Histórico
5 diciembre 2011Daniel Cana

Liga: El resultado nunca duerme

Pepe Mel - ManzanoLa temporada discurre. La Liga BBVA va consumiendo jornadas y ya cerca del fin de año y de la primera vuelta los objetivos de muchos equipos comienzan a alejarse o como mínimo a mostrarse con toda su dificultad. La necesidad de obtener resultados de manera casi inmediata es ya más un apremiante condicionante que una motivación. De manera pública fue Gregorio Manzano en vísperas del derby madrileño el primero en admitir conceptos no directamente propios del juego con el balón como fundamentales para evitar una derrota: las faltas, los errores…aspectos que paradójicamente son menos previsibles que lo que se ejecuta, bien o mal, con la pelota.

Después han venido otros. Garrido, en el Villarreal, culpando al toque de los males del equipo y apostando por un estilo más directo, con idénticos (negativos) resultados hasta el momento. En esta jornada, Pepe Mel quiso cambiar la admirable manera de jugar de su Real Betis, para terminar regresando al origen y completando un buen partido en Pamplona pese a la derrota. En apenas unos meses, de asombrar por su audacia en el Camp Nou, a la dictadura del resultado sin importar el cómo se obtiene. Mel tuvo un momento de flaqueza, porque lo que le diferencia de los demás es esa valentía bien acreditada.

En Málaga, un irreconocible Manuel Pellegrini culpaba básicamente al árbitro de la derrota en San Sebastián en lugar de reflexionar sobre si una cierta falta de ambición con el 1-2 favorable pudo precipitar la reacción de un equipo como la Real que no va sobrada de fútbol pero sí de carácter.

Incluso los más poderosos, aquellos que disfrutan de plantillas de lujo como Real Madrid y FC Barcelona, pueden caer en la tentación de obviar los planteamientos exitosos y habituales cuando llega un gran día. El próximo sábado veremos si Mourinho regresa a su versión más gris del pasado año y, por ejemplo, deja a Özil en el banquillo, o si Guardiola amaga con algún invento cruyffista en el Bernabéu, tipo Alves de extremo.  Ojalá todos los entrenadores y futbolistas pudieran permitirse eso que proclamaba orgulloso el Doctor Sócrates: “No hay que jugar para ganar, sino para que no te olviden”, pero el talento no se reparte de tres en tres puntos.

También te interesa: Liga: Los nombres de la 15ª jornada

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche