Histórico
7 noviembre 2011Jose David López

Apuntes del fin de semana internacional

QPR-Manchester City (2-3):

Sólo provocado por la ambición, energía e intención de un equipo humilde pero luchador por decreto, provocó que el partido entre un ‘millonario líder citizen’ y un recién ascendido, tuviera estimulaciones constantes hasta la recta final. No se contentó von increpar, ponerse por delante en el marcador o complicar al ‘gigante’ sino que el QPR, apoyado por el coqueto Loftus Road y con un técnico atrevido como Neill Warnock, fue capaz de empatar el choque una vez que ya había recibido dos goles en contra. Actitud sacrificada y global que, pese a todo, acabó encontrando un castigo que hubiera sido superior de haber planteado el partido a la defensiva. Las individualidades de Dzeko, Silva o Yaya Touré, decidieron un partido donde se demostró que, pese a estar sólido y tener encarrilado cada partido por ello, este Manchester City aún puede ser sorprendido. Eso al menos quieren pensar sus perseguidores, siendo aún el más cercano su ‘vecino’ United, a cinco puntos. (Videos de Champions Asia y MLS, abajo)

Milan-Catania (4-0):

Ha empezado a reunir a muchos de los jugadores que tiene lesionados (el próximo en regresar debe ser Pato) y pese a tener en la enfermería a Cassano o Gattuso probablemente para muchos meses (si es que pueden regresar), el Milan ha logrado crear ya una base en los últimos partidos donde Zlatan Ibrahimovic y Robinho, forman la pareja ideal y rentable. Ellos doblegaron casi en solitario a un Catania que empezó bien pero acabó siendo ‘carne’ de su falta de pegada en sus pocos acercamientos que pudieron haber alterado el guión. El sueco convirtió un penalti generado por el brasileño y cada uno de ellos acabó con un gol pero con participación activa en cada amenaza milanista. Desborde, desequilibrios y talento que aprovecharon Zambrotta y Lodi (propia puerta), para aumentar las cifras de una victoria que coloca al Milan líder debido a la suspensión del choque de la Juventus.

Jeonbuk-Al Saad (Final Champions Asia decidida en penaltis para los qatarís)

Con el estadio de Jeonju a rebosar y un ambiente preparado para la fiesta local, llegó la sorpresa en la Final de la AFC (Champions Asia). El Jeonbuk Motors, campeón sur-coreano hace sólo unos días y con un estilo mucho más aseado que la gran mayoría de clubes continentales, acabó desquiciado en una pesadilla que generó la sorprendente victoria del Al Saad. El equipo qatarí, que había llegado a la finalísima después de una sanción polémica (en cuartos al Sepahan iraní lo castigaron con 3-0) y de un escándalo (en semifinales no lanzaron fuera una pelota que su rival había mandado anteriormente para atender a uno de sus jugadores, siendo esa jugada posteriormente aprovechada para marcar gol), acabó convirtiéndose en campeón de Asia.

Una final que arrancó con gol de la estrella coreana, Eninho, a balón parado pero que evidenció la mayor pegada qatarí con gol en propia puerta de Sik y un remate a la contra de Keita. Aunque el dominio pertenecía al Jeonbuk y las ocasiones se multiplicaban, un saque de banda hizo justicia con los locales, que igualaron en el tiempo de prolongación por medio de Lee. En la prórroga, Al Saad intento frenar con constantes faltas y disputas que su rival creciera pero Jeonbuk dejó escapar hasta cuatro acciones donde el gol parecía evidente, topándose en todas ellas con los postes o con un Mohamed Saqr (portero qatarí), tan irregular como héroe.

Porque fue él, el mismo que había encajado un gol absurdo, el que bloqueó dos penaltis en la tanda final. Belhadj, estrella junto a Mahamadou Niang y Kader Keita, fue el encargado de coronar la sorpresa, sumar el segundo entorchado (tras el de 1989) y lograr que el fútbol asiático deje de estar dominado por coreanos o japoneses, que habían levantado doce de las últimas quince ediciones. Los dirigidos por el singular Jorge Fosatti, estarán en el Mundial de Clubes.

MLS: Los Ángeles Galaxy y Houston Dynamo, a la final

Era la cita que iba a poner el ‘broche’ al fin de semana futbolero desde Europa y aguantando hasta horas intempestivas, Los Ángeles Galaxy y Houston Dynamo, acabaron decidiendo su pase a la finalísima de la MLS de esta campaña 2011.

En la primera semifinal, Houston venció de manera sorprendente e inesperada a Sporting Kansas City, que había sido la mejor franquicia en la liga regular y que jugaba en su estadio, aunque no encontró nunca comodidad en el césped. Hainault en un rechazo del portero y el hondureño Costly cuando el choque ya agonizaba, metieron en la final a la Orange Crush. En la segunda semifinal, sí se cumplieron los pronósticos y los angelinos del Galaxy, vencieron con solidez a Real Salt Lake. Donovan (máximo goleador de los playoffs con 19 dianas) abrió el marcador de penalti y aunque Osorio empató casi a continuación, el irlandés Keane y Mike Magee, sentenciaron en la reanudación. El domingo, la gran final.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche