Histórico
30 diciembre 2011Jesús Camacho

Colombia: Una lechuza para la historia

El pasado 28 de febrero de 2011 una fantasmagórica lechuza abandonó su reinado nocturno con su vuelo completamente inaudible, y su suave plumaje para otear desde las alturas una vez más el Estadio Metropolitano del Junior de Barranquilla, donde acostumbraba a ejercer como talismán y acabó convirtiéndose en infortunado protagonista de un partido de fútbol de la Liga colombiana entre el Pereira y el Barranquilla.

La presunta avidez de balompié de la misteriosa reina nocturna propició que la lechuza, que había posado su vuelo mágico a ras de césped, fuera alcanzada por un balón mientras se estaba disputando el juego. Tras detener el partido el colegiado, Luis Moreno, jugador panameño del Pereira, se acercó y propinó una fea e innecesaria patada al indefenso animal, provocando con ello la reprobación de todos los presentes en la escena.

Aquella escena dio la vuelta al mundo y una noticia que bien podría haber pasado inadvertida como una de las simples anécdotas que adornan nuestra cotidianidad, acabó dando la vuelta al mundo deportivo y captando la atención de numerosas protectoras de animales. Mucho más cuando tras habérsele practicado las pertinentes revisiones veterinarias al animal, acabó falleciendo a las pocas horas. Y aunque Lucho Moreno acabó cargando con todas las culpas de aquel deceso, el informe veterinario de la autopsia arrojó un resultado de paro respiratorio producto de una patología denominada Miopatía por captura, que genera la acumulación de ácido láctico a nivel muscular producto del exceso de estrés o de manipulación.

La Policía Ambiental de Barranquilla le abrió un proceso de responsabilidad al defensa panameño, que se convirtió en persona non grata para los aficionados del Atlético Junior, que fueron testigos de la desafortunada reacción del defensor de Dpvo.Pereira. Y es que aquel animal era algo más que una simple lechuza, era el emblema de las victorias del Atlético Junior, pues generalmente cuando volaba sobre el campo el equipo local ganaba

La lechuza había entrado de forma definitiva en la historia y leyenda de Junior Barranquilla, de su gente, su estadio. Por iniciativa del periodista Jorge Cura Amar, la añorada rapaz presidiría por siempre el campo del Junior de Barranquilla. Desde entonces aquella rocambolesca estatua perfila y hace recordar constantemente al aficionado que el fútbol es tan jodidamente maravilloso como para generar este tipo de increíbles historias. Una lechuza talismán que muere tras un duelo a ras de césped con un defensa panameño, que la patea en lugar del balón y sobre el que cae todo el peso de la ley ambiental.

Una historia que tuvimos que ver en video para creerla, pero que acabó con la misteriosa presencia en bronce de aquel animal nocturno que dejó de batir las alas, pero que ejerció un poder de fascinación tan grande que llegó a ser acreedor a una estatua en el Metropolitano Estadio Junior Barranquilla. Con la participación del artista plástico, el escultor Freddy Domínguez, el taxidermista, veterinario y escultor taurino Germán García elaboraron una escultura de la lechuza, en fibra de vidrio con acabado de bronce anticado, en tamaño natural.

El trabajo artístico elaborado en el taller del maestro Germán García y donada al comunicador social en apoyo a su campaña, es exhibido hoy en una urna de vidrio, en el Estadio Metropolitano de Junior Barranquilla, donde una incipiente leyenda cuenta, que al atardecer aquella estatua “canta”, emitiendo gritos sordos y gemidos similares al llanto de un niño humano, Justo como hacen las lechuzas de verdad, aquellas que desde aquel fatídico 28 de febrero cantan los goles de Junior Barranquilla, el equipo al que siempre recordaré como el de la lechuzas de Colombia.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche