Histórico
18 noviembre 2011Jose David López

Giroud: El remate como modo de vida

El protocolo que llevo para preparar el ‘Espía’, esa sección intocable en PlayFutbol de la Cadena SER, es sencillo. Tengo una lista de jugadores que no gozan aún de mucho protagonismo global o que están reclamando atención por sus cualidades semana tras semana.Cada semana entran nuevos y sale solo uno, pero quizás el que con mayor regularidad pedía un post de este tipo debido a sus últimas grandes actuaciones, es el último gran rematador salido de la Ligue 1 y ya internacional con Francia por reclamo popular: Olivier Giroud.

Delantero centro, realmente un killer de área, un rematador puro y un hombre gol que lleva años ejerciendo la profesión con grandes registros. Con el área como hábitat natural y más aún desde la campaña pasada, se ha convertido en el punta referencia y en el goleador consumado de este Montpellier que sigue en zona alta y que mantiene todas las opciones de convertirse en el equipo del año (otra vez, porque ya hablamos de ellos hace más de un año) debido, entre otras cosas, al propio Giroud.

Tiene 25 años recién cumplidos, experiencia en equipos más humildes donde ha tenido que desarrollar sus cualidades debido a que siempre jugaba como único delantero y que ahora ha sabido explotar a la perfección. Le hemos visto realmente goles de diversa naturaleza y definidos con cualquier escorzo debido a su facilidad para impactar en buenas condiciones la pelota. Rematando de cabeza que es una de sus especialidades, pero también con cualquier pierna y desde luego, siempre con mucha potencia y poderío físico como indica su corpulencia y la presencia de su 1,92 de altura. Y pese a ello, a mí me parece un rematador elegante pese a todo en sus movimientos, que no son bruscos pese a su envergadura, pero sí bien mecanizados. Desde luego, etiqueta de goleador.

Su carrera habla bien de lo sacrificado que fue para Giroud lograr atención mediática digna de sus expectativas. Se ha curtido enormemente en clubes menores donde siempre tenía que sacar provecho de las pocas opciones que disponía o de la soledad de un delantero cuando actúa como único referente y es que hasta que llegó a Montpellier, sólo había jugado en Ligue 2 (segunda división gala), con Grenoble o Tours, e incluso en National (la tercera categoría), con el Istres. Pero hace dos temporadas sus números en el Tours le colocaron como máximo goleador de segunda división con 21 goles. Ya ese invierno estuvo cerca de salir con 13 goles en sus primeros 16 partidos y aunque quiso quedarse allí, eso le sirvió para dar el salto meses después y debutar por fin en Ligue 1 con el Montpellier. Y su adaptación pese al salto, fue estupenda. Ya marcó 12 goles en su primer año y este, ya suma 9 contando también en Copa.

Personalmente, no tengo dudas de que está al nivel de otros delanteros que sí han destacado por sus registros en Francia (ejemplo, Gameiro) y que en breve no sólo podrían ganarse un traspaso a un club con mayores prestaciones, sino que también se vaticinaba la llamada por fin oficial, desde Laurent Blanc con la selección francesa. Curiosamente, a nivel internacional, sólo fue convocado con cierta regularidad en categoría Sub 16. Esta quincena de compromisos internacionales significó su debut, cumpliendo un rol donde puede ser importante en un futuro cercano y sumando esfuerzos para ganarse una plaza en el sprint de la Euro 2012.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche