Histórico
17 noviembre 2011Santi Retortillo

Kuban Krasnodar: Ingredientes para triunfar

Con su gesto serio habitual, y ese tupé que lucía en el Chelsea, aunque en la actualidad el rubio ha tornado en canas, Dan Petrescu no dudó en dejar el Unirea Urziceni, al que había proclamado campeón de Rumanía, para enrolarse en un Kuban Krasnodar que iba a jugar la Russian First Division, segunda categoría del país soviético. El matrimonio estaba predestinado. Un técnico serio y con mucho futuro estrechaba lazos con un club con las cosas clara ys que sabía de la necesidad de una figura como Petrescu para crecer e instalarse en la élite. Desde 1992, cuando se inauguró el campeonato ruso, el Kuban Krasnodar ha sido un club ascensor. Ese año estuvo presente en la máxima categoría, pero desde entonces nunca ha podido estabilizarse en la élite con cuatro temporadas en la Russian Premier League que siempre han terminado en descenso.

La temporada 2010 en la Russian First Division se saldó con el campeonato liguero y el ascenso. Tras 38 jornadas, el Kuban de Petrescu sacó nueve puntos al Volga y diez al Nizhny Novgorod, el club que marcaba la barrera entre el ascenso y otro año en la sombra. Los goles de Sergei Davydov, que llegó a mitad de temporada del Volga-Gazprom, o las actuaciones del guardameta Aleksandr Budakov (recibió únicamente 20 dianas) fueron dos aspectos esenciales, que unidos a la dirección del técnico rumano, devolvieron la alegría a la mitad de Krasnodar que anima a los cosacos.

El Kuban Krasnodar ha sido la sensación de una Russian Premier League 2011-12 que mañana comienza la segunda fase de la temporada. Divididos en dos grupos, ocho equipos lucharán por el título y Europa, mientras que otros tantos lo harán por no descender y evitar la promoción. Los pupilos de Dan Petrescu concluyeron sextos con 49 puntos tras 30 jornadas y se van a codear durante 14 jornadas más (enfrentamiento a ida y vuelta entre los ocho primeros) con los cuatro equipos de Moscú (CSKA, Dinamo, Lokomotiv y Spartak), Zenit, Rubin Kazan y el todopoderoso Anzhi.

Durante el inicio de 2011 y este verano, el Kuban se reforzó de forma ostensible para apuntalar todas las posiciones del campo. Pero sin duda, el fichaje sobre el que debía girar el proyecto fue Lacina Traoré. Cuatro millones de euros por el espigado delantero marfileño que dejaba el CFR Cluj rumano. Sin duda, Petrescu sabía de las artes del punta y no dudó en elegirle como referencia ofensiva. Con su 2.03 metros, Traoré ha logrado 14 dianas en 30 partido,s siendo el tercer máximo goleador del campeonato regular por detrás de Doumbia y Kerzhakov.

Ante el bombo y ruido que ha producido el Anzhi, la labor del Kuban Krasnodar ha sido silenciosa, laboriosa y con el tacto y mimo de un Petrescu al que no le tiembla la mano a la forma de dirigir, como ya demostró cuando dimitió en el Unirea en el momento en que su presidente no le aseguró que la plantilla no sufriese bajas tras el parón invernal en 2009. Con 43 años, y con experiencia como técnico en Polonia, Rumanía y Rusia, la carrera del exjugador del Chelsea se presume muy prolífica. Y más aún si Traoré ayuda con sus dianas a llevar al Kuban a Europa y saltar a la escena continental.

Sexto clasificado, a 12 puntos del liderato, a 10 de la Champions y a cuatro de la Europa League, el Kuban Krasnodar quiere seguir prolongando su milagro desde este domingo ante el Dinamo de Moscú. Acabe como acabe, el año de Dan Petrescu está siendo inmaculado, que con una plantilla hecha con mimo ya ha vencido al Anzhi, Dinamo, Rubin Kazan y Spartak de Moscú. La revelación ya es una realidad.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche