Histórico
12 diciembre 2011Daniel Cana

Chelsea: Iniciando la segunda revolución

Chelsea 2011 (2)

El Chelsea se enfrenta cara a cara esta noche a su última oportunidad de optar a la presente edición de la Premier League.  El Manchester City concretizará mejor que nadie el nivel actual del equipo londinense y enseñará a la grada de Stamford Bridge la realidad deportiva de su proyecto, tras semanas de dudas e indefinición. Derrotado en casa con estrépito ante el Arsenal (3-5), también frente al Liverpool (1-2) y además en Old Trafford (3-1), el Chelsea ha perdido esa solidez defensiva que le caracterizó durante el último lustro. Sin embargo, puede que sea el primer aunque doloroso peaje en el camino que les lleve a adquirir una nueva identidad futbolística, más atractiva, moderna y con la que optar definitivamente a ganar la Liga de Campeones. Para eso fue contratado André Villas-Boas.

Ese estilo compacto, agresivo, pragmático y reconocible que implantó Mourinho y que después sin demasiados matices adoptaron Avram Grant, Hiddink o Ancelotti, parecía agotado, así que Abramovich apostó por la juventud de Villas-Boas, avalado por la frescura de su FC Porto, sutilmente acompañada del triplete Liga-Europa League-Copa. Pero ni los comienzos son sencillos ni en un club ya acostumbrado a la élite y dirigido por una personalidad como la del magnate ruso, la paciencia y la trayectoria pasada sirven de mucho.

Seguro que AVL tiene un plan, pero ha tardado en ponerlo en marcha. Hasta que no se han acumulado las derrotas y los malos resultados, mientras que no se apreció amenazado el liderazgo en el grupo de Champions League, el Chelsea se parecía mucho al de las últimas temporadas. Sobre todo, en el meollo de cualquier equipo: el centro del campo. Mikel como mediocentro por delante de la defensa, Lampard y Ramires como acompañantes. Insuficiente para jugar el balón y, lo que es peor, poco estimulante.

Afortunadamente, el apremio de los resultados, en lugar de retraer a Villas-Boas ha servido para que el entrenador intervenga y se decida a iniciar el cambio, esa segunda Blue Revolution tan esperada en Londres.  Mata llegó corto de preparación física, pero desde su debut contra el Norwich City quedó claro para todos que debe ser el faro ofensivo del equipo en el último tercio del campo; máximo asistente de la Premier junto con David Silva, es un fundamental salto de calidad. La sencillez de Oriol Romeu en el primer pase, esa transición de la defensa al centro del campo que tanto le cuesta al equipo, aporta fluidez y continuidad, por lo que la titularidad del canterano azulgrana resulta casi imprescindible. Joshua McEachran queda en la recámara.

Mayor protagonismo para Meireles y Sturridge, junto con la definitiva consolidación de David Luiz para que John Terry pueda respirar y dejar de ser en cada partido el único defensor real del equipo, culminan las apuestas de AVL para rejuvenecer el grupo y confirmar el cambio. Le resta eso sí un último reto a nivel individual, Fernando Torres. Didier Drogba aún es un seguro de vida, pero su marcha del equipo parece cercana, y la edad e inversión en Torres requieren un esfuerzo por el delantero español. Habitual en el banquillo durante el último mes de competición, The Kid es un activo a recuperar y rentabilizar. Nada demuestra que sea imposible, todo lo contrario.

También te interesa: David Luiz, el gigante que no sabía crecer y Berezovski y el pasado oculto de Abramovich

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche