Histórico
7 febrero 2012Jose David López

Copa Libertadores 2012: Análisis, detalles y favoritos

El prestigio que genera conquistar América y acceder al Mundial de Clubes como escaparate global. Todo ello, bien fusionado con miles de dólares en premios que han crecido en relación a la expectación por el torneo en todo el planeta. Es absoluta prioridad para aquellos que disfrutaron su éxito y bálsamo para los muchos humildes que compiten buscando una galería perfecta donde exhibirse. Una larga lista de condicionantes (calendarios, latitudes, temperaturas o nivel respecto al mar) y estrellas (en ciernes o de regreso a su origen) que estimulan como pocas competiciones y que hacen de la Copa Libertadores un disfrute cosmopolita y exótico cada semana desde este martes.

La 53º edición del máximo torneo sudamericano es más jugosa y apetecible que nunca en todos los sentidos. En lo estrictamente comercial, 5 millones de dólares obtendría el ganador sumando los premios que recibirá en las distintas fases, 60.000 el mejor jugador del torneo y 30.000 su máximo goleador. En lo deportivo, jamás una Copa Libertadores ha almacenado tantas alternativas al título y clubes poderosos del continente pues aglutina los ‘gigantes’ brasileños, las potencias argentinas, la ‘garra’ de los clásicos uruguayos y la imprevisibilidad del crecimiento de clubes chilenos, paraguayos, colombianos o ecuatorianos (los mexicanos se empeñan en ignorarla). Aunque estos últimos no estarán representados por la gran ausencia del torneo, LDU Quito. Por contra, regresa uno de los verdaderos animadores continentales, Boca Juniors.

En toda quiniela de favoritos están los nada menos que seis representantes que ha colocado en competición el fútbol brasileño. Todos ellos candidatos por potencial de sus plantillas, experiencia internacional, capacidad de seguir mejorando por su envidiable dinámica financiera en los últimos años y, desde luego, porque son el rival a evitar. Desde el Santos recientemente coronado capaz de mantener en nómina a la pareja Neymar-Ganso y sumarle adiciones como Fucile, pasando por un plantel con acento ‘europeo’ en Inter PA donde hay hueco para D’Alessandro, Damiao, Óscar, Bolatti o Tinga y recordando a Fluminense y su asignatura pendiente con Fred, Deco, Rafa Moura o Thiago Neves. Además, el actual campeón del Brasileirao, un Corinthians con la mejor defensa de Chicao, Castan y estrellas como Alex o Liedson, el siempre alterado Flamengo con Ronaldinho, Vagner Love o Leo Moura y el competitivo Vasco de Gama con Juninho Pernambucano o Dedé. Sería casi imposible imaginar una foto finish sin uno de estos clubes brasileños. Desde ya, máximos candidatos al título.

Pero la obsesión de la Libertadores será más compartida que nunca en esta edición. El regreso más deseado y esperado lo representa Boca Juniors, principal atractivo argentino del torneo tras sus dos años de ausencia. Desde la presidencia consagrada de Daniel Angelici, se apostó fuerte por volver a la élite y tras ganar el Apertura con Falcioni como técnico reputado y ya respetado, ha sido capaz de contratar a Pablo Ledesma y Santiago ‘Tanque’ Silva, pese a que el killer sólo podrá jugar esta competición (debido a haber participado ya en un mismo curso en dos clubes diferentes y no permitírsele un tercero). Sumando el talento de Riquelme y la experiencia de un bloque competitivo con Schiavi, Clemente Rodríguez, Somoza o Battaglia. La ‘invasión’ argentina se completa con Vélez, un clásico siempre aspirante que mantiene su estabilidad con Careca en el banquillo y nuevos refuerzos a su ya de por sí atractivo organigrama pues llegaron Mauro Óbolo, Federico Insúa y Lucas Pratto. Lanús, Arsenal de Sarandí y los mendocinos de Godoy Cruz, completan el cupo de argentinos.

El reciente coronado campeón de la Copa Sudamericana, un respetable y atractivo Universidad de Chile (ya sin su estrella, Vargas) pero con Sampaoli de líder caracterial, intentará el asalto al gran torneo continental con sus mismas bases estilistas. En ese mismo peldaño de posibles clubes revelaciones’ estaría Chivas de Guadalajara si se compromete con la competición (ya que los clubes mexicanos no suelen involucrarse en exceso) aportando juventud y experiencia atractivas, los dos clásicos uruguayos Peñarol-Nacional debido a la renovación en su moral tras los éxitos del pasado curso. Citando la profesionalidad de Defensor paraguayo, la altura aprovechable en Emelec o Deportivo Quito y el exotismo de Alianza Lima, Deportivo Táchira o The Strongers, esta Copa Libertadores asegura divertimento al mismo tiempo que ojeras para aquellos que osamos sus horarios desde latitudes europeas. Toca disfrutar de la noche.

Todo sobre la Copa Libertadores en su Zona Especial

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche