Histórico
12 enero 2012Jesús Camacho

El soccer de Charles Wreford, visionario del balón

Charles Wreford

La pequeña historia esférica que os voy a relatar se oculta tras un tupido y generoso bigote inglés, tras la impecable apariencia de un personaje que perfila en dos colores la historia de una pasión. En el blanco y el negro de una fotografía que rezuma historia y descansa perenne en los legajos y archivos legendarios de un deporte, que acuñó uno de sus términos de distinción gracias a la ocurrencia y visionaria mirada de Charles Wreford-Brown. Nacido un 9 de octubre de 1866 en Clifton, Bristol, en su figura encontramos a uno de los máximos exponentes de un deporte que dio sus primeros pasos de la mano de una serie de pioneros ingleses entre los que destacó. Aquel que comenzó sus estudios en la Charterhouse School, antes de ingresar en la Oriel College, Oxford University. Un personaje que desde muy joven mostró apasionadamente su atracción por el deporte y, concretamente por el cricket y el fútbol.

Aunque comenzó circunstancialmente como portero, se desenvolvió de forma habitual en la posición de half-back (zona medular) y desarrolló un buen desempeño deportivo en el terreno de juego. Pero si por algo pasó a la historia este visionario del fútbol es por lo que anidaba por su cabeza, por una ocurrencia y la pasión que mostró por un deporte que el tiempo y el hombre convirtieron en un fenómeno antropológico y social. Por su acomodada posición económica fue de los pocos que fueron capaces de hacer deporte sin ganancia monetaria alguna. Sus dos hermanos fueron también futbolistas aunque no lograron las cotas de éxito y popularidad de Charles. Un destacado interior del Old Carthusians y del Corinthians en la década de 1890. Es más, fue miembro activo de un movimiento surgido en Londres llamado Amateur Football Alliance, que abogó por un fútbol amateur, y se desmarcó de la Football Association, organismo este que avanzaba hacia la profesionalización del fútbol y el beneficio económico de los clubes.

En referencia a ello, cuentan que siendo capitán de Inglaterra y tal y como reflejó con posterioridad Steve Bloomer (una de las leyendas del fútbol británico y uno de los primeros cracks del fútbol), guardaba una peculiaridad. En sus pantalones cortos con bolsillos especialmente diseñados, llegó a portar en una ocasión monedas de oro con las que obsequió a cada goleador profesional tras cada gol como medida de presión. En cualquier caso, Sir Charles fue nombrado para representar al Old Carthusians en la FA en 1892, pero poco después asumió y desempeñó su cargo representativo de la Oxford University, hasta su muerte en 1951.  A su vez fue Presidente del Comité de la Selección inglesa en la FA, estuvo presente en la primera reunión celebrada el 27 de mayo de 1914 de la Athenian League y entre 1941 y 1951 prestó sus servicios como vicepresidente de la FA bajo el mandato de Stanley Rous. Hizo un enorme trabajo en la lucha por un fútbol más educado, caballeroso, promocionando el entrenamiento y la formación de los jóvenes.

Capitaneó a la selección inglesa de fútbol entre 1894 y 1895. Su debut con Inglaterra se produjo un 12 de marzo de 1894, en un Gales 5 Inglaterra 1, en un encuentro del British Championship disputado en Wrexham. Por entonces, tenía 27 años y 155 días. Jugó su último partido como internacional el 2 de abril de 1898 en un Inglaterra 1 Gales 1, del British Championship disputado en Parkhead, Glasgow, tenía 31 años y 176 días. Como expone poéticamente el tristemente desaparecido y genial periodista mexicano Ángel Fernández en su libro “Esto es fútbol Soccer” (Editorial Aguilar, 1994) acuñó un término que permanece vigente a día de hoy: “Un caballero inglés, Charles Wreford Brown, de porte y estilo impecable en sus días de jugador del equipo Corinthians, fue el padrino del bautizo del fútbol soccer, porque jugando con la palabra asociación -association-, gritó inesperadamente: ¡SOCCER!

El caso es que la literalidad de los hechos parece que sucedieron de la siguiente manera, pues la palabra soccer no es más que una contracción corrupta del término. Y es que al parecer la costumbre de añadir el sufijo –er, a abreviaturas, estaba de moda entre los miembros de la clase media y alta inglesa en aquella época.  Por ello todo indica que históricamente este término surgió en aquellos finales del siglo XIX, cuando en la Universidad de Oxford, un estudiante le cuestionó a Charles Wreford, “Charles ¿vas a jugar al Rugger”?, término que se usaba para referirse al Rugby Football. “No-contestó-, jugaré al Soccer”, término que utilizó Wreford para referirse a la Association Football y diferenciar a este deporte de los demás.

Una anécdota por la que pasó a los libros de historia y por la que sigue siendo personaje referencial de los comienzos de un deporte por el que sintió pasión hasta el último de sus días. Pero no el único que practicó, pues todo lo relacionado con el deporte atraía al bueno de Charles, que también llegó a ser jugador de ajedrez (participando en el British Chess Championship, de 1933, donde motivos de salud le impidieron llegar más lejos) o de cricket desde 1886 a 1898, entre Gloucestershire y Oxford University. Su Batting style fue el denominado Right-hand bat y su Bowling style, el Right-arm show.

Asumió el cargo de la selección de Inglaterra en los JJOO de Berlín de 1936 y trabajó para el deporte casi toda su vida. Charles Wreford fue otro nombre ilustre de los inicios de este deporte, que en cambio también tuvo a otros tantos nombres anónimos que hicieron de ‘evangelizadores’ del balón allá por donde fueron, y que no fueron otros que los inmigrantes británicos que llevaron el ‘football’ y el “soccer” de Sir Charles al resto del Mundo. Falleció el 26 de noviembre de 1951 en Bayswater, Paddington a la edad de 85 años y 48 días, cuando su soccer comenzaba a convertirse en un fenómeno antropológico y social imposible de parar.

También te interesa: Old Carthusians, la otra cara de la FA Cup

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche