Histórico
25 febrero 2012David De la Peña

Milan-Juventus: ‘Partita Scudetto’

Desde tiempos inmemoriales, el afán por diferenciarnos ha estado presente en las sociedades. Sirva como ejemplo que ya, en la época romana, se crearon numerosas condecoraciones, como por ejemplo la phalerae. Consistía en un disco, generalmente de oro o plata, que portaban los caballeros romanos, en principio como adorno, aunque en tiempos de la República pasó a ser una condecoración militar. Los phalerae concedidos por actos de valor iban en tres filas de tres, preparados para ser portados sobre la cota de malla o la coraza. Sin duda, un distintivo que llenaba de orgullo al afortunado que lo luciese. Y precisamente es eso, un distintivo, lo que portan sobre su maglia los campeones de la Serie A: El anhelado Scudetto.

El Scudetto es un pequeño escudo con los colores de la bandera italiana que tiene el derecho de portar el último campeón liguero. El primer equipo que lo lució fue el Genoa CFC en 1924, para celebrar su noveno, y casualmente, último título liguero. Durante dos décadas se fueron sucediendo diferentes emblemas, introduciendo la “Corona dei Savoia”, o el Fascio Littorio (símbolo fascista), hasta el año 1943. Desde entonces, se popularizó el actual símbolo, y los clubes campeones lo lucen durante la temporada en que son los vigentes campeones. No hay por tanto mejor manera de referirse al Milan Juve que tenemos ante nosotros, con la expresión que utilizan los italianos para un partido como este: Una auténtica “Partita-Scudetto”.

El Milan es líder con 50 puntos, mientras que la Juve se ubica en segundo lugar con 49 (eso sí, los bianconeri tienen un partido menos), siendo tercero y cuarto Lazio y Udinese, a 7 puntos de distancia y con la sensación de que ninguno de los dos podrá disputarles el título. En este contexto, aunque el técnico milanista, Massimilano Allegri, haya dicho que el partido es importante, pero no decisivo, lo cierto es que da la sensación de que hay en juego mucho más que tres puntos. Quizá el preparador toscano quiso poner la venda antes que la herida, y la verdad es que tiene motivos para ello, puesto que no solo faltará Ibrahimovic (no le redujeron la sanción tras su incidente con Aronica), si no también Maxi López, Boateng (parece que no llegarán), Seedorf, Merkel, Aquilani, Cassano y Gattuso. La Juve, sin embargo, cuenta con todos sus efectivos a excepción del internacional sub 21 (y poco habitual) Marrone.

Conocemos el gusto de Allegri por el 4-3-1-2, prácticamente inamovible, por lo que si además, añadimos las numerosas bajas que tiene, el once que saldrá al campo será muy parecido al que mostramos. Con la duda, eso sí, de si será Nesta o Mexes el acompañante de Thiago Silva en la zaga. Un medio campo bastante circunstancial, con jugadores muy intensos sin balón y poca clarividencia con él, y una delantera de bastante talento formada por Pato y Robinho. La Juve, por su parte, sí puede resultar una incógnita. Con esos mismos once jugadores que mostramos el sistema puede ser un 3-5-2 o un 4-3-3, dependiendo de si es Pepe el carrilero izquierdo (en caso de ser Estigarribia, Cáceres o De Ceglie, probablemente se despejaría la incógnita y sería la primera opción). Presentados los probables onces, vamos a analizar alguna clave que pueda parecer, a priori, decisiva, como lo son la fase de salida y las opciones de uno y otro equipo en ataque estático.

En primer lugar, y con la figura de Pirlo en boca de todo el mundo (Marotta, director deportivo de la Vecchia Signora, ha dicho que sueña ganar con dos goles del ex futbolista del AC Milan), vamos a ver como se pueden encontrar uno y otro equipo en fase de salida. En la F I vemos el probable inicio de jugada en el AC Milan. La Juve es un equipo que presiona arriba, achicando con sus centrales y permitiendo pocos espacios por dentro. Estamos contando con que la Juve va a jugar en 3-5-2 (para mi, además, sería lo lógico como vamos a ir explicando), por lo que pienso que el Milan va a tener problemas cuando inicie jugada. En primer lugar, por la naruraleza de Van Bommel, Nocerino y Muntari, jugadores poco creativos, que giran lento y se orientan con problemas. Que no esté Zlatan no es solo un déficit por su talento, también lo es por la opción de buscarle en largo y permitir que el equipo salga. Ante ello, el Milan puede ofrecer algunas soluciones. La primera, darle gran protagonismo a Thiago Silva y permitirle batir la primera línea de presión juventina gracias a sus conducciones, asumiendo más riesgo tras pérdida. La segunda, obligar a Robinho a generar apoyos continuos tratando de abrir líneas de pase buscando la espalda de Marchisio-Vidal al lado de Emanuelson, dejando que sea Pato el único encargado de las rupturas en caso de recibir alguno de los dos. Veremos como lo enfoca Allegri, pero el 3-5-2 permite apretar arriba, cerrar líneas de pase en inicio rival, y además, achicar mucho con los centrales sin excesivo riesgo porque siempre va a haber alguno corrigiendo.

En la F II vemos el inicio de jugada de la Juve. Los dos delanteros sujetan la pareja de centrales del Milan, por lo que Van Bommel deberá ser reservado para no conceder espacio a su espalda, y así sucesivamente en cada uno de las líneas posteriores. Este escenario hace que la Juve vaya a tener, a priori, una salida de balón limpia, porque Pirlo encontrará receptores en su horizontal gracias a la altura de los carrileros, y si no es así porque el Milan quiera ser ancho en fase defensiva, encontrará las recepciones de Marchisio y Vidal por dentro. Por tanto, es probable que la Juve pueda establecer sus ataques de manera más organizada que el Milan.

El ataque estático de uno y otro equipo será un factor decisivo. Si hay una cosa que hacen bien el primer y segundo clasificado de la Serie A, es su establecimiento en fase defensiva, por lo que la destreza de los atacantes para poder superar esas milimétricas barreras resultará clave. En la F III observamos el ataque estático del Milan. Muchos problemas. Sus centrocampistas carecen de talento para filtrar pases decisivos (aquí entra en escena la figura de Robinho, al que creo que, por contexto, no vamos a poder considerarle un punta en ningún momento del partido), que deberá descolgarse y tratar de agilizar el juego metros atrás. Robinho apoyo, Pato ruptura, creo que esta es un máxima necesaria para el equipo de Allegri, además de utilizar a Muntari y Nocerino más para cargar el área que para generar juego, ya que las ayudas laterales que brindan Marchisio-Vidal, pueden liberarles bastante. Ante este escenario, sin Ibrahimovic para ganar choques y producir en espacio reducido, se me antoja vital que el Milan arriesgue. Veíamos que por la estructura de la Juve será difícil que el Milan apriete arriba. Sin embargo, por la naturaleza de sus centrocampistas, existe la posibilidad de realizar muchísimos robos en campo contrario. Creo que debe ser el principal arma ofensiva del equipo lombardo. Para corregir la espalda de Van Bommel, creo que sería conveniente elegir una pareja de centrales Mexes-Thiago Silva, capaces de achicar a mucha altura y empujar a los dos puntas de la Juve.

En la F IV vemos el ataque estático de la Juve. Si está Matri tendrán una opción para pivotar y producir de espaldas, si la delantera es Quagliarella-Vucinic podrán descolgarse generando espacio para la excelente llegada de Marhicisio-Vidal. Que ambos tengan protagonismo puede activar a los carrileros, ya que Nocerino-Muntari estarán exigidos por dentro y se pueden generan opciones de 1 vs 1 en las bandas. Más talento también que el Milan y además, a priori, alternativas para ocupar los espacios de manera más productiva. En cualquier caso, quizá la opción del 4-3-3 ronde la cabeza de Conte. Sería sacrificar el hecho de tener más controlados a los centrales por producir más opciones de 2 vs 1 en bandas.

Me parece, por tanto, que la Juve parte como favorita analizando estas dos situaciones clave, y teniendo en cuenta los factores que rodean al encuentro: un Milan con bajas y disputando competición europea, y una Juve más fresca, sin bajas y además con la opción real de ir mutando el esquema en cualquier instante del partido según se den las circunstancias. Pero si hay algo maravilloso en el mundo del fútbol, es que es impredecible. Pienso que si el Milan consigue potenciar las virtudes de sus hombres, puede hacer daño, y esto pasa por acortar el tiempo de sus robos, y sobre todo, que esos robos se produzcan en campo rival (futbolistas tiene para hacerlo). En cualquier caso, maravilloso duelo el que acontecerá en San Siro. Desde luego, cuando se utilizó por primera vez la expresión “Partita-Scudetto”, era para referirse a choques como este.

También te interesa: Serie A, El ‘Derby della Madonnina’

Síguenos también desde TwitterFacebook

Milan-Juventus: ‘Partita Scudetto’, 4.3 out of 5 based on 3 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche