Histórico
9 marzo 2012Jose David López

Athletic: Diez razones para una noche gloriosa

Toda filosofía, sea cual sea su naturaleza, necesita un impulso y un punto de partida a gran escala. Para crear escuela, para confirmar su efectividad y para ser reconocido mediáticamente. Una idea que inició Marcelo Bielsa, que rápidamente empezó a concretar expectativas en Liga y que en su caminar europeo, tenía el epicentro histórico y potencial escrito en su destino. La victoria, tan contundente como atractiva en Old Trafford ante todo un Manchester United (2-3), es la noche de la confirmación que este vanguardista Athletic Bilbao necesitaba para que su proyecto tome la dinámica ganadora que pretenden quienes lo forman. Un vestuario con un ‘ingeniero táctico’ y sabia nueva de alto standing. Los mismos que durmieron la siesta como ‘cachorros’ y regresaron por la noche convertidos en ‘leones’.

1: Determinación: Todo gran escenario requiere una base de trabajo bien establecida para aumentar posibilidades de éxito. El Athletic tuvo claro desde el primer momento que iba a ser capaz de sacar provecho de sus cualidades y no dudó ni un instante en cuál debería ser el camino correcto para alcanzar un resultado positivo. Cuestión de determinación y confianza en sus puntos fuertes.

2: Animosidad: Desde el primer momento los chicos de Bielsa mostraron unas ganas tremendas por aprovechar la ocasión que la historia les había brindado. Capacidad para crecerse ante la supuesta adversidad para acabar imponiéndose a ella. Asociación constante, despliegue ofensivo inteligente y una serie de condicionantes anímicos que no redujeron ni un instante en Old Trafford.

3: Reacción: Pese a llevar el peso del partido con claros porcentajes de posesión a su favor (más de 65%), la mayor pegada y acierto local de cara a puerta, obligó al Athletic a reaccionar tras el gol de Rooney que abrió el marcador. Fue un momento clave puesto que los ‘leones’ mostraron su carácter positivo, la capacidad para no desistir en sus ideas de juego y la perfecta sintonía entre acción-reacción que quedó plasmada posteriormente.

4: El balón como elemento desequilibrante: Ante un equipo que cede la iniciativa y prefiere contener para buscar las contras, es mucho más fácil mostrar tus cualidades o, por el contrario, quedar en evidencia. Pero los ‘Bielsa Babes’ utilizaron la pelota como materia prima para romper, golpear y derribar en tres ocasiones un muro inglés lleno de fisuras. Calma, paciencia y aparición global de un equipo que supo leer el partido con lo único que no tuvo su rival, el balón.

5: Factor sorpresa: Cierto que el estilo que ha impregnado Marcelo Bielsa este curso en su proyecto con el Athletic, ya no es ninguna novedad en suelo nacional pero en Europa, a excepción de algunos momentos determinados, su caminar ha sido más sólido que efectista. Y pese a que para un rival como el United no existen secretos acerca del estudio a sus rivales, no menos cierto es que la ‘tapadera’ de ser un club sin el cartel europeo (sí la historia) de otros ‘gigantes’ mediáticos, siempre ayuda a quién se sabía pese a todo preparado para la cita.

6: Potenciar las debilidades del United en defensa: El campeón inglés no atraviesa desde luego por su mejor nivel este curso y ni siquiera se parece al de otras campañas mucho más sólidas. Y su problema más drástico, una vez más, fue la línea defensiva. Ferguson admitió posteriormente que no puede exigir a Ferdinand tantos partidos como antes puesto que sufre lesiones constantes y lo necesita para la pelea por la Premier dada la tremenda igualdad existente ante su rival, Manchester City. El Athletic no sólo mostró las ‘verguenzas’ defensivas en los centrales, sino aglutinando jugadores ofensivos sin marcaje y llegando por sorpresa. Demasiados ojos sobre los que centrarse.

7: Llorente, un incordio: Más allá de su gran temporada, de seguir aunando registros óptimos y de que representa quizás el punto más determinante en este Athletic de Bilbao, Fernando Llorente necesitaba rendir a gran nivel en un partido como el de Old Trafford. Situado por los medios ingleses en el entorno Premier desde hace tiempo, maneja muchas ‘opciones’ en suelo británico y su carta de presentación fue notable. Desesperó por alto, por bajo y por fuerza física a dos defensores jóvenes aunque preparados como Smalling-Evans, que nunca pudieron frenar la potencia del navarro. Hoy Llorente tiene más cartel continental.

8: De Gea, clave para el United: Quizás la única buena noticia desde el punto de vista inglés, fue que el mejor jugador de su club fue un español. David De Gea, necesitado de confianza y de grandes acciones para reflejar su verdadero potencial después de un año complicado hasta ahora, salvó en infinidad de ocasiones al United. Estuvo ágil, caracterial ante la avalancha bilbaína y poderoso en reflejos, pues así frenó varias ocasione clarísimas de un Athletic que, pese a todo, no tuvo en la ‘pegada’ la mejor de sus virtudes. De ser así, no habría nada en juego en la Vuelta.

9: Europa League motivación o problema: La actitud es clave en el fútbol de hoy en día, donde las distancias se han equilibrado y un buen funcionamiento táctico permite a clubes inferiores imponer respeto y competir ante cualquier enemigo superior. Y la actitud en Old Trafford fue muy diferente. El planteamiento inicial de Ferguson, reculando y dejando la pelota al visitante, no ex tan de extrañas en la versión europea de los Red Devils, per sí lo fue los elementos seleccionados para ello. Porque si pretendía explotar la contra, no tenía sentido que Wellbeck y sobre todo Nani, se quedaran en el banquillo. ¿La razón? Que mientras para el United la Europa League es una pequeña ‘lacra’ como castigo a su mal año en Champions (añadiendo que su única prioridad es la Premier), para el Athletic la noche, el escenario y el marco histórico, eran motivaciones contrastadas.

10: Una afición de diez: 8.000 hinchas de Athletic Bilbao llegaron hasta Old Trafford. Jamás el club había desplazado tal cantidad de seguidores a un partido europeo lejos de su estadio, lo que evidenciaba la enorme expectativa suscitada en el club y en la eliminatoria desde las calles de Bilbao. No callaron ni un instante, silenciaron a los ingleses por completo y acabaron con los suministros cerveceros de la ciudad, a la que dieron un colorido mítico. El jueves toca la Vuelta y no me puedo imaginar cómo lo va a vivir San Mamés. Ferguson mantuvo que podrían “remontar” pero viendo el escaso bagaje visitante en Europa este curso, el Athletic tiene pie y tres cuartos en la siguiente ronda. Será su día. Será su gran día.

También te interesa: Athletic: Desmontando a Íñigo Pérez

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Athletic: Diez razones para una noche gloriosa, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche