique de Marsella aquel partido era un encuentro cualquiera. Para Jean Castaneda menos todavía. Su rostro así lo reflejaba. Su sudor nervioso, también. Pocos minutos antes de que arrancara el partido de ida de las semifinales de la Copa de Europa entre el Olympique de Marsella y el Benfica, el veterano portero francés permanecía escondido en un rincón del vestuario sudando. La culpa de que un curtido guardameta de 33 años, con casi 300 partidos al primer nivel e internacional con Francia se tambaleara y sucumbiera a la presión como un novato la tenía el polémico y multidisciplinar Bernard Tapie, entonces presidente del conjunto marsellés, quien acababa de irrumpir en el vestuario para mandar un contundente mensaje.

Pero para entender lo que sucedió en aquel vestuario antes hay que contextualizar la situación. Castaneda había desarrollado una prolífica carrera en la portería del Saint Etienne, ascendiendo desde la tercera división francesa hasta proclamarse campeón de Liga (1981) y de la Copa de Francia (1981 y 1982), pero la temporada 1988-1989 fue nefasta para Les Verts, que acabaron descendiendo. Ese verano Castaneda ficharía por un Olympique de Marsella que comenzaba a reconstruirse bajo el mandato de Bernard Tapie e intentaba reclutar a algunos de los mejores jugadores de Europa. Pese a su dilatado curriculum en Francia, Castaneda llegó al Velodrome como portero suplente y se pasó toda la temporada cómodamente sentado a la sombra de Gaëtan Huard.

Sin embargo, en el tramo final de la campaña, una lesión de Huard le abrió a Castaneda las puertas de la titularidad. Ante sí tenía ni más ni menos que unas semifinales de la Copa de Europa contra el Benfica de Sven-Goran Eriksson. Y los antecedentes de Castaneda subiéndose a un tren en marcha, partiendo desde el rol de portero suplente, no eran de todo buenos. Más bien, todo lo contrario. En el Mundial de 1982, el seleccionador francés Michel Hidalgo apostó contra pronóstico por dar la titularidad a Jean-Luc Ettori. Castaneda fue suplente durante todo el torneo, pero le llegó la oportunidad en el partido del tercer y cuarto puesto frente Polonia. Su actuación fue lamentable. “Todavía no había entendido el motivo de que Ettori fuera el portero titular de Francia. Después ver jugar a Castaneda ya he encontrado la respuesta“, comentó el legendario Stanley Matthews tras ver la actuación del portero galo.

Tapie se temía que se repitiera la historia e intentó evitarlo a su manera. Mientras el técnico Gérard Gili daba la charla táctica, Tapie entró en el vestuario, se paró frente a Castaneda y le mostró la portada de un diario. “Contamos contigo“, se podía leer, con una fotografía de Castaneda ocupando toda la página. “Mira esto. No puedes fallar“, gritó el presidente marsellés. Castaneda se vino abajo y el Olympique de Marsella cayó eliminado. La actuación del portero, pese a todo, no fue la nota más negativa de aquella eliminatoria, sino el gol con la mano del angoleño Matanu Vada que eliminó a los franceses y fue bautizado como “la mano del Diablo”. El ahora entrenador del Olympique de Marsella Didier Deschamps, que compartía plantilla con los Francescoli, Papin, Jean Tigana y compañia, se encontraba en el interior de aquel vestuario en el que se coló Bernard Tapie. “Recuerdo la escena perfectamente. Castaneda comenzó a sudar muchísimo. No inspiraba ninguna seguridad“, relata el técnico.

Paradójicamente, Didier Deschamps se ha encontrado con una situación muy similar en la víspera del partido de ida de los cuartos de final de la Champions League que el Olympique de Marsella disputará contra el Bayern de Munich (miércoles 20h45) y le ha faltado el mismo tacto que a su ex presidente Bernard Tapie. Steve Mandanda, habitual titular en la portería del OM, no podrá jugar al estar sancionado por la cartulina roja que vio en la ronda anterior frente al Inter de Milán, y Deschamps está obligado a cambiar. El elegido, a priori, iba a ser Gennaro Bracigliano y por ello quiso que se fogueara antes en un partido presuntamente sencillo frente al humilde US Quevilly, un equipo amateur de la tercera división francesa, pero su actuación fue desastrosa.

El OM acabó cayendo eliminado frente al Quevilly y Bracigliano señalado como culpable por el propio Deschamps, quien le apoyó públicamente para después en un giro inesperado de los acontecimientos anunciar que el titular frente al Bayern de Munich sería el veterano portero brasileño de 32 años Elinton Andrade, quien durante las tres temporadas en las que ha vestido la camiseta del Olympique de Marsella nunca ha disputado un partido europeo y tan solo ha participado en tres encuentros de la Ligue 1. Decisión arriesgada de Didier Deschamps, dolorosa para Gennaro Bracigliano, e inesperada para Elinton Andrade, quien tal vez desayune viéndose en la portada de algún rotativo marsellés. El brasileño está ante la gran oportunidad de su vida, aunque tal vez se transforme en la peor noche de su carrera, como le sucedió a Jean Castaneda.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Olympique Marsella: Elinton Andrade y la peor noche de Castaneda, 4.0 out of 5 based on 2 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche