Histórico
12 octubre 2011Daniel Cana

Euro 2012: España, oficial al mando

Aquello de que a nadie le gusta perder es una de esas máximas que tanto abundan en el fútbol, cuya demoledora obviedad incita casi a detenerse en ellas. Así, nobleza y exigencia obligan a la búsqueda de la victoria y el resultado. Sin embargo, las selecciones nacionales afrontan durante cada año dos tipos de partidos: los amistosos, con ánimo recaudatorio más que de preparación competitiva, y los oficiales, los que dan y quitan. Caer y con cierta holgura ante rivales como Argentina o Portugal no es agradable, menos si cabe como Campeón del Mundo, pero desde aquella infausta tarde ante Suiza en el Moses Mabhida Stadium de Durban, España lo ha ganado todo.

La selección siempre compitió bien las fases de clasificación. Con Clemente o Camacho en el banquillo, el periodo de grupos era resuelto con comodidad, para luego perder las expectativas creadas en ellos durante los grandes torneos, bajo el pánico y las urgencias históricas. Todo aquello terminó con el penalty de Cesc ante Italia y la Euro 2008, para culminar en el éxtasis mundialista. Hoy, tras derrotar a Escocia (3-1), España certifica el acceso a Ucrania-Polonia ’12 con pleno de victorias e igualando el récord total de triunfos consecutivos, catorce, en posesión también de la Francia de Santini (2003-2004) y, precisamente, la actual Holanda “sudafricana” de Bert van Marwijk.

Con todo, lo más destacado ni siquiera son los resultados. El verdadero motivo de orgullo y optimismo es el presente y el futuro del equipo, que no acerca a percibirse limitado. Lujo en la portería con Casillas, Reina y Valdés. Centrales de categoría con Piqué, Puyol, Albiol (más Botía o Domínguez en la sub 21), polivalencia con Ramos, renovación por fin en el lateral izquierdo con Alba a la espera de José Enrique. Construcción garantizada en medio campo con Busquets, Martínez o Alonso.

Talento mayúsculo que asegure el estilo y la rapidez de balón con Xavi, Iniesta, Mata y Cazorla. Enganches en el mejor momento de su carrera como Silva y Cesc. Futuro con Thiago. Verticalidad en punta con Pedro. Gol con Villa y sí, por supuesto, también, con Torres. Lo mejor, es que solo pueden jugar once. O, mejor dicho, hay once en el banquillo del mismo nivel que los once que juegan.

El 4-5-1 por el que apostó Luis Aragonés y que Del Bosque también utiliza con frecuencia quizá sea el sistema que mejor permite la expresión absoluta de la inteligencia y destreza que caracterizan hoy día el fútbol español. El primer gol a Escocia es una buena prueba de ello. Y los que quedan. Ya estamos en la Euro 2012.

Te interesa: Silva da un recital de record (3-1)

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche