Histórico
7 diciembre 2011Jose David López

Basilea: Los Frei, prosperidad suiza

Fabian Frei - Basilea 2011

Una media de edad de 23,7 años, siete jugadores menores de 25 (varios de ellos aún en la veintena) y confianza sólida en el producto nacional. Old Trafford especuló primero, dudó después y aplaudió con romanticismo inglés sobre el final, pues habían contemplado la primera gran noche histórica del Basilea. El escenario más imponente del grupo, un referente en Europa y un eterno campeonísimo enfrente, eran los ingredientes ideales. Esa generación que nació cerrando los 80, se crió con los mitos de los 90 y manufacturó sus cualidades en el nuevo siglo, desarrolló por fin algo parecido a la felicidad continental, pues el simple hecho de aparecer desde el anonimato, representa un paso colosal.

El Basilea, convertido en la última década en cacique del incipiente fútbol suizo (levantando seis de los últimos diez campeonatos), ha logrado este año ese merecido reconocimiento que llevaba buscando con lucha incansable demasiado tiempo. Un proyecto construido en torno a una cantera helvética que emana progreso y proyección a ojos del mundo (han ganado varios torneos juveniles últimamente), a una extensa-prolífica red de ojeadores por todo el planeta buscando promesas que curtir pero igualmente comprometido con sus iconos más experimentados. Así, han logrado manifestarse en una Champions que ahora les sitúa, les apremia y les concede una finalísima nuevamente ante el Manchester United. Esa mezcla entre generaciones se refleja en un apellido, Frei. El que comparten sus dos grandes protagonistas, el perseverante ayer de Alexander y el esperanzador mañana de Fabian.

Más allá del golpe mediático que supuso para Thorsten Fink el buen comienzo de la actual Champions League (traducido semanas después en una aventura económica-deportivamente atractiva en Hamburgo) y de hacerse notar pese a la baja de uno de sus grandes valores, Sherdan Shaqiri (un poco apartado en la Lista B debido a molestias musculares y cas sin minutos óptimos), el plausible rendimiento del campeón suizo ha estado personificado en su ‘pareja’. Alexander Frei y Fabian Frei han anotado 7 de los 9 tantos que ha marcado el Basilea hasta este miércoles, siendo referencia ofensiva, dueños de balones divididos, segundas jugadas y llegadores activos.

Alexander, y de 32 años, acostumbrado a luchar contra las múltiples lesiones que amenazaron su carrera casi mensualmente, alcanza este año cifras de lo que siempre se apreció en él, un gran rematador (con la selección, 42 goles en 84 partidos). Garantiza una celebración goleadora cada dos partidos, supera la decena a nivel nacional y lleva otros cuatro en Champions, un terreno que tenía como reválida hasta este 2011. Dos goles en Old Trafford en ese mítico 3-3 con remontada incluida, son ya una de sus grandes gestas, aunque haberlo logrado con el Basilea y no con uno de los grandes clubes donde militó en sus mejores años, es tan singular como romántico. Alargar su carrera parecía la meta a corto plazo pero a base de goles, la lucha toma identidad propia y no duda en admitir que el objetivo personal es disfrutar mientras aporta experiencia a un Basilea que “tiene futuro próspero en competiciones UEFA”.

Fabian, de 22 años, es la gran revelación de la edición continental. Con 3 tantos Champions, este recién internacional absoluto con Suiza, tuvo que despertar en el modesto St.Gallen, club donde el Basilea decidió cederlo las últimas dos campañas para intentar encontrar en él al gran llegador que ahora disfruta. Tiene zancada poderosa, se ha convertido en un acompañante letal en segundas jugadas y su potencia por corpulencia y presencia, le permite además tener muchísmo recorrido en una medular donde no tiene sitio predefinido. Finalista en la última Euro Sub 21 y miembro destacado de la mejor generación suiza de las últimas décadas, en él se responsabiliza la selección del futuro pero también el Basilea.

“Puede que nunca volvamos a vivir una experiencia así con el Basilea, pero eso demuestra que tenemos futuro. Estamos demostramos a los aficionados una manera de cambiar su día a día”. Alexander, junto a su ‘hermano’ Fabian y el calor de un miércoles europeo en St. Jakob-Park, quiere seguir creciendo en una Champions que no tiene nombre pero sí apellido. La prosperidad suiza, con los Frei.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche